Inicio Semana Santa Y usted ¿qué critica si nunca vistió el hábito?

Y usted ¿qué critica si nunca vistió el hábito?

0
Compartir
Foto: Rafael J. Gómez

Desde anoche, estoy leyendo en redes sociales críticas a la gestión de la Agrupación de Cofradías de la Semana Santa de Málaga con los abonados. Y, lo más llamativo de algunas de esas críticas, es que vienen de gente que ni les gusta la Semana Santa, ni la sienten, ni la viven, ni se emocionan con ella, ni la lloran, ni vistieron el hábito, ni nada de nada.

Yo, por que en primera instancia soy el primero en hacer esas críticas, entiendo que todos los que somos o hemos sido actores de este “teatro”, aunque el personaje simplemente haya sido el de espectador, podemos criticar con educación y respeto para mejorar la Semana Santa.

Pero lo que no debemos de aceptar nunca los cofrades, son la críticas que vienen de fuera. YA ESTÁ BIEN. No debemos de tolerar que las críticas vengan de personas que no tienen ni zorra idea de lo que es la Semana Santa, y de lo que las Cofradías han hecho por esta ciudad y, por supuesto, que no tienen ningún respeto hacia ellas.

NADA NI NADIE, ha vertebrado más a esta ciudad que sus cofradías, sus cofrades, y su Agrupación, con decisiones erróneas, y algunas veces polémicas, pero siempre tomadas por Málaga y para Málaga.

Sí señores, las sillas generan mucho dinero, el cual sirve para financiar a las propias Cofradías. ¿Y qué? Están en su perfecto derecho de hacerlo para más esplendor de las Cofradías que recae en la propia ciudad. Sí, sí. En la propia ciudad, digan ustedes lo que digan. La Semana Santa de Málaga, hace que Málaga sea conocida a nivel internacional. Que el movimiento turístico alrededor de las cofradías genere muchos beneficios a la ciudad. “Ayyy perdón, que se cortan las calles y no tenemos claro si la Agrupación paga la ocupación de la vía pública”. ¿Qué puñetas me está usted contando? No hay ningún ente privado o público en esta ciudad que ponga tanto patrimonio en la calle de forma gratuita, al servicio de la ciudad y de su gente.

¿Y por qué necesitan las cofradías esa financiación a través de la sillas? Pues, posiblemente, porque nadie recoge y reparte más hacia la caridad para los demás que las Cofradías. NADIE.

Obras de caridad, Corinto, Cáritas y algo que nadie valora y a ver si algunos se empiezan a enterar: PUESTOS DE TRABAJO. Sí señores críticos de las “romerías de muñecos de palo y trapos”. Puestos de trabajo en forma de tallistas, orfebres, bordadores, doradores, etc… etc…

Pero, además, financiarse de lo que algunos llaman “un club privado” como son las sillas, no solo es legal, sino lo más correcto en una sociedad democrática.

Así que lecciones de moralidad de quienes no valoran lo que las Cofradías hacen por los malagueños, NI UNA. Por eso les digo que nos dejen a los Cofrades con nuestros propios problemas y las soluciones para ellos, y dedíquense a disfrutar de los beneficios que le genera cada una de las Cofradías a esta ciudad. Sobre la puesta en valor de muchas zonas desoladas de la ciudad, que se han rehabilitado gracias a las Cofradías, de eso hablamos luego amigo, aunque usted me dirá que tampoco pagan el IBI del suelo ocupado, ¿verdad?.