Y le dijo Unicaja al Bruixa d’Or ¡Levántate, y anda!

0


Ya el comienzo lo comenzaba a dictar en el diario del partido. Un comienzo horroroso por los visitantes (8-2) con dos triples de White, comenzaban a diseñar un partido en el que el Unicaja, jamás dio miedo a los colistas. Toolson veía el aro como un hoyo de golf y lanzaba con un balón de playa, no le entraba nada. Debió gastar la puntería ante los turcos del Efes. Es más, es que en todo el primer tiempo no le entró un solo triple a los malagueños (0 de 4) y el Manresa era todo lo contrario, lanzaban una pelota de golf en una piscina olímpica (3 de 7), marchándose en el marcador por 22-15.

Ya no solo resucita el Málaga CF, sino el Unicaja le copia. El colista le gana al líder que lo era hasta esta jornada. 80-76, resultado final, que estuvieron a punto de empatar, pero el día no era para los de Plaza.

Pero no iba a cambiar el panorama en el segundo cuarto, todo lo contrario, un verdadero desastre, numerosas pérdidas, fallos increíbles, desajustes de patio de colegio, hicieron que llegasen a irse de hasta 19 puntos. Un resultado final que llevaba a los jugadores al vestuario en el descanso de 49-32, con una valoración de 57 a 30 lo dicen todo. Un Toolson que en el primer cuarto estaba “missing in action” fue el máximo anotador con 10 puntos.



Se esperaba una salida en tromba de los malagueños tras el descanso. Imaginábamos que Joan Plaza les había leído la cartilla a sus jugadores, y al menos, en los primeros minutos fue así, porque parecía que le echaban más garra. Un triple de Toolson fue la primera canasta del tercer cuarto que daba alas a los seguidores del equipo del Martín Carpena… Todo un espejismo. La cartilla, o se le había dejado en Málaga o en el avión de ida, porque de nuevo, todo mal. De nuevo –quizá por el cansancio del partido del viernes- los pases se erraban, las canastas no entraban, los balones eran de pinchos en manos de jugadores que no atinaban con cogerlos con fuerza… Aquello de Lázaro, levántate y anda, conocido, sobre todo en el mundillo futbolero, parecía que estaba en el Nou Congost, se le dio vida a un colista que solo llevaba 5 triunfos en esta temporada, y lo que es peor, podíamos perder el liderato. Y así con ese juego deshilachado se llegaba al final del tercer cuarto con -15: 70-55

Y ese cuarto comenzó como el tercero, con otro triple, esta vez de Stefansson, pero Dewar quería ser un invitado a esta fiesta y le replicó acto seguido con otro tiro desde los 6,75. En este momento se me venía a la cabeza al gran Raphael “la vida sigue igual”. Pero parecía que el soldado Ryan, sería quien salvaría a esta tropa, y a base de triples y mejores jugadas, llegábamos a esa barrera llamada “psicológica” de los 10 puntos (73-63), El aire iba llegando a los pulmones de los unicajistas cuando a falta de 3:32 se colocaban a 5 (75-70). El marcador se comenzaba a ajustar a beneficio de los visitantes. Pero de nuevo, los nervios, las manos blandas, los fallos, etc., comenzaba a hacer estragos. 78-70 y dos tiros libres para Stefansson para acercarnos poco a poco en el luminoso, y… ¡agua!

Los dos tiros los falló el islandés. El equipo parece que no reacciona. Y así, como una carrera contra el crono, se llegaba a falta de 1:11 con el marcador 78-76 tras una excelente reacción llena de “testiculina” (¿Por qué no antes?) y un triple de ¿Quién? Exacto Toolson. Faltas, tiempos muertos y el partido en un puño. Se esperaba que la serenidad y la veteranía jugasen a favor de los malagueños, pero la tónica del partido continuaba, Gabriel perdió un balón tras un tiempo muerto y saque de banda y… final del partido 80/76. ¿Quién se lo explica? Yo no, la verdad. Un sabio del deporte dijo que cuando el enemigo está agonizando hay que rematarlo, pero el Unicaja ni lo intentó matar, es más, se suicidó.

Un partido cómodo en un principio, resultó un verdadero desastre que os ha costado, no solo una derrota, sino la pérdida de un liderazgo, que tal como viene el Real Madrid, el partido de vuelta el próximo 19 de abril, tiene que significar mucho. Porque a pesar de ganarles el basket average (+7) debemos de tener ganado un partido más que los blancos para ser líderes en la temporada regular. El factor cancha, en esta temporada es vital.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí