Inicio Mi MálagaCF Una ensaimada para celebrar (1-2)

Una ensaimada para celebrar (1-2)

0
Compartir

El Málaga CF ha vuelto a ganar fuera de casa, esta vez en el estadio de Son Moix, ante el MallorcaCF. Desconozco si se ha producido la típica imagen de la expedición malaguista adquiriendo ensaimadas en el aeropuerto mallorquín, al ser algo tradicional para los equipos que visitan las islas; pero bien merecido tendrían celebrar esta sufrida victoria con la degustación de este exquisito manjar.

Este año en Segunda será no apto para cardiacos. El último minuto de partido en Son Moix no se lo debemos desear ni al peor de nuestros enemigos. Si quieren pasarlo mal, tener el alma en vilo, olvídense del Expediente Warren o del El Exorcista, vean por televisión un partido del Málaga, de los que juega fuera de La Rosaleda. Sentirán el vértigo de poder perderlo todo en 10 segundos, sobre todo cuando las victorias son más necesarias que nunca.  

Ayer, en Mallorca, sobrevoló el fantasma del Molinón. Temimos por el resultado en los últimos instantes de partido, pero esta vez, la fortuna se alió con los malaguistas. Tras un primer tiempo horroroso por parte del Málaga, como viene siendo habitual, en la segunda mitad volvió a emerger ese equipo que se ha mostrado contundente en algunos encuentros de esta liga. ¿Qué hace distinto a este partido? ¿Por qué el Málaga ha vuelto a ganar fuera? En nuestra opinión se podrían resaltar algunos factores que parecen determinantes:

  1. El Málaga CF gana en defensa con la aportación de Cifuentes. Sabemos de sus limitaciones, pero las suple con garra y sabiendo cual es la función que ha de asumir un lateral de banda. En el primer tiempo no lo pasó bien con Lago Junior, pero en el segundo todo fue más fácil para él. El premio del gol fue fruto a su insistencia por sumarse al ataque. Y cuando ha de centrar balones al área, no tiene un mal golpeo. Estamos ante un lateral aceptable para Segunda División, tal y como demostró en el Girona. Cuando la defensa malaguista recupere a Luis Hernández ganará en contundencia y experiencia. Algo muy necesario en la categoría de plata.
  2. Dani Pacheco jugó ayer su mejor partido desde que viste la elástica blanquiazul. Titular, sin ser sustituido por nadie –lo hizo Lomban en el 91 para perder tiempo- ni sustituto de nadie. Asumiendo galones y no tan cosido a la banda, con mayor libertad de movimientos. Tiene calidad y el Málaga se ha de aprovechar de ella. Ayer Muñiz estuvo acertado con la titularidad de Dani Pacheco. El pizarreño no debe ser siempre el recambio de Ontiveros, cuando ambos, forman parte del grupo de futbolistas con mayor calidad de esta plantilla.
  3. La irrupción de Ontiveros fue providencial. Revolucionó el segundo tiempo. El Málaga fue a por el partido. No podía ser de otra manera manteniendo en el campo a dos delanteros -Harper, Leschuk-, a Pacheco y a Ontiveros. Con esta determinación se debe jugar fuera de casa. La aportación de Juanpi es nula y ayer fue sustituido cuando estaba empezando a entrar en juego, pero este equipo no puede estar a expensas de un futbolista que empieza a carburar en el minuto 60 de partido. La posición que ocupa un futbolista como Juanpi, que jamás se mantiene pegado a la banda porque no es su sitio, es demasiado importante para un equipo. El venezolano, jugando de esta forma, ni aporta nada para el club ni supone ningún escaparate atractivo para los que deseen pujar por él. Muñiz tendrá que sopesar las ventajas e inconvenientes de la titularidad de este futbolista.
  4. Munir estuvo providencial. Las enormes paradas del meta malaguista a bocajarro salvaron al conjunto malaguista de un resultado negativo. No se deben achacar las victorias o las derrotas al concurso de un único futbolista, pero hemos de reconocer que ayer Munir estuvo sensacional cuando tenía que estarlo.
  5. La labor de Blanco Leschuk y Harper. A pesar de la sequía goleadora que a veces atraviesan los delanteros malaguistas, hemos de reconocer el trabajo importante que llevan a cabo para el equipo. El argentino es un verdadero incordio para las defensas adversarias, y no solo para los defensas, también para los centrocampistas. Muchas jugadas de peligro del Málaga son fabricadas en las botas de Leschuk, por su hábil manejo de balón en pugna con los contrarios. Si tuviese más gol, sería un delantero total. Vamos a confiar en que comience a ver puerta de nuevo.
  6. Los cambios acertados de Muñiz. Cuando el técnico acierta, hay que decirlo. Y ayer los cambios que llevó a cabo fueron acertados. Ontiveros para revolucionar el partido, Lacen para dar oxígeno en el centro del campo, y Lomban para perder tiempo en el 91. Pero manteniendo a los dos puntas. Una vez resaltados los aspectos positivos del partido no podemos obviar lo negativo. El primer tiempo del Málaga no fue bueno. Sigue teniendo gran dificultad para sacar el balón jugado desde atrás. Los “pelotazos” desde la zona defensiva se prodigan en exceso. El Málaga ha de rastrear en el mercado para contratar a un medio centro con capacidad de creación.

El próximo viernes viviremos en la Rosaleda otro bonito derbi, esta vez ante el Cádiz. Partido de los buenos, de los de antes, con sabor a sana rivalidad y de amargo recuerdo por aquel aciago penalti que el bueno de Antonio Mata no pudo materializar. Una de las noches más tristes que el malaguismo recuerda, pero que ya forma parte del pasado. Esperemos que el partido del viernes tenga un final feliz







Compartir
Malagueño y malaguista. Feliz de ocupar este rinconcito de BlogMálaga. Me gusta Internet y me encanta la libertad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.