Un Málaga revolucionado se trae los tres puntos de Riazor

0

Comenzaba el Dépor-Málaga una soleada tarde en la capital gallega y Adrián fue protagonista llevando solamente 3 minutos transcurridos de partido. Sufrió dos faltas, una de ellas idéntica a la que él cometió hace dos semanas en La Rosaleda y que iba a costarle la expulsiòn directa, pero que esta vez los colegiados no sancionaron con la misma vara de medir. Recibir un pisotón en el tobillo es roja directa, pero está claro que depende quién sea el que comete la falta… Y también fue el autor de primer tiro a puerta de la escuadra de la Costa del Sol.

El Málaga, vestido de rosa para la ocasión, dominó claramente los primeros compases del partido, siendo de alabar su gran capacidad defensiva que llevan protagonizando los de Víctor a lo largo de la presente temporada. Si algo hay que reprocharles, es la poca capacidad ofensiva del equipo, a pesar de que Sadiku, quien lleva tres dianas hasta la fecha de hoy, llegaba bien ante los palos del equipo gallego.

Era tal el dominio del partido de los malagueños que, hasta pasados 20 minutos, los gallegos no llegaron a la portería de Munir por primera vez, además de hacerlo sin peligro alguno. 

La primera amarilla llegaría en el minuto 40, cuando Nolaskoain paraba de forma ilegal al “toro” Antoñín. Un minuto después, el esfuerzo atacante de los de Víctor tuvo su premio, al rematar a las mallas gallegas completamente solo Mikel Villanueva un balón que le llega en bandeja y que sería el gol número 21 que encajan los gallegos esta temporada.

Comenzaba el segundo tiempo en Riazor sin cambios y con un Cristo que la tuvo en dos ocasiones. El canterano llegaba prácticamente solo a la portería rival y disparaba con toda su intención, pero en las dos ocasiones Dani Giménez, con dos grandes paradas, acababa con las ocasiones del joven jugador.

El Málaga intentaba, y conseguía, meter miedo a los de Riazor, que presentaba una escasa media entrada en sus gradas con un público que mostró su desacuerdo por el mal juego de su equipo en forma de varias pitadas. El respetable no solamente, protestaba su juego, sino también su escasa capacidad de defender y realizar ataques fructíferos de sus jugadores.

Hasta el minuto 55 no llegaría la primera jugada de peligro del Dépor, la cual fue anulada por el albanés Keidi Bare, quien celebraba su intervención sin llegar a finalizar la jugada que en esos momentos se producía. Desde luego que este equipo no se parece, ni de lejos, a aquel que nos eliminó en la Fase de Ascenso en la temporada pasada. Curioso que dos equipos que la temporada pasada luchaban por ascender a la categoría de oro del fútbol español, se hayan presentado hoy en Riazor siendo los dos últimos clasificados en la tabla de La Liga SmartBank.

Ya en el 87 y tras un fallo del guardameta local, Sadiku sentenciaba el partido en Riazor y el Málaga se traía para casa, por segunda vez esta temporada, los tres puntos para casa y dan un descanso a sí mismos y a su sufrida afición. Un golpeo de cabeza desde fuera del área sentenció con un definitivo 2-0 el partido en Riazor.

La cantera ha sido determinante en el partido de hoy. No es que Víctor haya tenido la visión que no tuvieron José González y Muñiz. Y es que el técnico malaguista no ha tenido más remedio que tirar de ella tras la nefasta gestión deportiva de Martiricos el pasado verano, que ha dejado un equipo que ni el antiguo Astoria puede presumir de tener mejor y mayor solar. Esperamos que el dueño del equipo no los use para volver a hacer caja en beneficio propio y deje que éstos despeguen deportivamente en el equipo de la Costa del Sol.

En fin, a la espera del resto de resultados, salimos de la zona roja de la tabla. Y hoy hacemos nuestras las palabras del míster: “Con una victoria, llegarán otras más”.







DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.