UMA: Juntos por el triunfo

0

El ritmo adquirido por las dos victorias consecutivas del plantel verde a domicilio espera hallar un impulso extra en su regreso al Pabellón Fernando Argüelles frente al Manzanares FS

Un club inmerso en la élite competitiva atraviesa por picos de forma altos y otros más bajos. El CD UMA Antequera se esfuerza por dejar atrás una pequeña racha negativa de resultados, mientras se afianza en una línea ascendente de victorias. Cada jornada, en especial cuando solo quedan ocho, la intención primordial es la de sumar tanto en puntos como en sensaciones. En Tenerife, los guerreros universitarios comandados por Manuel Luiggi Carrasco “Moli” fortalecieron sus aspiraciones de jugar play-off y la semana pasada lograron confiar en sus verdaderas posibilidades de hacer daño a cualquier miembro de la Liga. Llega el momento de alcanzar una regularidad ganadora. La vuelta al Pabellón Fernando Argüelles se antoja clave para ello.

El duelo de este sábado 3 de marzo, a las 17.00 horas, frente al Manzanares FS inicia la fase más especial de la temporada en Segunda División. Todo el equipo unido junto al apoyo primordial de la afición marca el primer golpe de los ocho que se deben ir asestando en la consecución de un desafío apasionante. Si la escuadra antequerana consiguió vencer al equipo revelación a domicilio, el FSD Puertollano, no puede permitirse fallar de nuevo en casa. El choque con Elche demostró la ineficacia de mirar a la clasificación y pensar que por la diferencia de puntos el triunfo está cercano. Los tres puntos requieren de una perfecta puesta en escena a la hora de interpretar cada detalle del juego. En el partido de ida, la concentración premió al grupo (3-5). Miguel Fernández y Juanra, ambos con dos goles, frenaron los intentos de revertir el marcador.

Los de Carlos Sánchez, décimo segundos en la tabla (25 pts), necesitan puntuar en su visita a la Ciudad de Los Dólmenes. La presión del descenso la sienten cerca al aventajar solo en tres puntos al conjunto que marca esa zona de peligro. “Hacer bueno el triunfo en Puertollano. No cabe otra. Nos da confianza esa victoria, pero al mismo tiempo no podemos confiarnos con un equipo que necesita los puntos, le está echando el aliento Elche y Noia, y está cosechando unos resultados fuera de casa muy importantes. Un conjunto con jugadores de mucha experiencia, cogió una dinámica negativa al principio y, por eso, está abajo. Puede ganar en cualquier pista”, detalla el entrenador malagueño.

A los grandes conjuntos se les distingue por el correcto aprendizaje de la derrota y la victoria. Un marcador favorable deja una ejecución correcta de una idea de juego, a la vez que no puede esconder los errores cometidos. El cuadro antequerano recupera poco a poco sus puntos fuertes. Conservar una posición de privilegio, actualmente el cuarto lugar (41 puntos), exige de un sólido planteamiento defensivo en cada cita liguera. 3 tantos en dos envites a domicilio aportan un brío extra en el ajuste del punto de mira de cara a portería. En fútbol sala se premia la concreción del mayor número de ocasiones en área rival. 8 goles figuran en las estadísticas de los compromisos consecutivos del fortín verde.

“Nosotros tenemos que analizar, al margen de las virtudes, lo que hicimos mal, aquello que nos llevó al empate a falta de treinta segundos, corregir algunos momentos de crisis en defensa para que no vuelva a ocurrir. Manzanares viene con jugadores capaces de jugar muy bien en la posición de pívot y, en cualquier instante, te hacen un roto. Hay que saber cuándo replegar, hacer las ayudas o subir la presión a tres cuartos de cancha. Eso es lo que me interesa a mí que aprendan los jugadores. Las cosas positivas van unidas a la actitud, compromiso, esfuerzo diario, pero los errores deben ser analizados. Se prevé un partido complicado en el que tenemos que estar al 101% para contrarrestar el juego de ellos e intentar finalizar las oportunidades”, resalta Moli.

Si miramos al calendario de Segunda División, al representante malagueño se cruza con rivales directos a domicilio y en casa espera equipos necesitados de victorias. “La Liga está preciosa y muy competida. No se sabe dónde va a caer un equipo. Cualquiera puede ganar. Tampoco sabemos lo que es peor, si recibir a los clubes de zona baja o visitarlos fuera, porque son partidos trampa. Lo comenté otras veces, no podemos mirar la clasificación de los equipos, hay que mirar el momento de forma por si adquieren una línea ascendente o dinámica positiva. Tenemos que estar muy preparados para todo. Cada partido es diferente y requiere una concentración alta, competir los cuarenta minutos y no por jugar en casa, la afición aporta un plus, te puedes relajar. Ahora mismo el encuentro de Manzanares es el más importante. A ver si llegamos mentalizados en ganar”.