Inicio Sucesos Tres detenidos tras obtener 60.000 euros con el timo del tocomocho

Tres detenidos tras obtener 60.000 euros con el timo del tocomocho

0
Compartir

Según las investigaciones, los arrestados –de nacionalidad española- desarrollan su actividad de forma itinerante, eligiendo a sus víctimas, en su mayoría, entre personas de edad avanzada 

A los arrestados se les atribuyen, hasta el momento, cinco hechos delictivos denunciados en La Coruña, Orense, Zaragoza y La Línea de la Concepción (Cádiz)

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas –dos hombres y una mujer, de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 36 y 50 años- como presuntas responsables de un delito continuado de estafa. Los arrestados, especialistas en el timo del “tocomocho”, han sido localizados en Málaga donde habían fijado su residencia. Los investigados desarrollan su actividad de forma itinerante y eligen a sus víctimas, normalmente, entre personas de edad avanzada.

Origen de la investigación: dos denuncias en La Coruña

Se inicia raíz de dos denuncias interpuestas ante la Policía Nacional en La Coruña relacionadas con dos estafas -realizadas a través de la modalidad del “tocomocho”- que había causado a las dos denunciantes un perjuicio económico de 41.000 y 10.000 euros, respectivamente.

Fruto de las pesquisas, los agentes de la comisaría coruñesa averiguaron que detrás de los hechos había dos hombres y una mujer, que actuaban de forma itinerante y con un claro reparto de funciones.

Las gestiones siguientes llevaron a los agentes a identificar a los sospechosos, dos hombres de 50 y 38 años de edad y una mujer de 36 que podrían tener su domicilio en la provincia de Málaga. El pasado día tres, en Málaga eran localizados y detenidos por su presunta implicación en los hechos. Hasta el momento, se les atribuyen cinco estafas denunciadas en La Coruña, Orense, Zaragoza y La Línea de la Concepción (Cádiz) que habrían causado a los denunciantes un perjuicio económico superior a los 60.000 euros.

Tocomocho o número premiado

El término “tocomocho” deriva de la expresión “tocó mucho”. Es el viejo truco del boleto de lotería supuestamente premiado que no puede cobrarse. En este fraude suelen actuar dos o más personas que fingen no conocerse entre sí. Para dar más verosimilitud, los timadores, una vez que han elegido a su víctima potencial –normalmente entre personas de edad avanzada- le muestran un billete de lotería que comparan con una lista de premios –que no se corresponde con la oficial-. Seguidamente aparece en acción el gancho que convence a la víctima de que ha sido premiado y que le conviene comprarlo. Si accede, la acompañan a su domicilio o al banco, cobran lo pactado y le entregan la lotería que en realidad, como posteriormente comprobará, no tiene ninguna validez.

Un clásico actual

A pesar de ser procedimientos empleados desde hace muchos años y sobre los que se dan frecuentemente consejos de prevención, cada año se registran numerosos casos de víctimas de estos delitos. Para prevenir estos hechos la Policía Nacional, dentro del Plan Mayor Seguridad, imparte charlas informativas en centros para personas de edad, ayudándoles a reconocer cuándo pueden estar siendo víctimas de este tipo de hechos y ofreciéndoles pautas de reacción. Igualmente, se les recuerda que, en caso de sufrir uno de estos timos, es necesario denunciar y aportar a la Policía cualquier información de utilidad para identificar y detener a los autores.







Compartir
Me siento músico desde hace muchos años, desde hace más de los que tengo. También me gusta escribir mis letras. A veces, llevado por la pasión, me excedo y termino escribiendo un artículo…o un libro. Autor de la novela La lágrima del Ave Fénix, de Enzippopedia Volumen I y II en español e inglés, sobre los encendedores Zippo y Mazzipedia Volumen I y II publicada en español, italiano e inglés. www.mazzipedia.com

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.