Inicio Mi MálagaCF Eso es tó… Eso es tó… Eso es todo amigos

Eso es tó… Eso es tó… Eso es todo amigos

0
Compartir

Ni en la última jornada le da a la afición el exiguo premio de no ser farolillo rojo. Pierde de penalti y acaba la peor temporada de la historia malaguista

Más o menos lo de siempre, un quiero y no puedo, un empujón pero no acabo de abrir, pero no es nada nuevo bajo el sol de esta costa, ha sido así durante toda la temporada, aunque hay que reconocer que los cambios de cromos por necesidad y por ¿bajas? Han podido ser la causa de algún que otro desbarajuste sobre todo en la medular, ya que el hoy “capi” Iturra tuvo que escorarse a la izquierda de la defensa y a fe que lo hizo genial, al menos en esta primera mitad.

Destacar el hambre de gol de En-Nesyri y la fortaleza de Success, pareciera que, poco a poco, y más en el día en el que todo el pescado está vendido, algunos quieren sobresalir de cara a la próxima temporada, toda vez que ya les da igual lo que el hasta hoy míster haga durante la semana.

Me ha gustado Iturra como ya dije, así como En-Nesyri y Success, pero sobre todo el cancerbero Andrés Prieto ¡Vaya paradón al ex malaguista Vitorino Antunes! Sacó una mano extraordinaria a un terrible obús del portugués tras una falta directa.

Prácticamente casi todo el tiempo de esta primera mitad, el balón ha estado rondando más el área local que la getafense, aunque algunos destellos de Rolan, Success o el propio En-Nesyri, solo le faltaron ese último toque al que aludíamos al principio.

Posiblemente si algunos partidos se hubieran jugado así, podríamos acumular algunos puntos más, pero tal vez porque este partido servirá para la despedida de compañeros y la reivindicación de otros, el pelo se ha soltado un poco más.

Y como punto de referencia, la grada de animación y muchos cientos, miles podríamos decir, de socios, no acudieron en esta primera mitad a las gradas en señal de protesta por el descenso, la gestión, la directiva, el presidente y todo aquello que ha hecho posible dar con la albiceleste en la división de plata.

La salida de los vestuarios fue poco mas o menos lo de siempre, los visitantes queriendo tener la bola y el Málaga intentando encarar mientras podía, pero si a ese juego solo hay dos jugadores –En-Nesyri- y Success-, y no cuentan con más apoyos, la defensa getafense podría estar tranquila. Y eso que el nigeriano era un verdadero incordio -¿Por qué no ha sido así toda la vuelta desde que se fichó en verano?-, y una vez tras otra le buscaba las espaldas y el uno contra uno, incluso el 3 contra uno, como un verdadero estilete, pero no hay nadie para empujar esos balones. Incluso había veces que era un autentico “Juan Palomo” y hasta por ser generoso no encontró el premio que se merecía. Una jugada de ataque de Succes que se marchó por fuerza de tres jugadores, con caño incluido sobre Bruno, y cuando encara a Güaita le cedió el balón a Lestienne que prácticamente solo, aunque un poco escorado a la derecha, lanza el balón al lateral de la red. Estas son las ocasiones por las que se escapa el agua como en una bolsa.

En el primer cambio del partido por parte del Málaga, Lestienne cede su lugar a Ideye y el público, ya poblando las gradas, y gritando en contra prácticamente de todo, incluido los jugadores, dicta sentencia. Aplausos para el Belga y pitos a Ideye. Y en ese mismo momento se retira un ex malaguista, Portillo, al que le tributan una ovación con gritos de ¡Portillo! ¡Portillo!, reconociendo su buena labor cuando defendía la elástica malacitana.

Acto seguido se encienden las alarmas. Entran las asistencias para entender a En-Nesyri. Un rodillazo de Djené en la zona de los riñones muy duro, deja al marroquí temblando de dolor en el terreno de juego. No es falta porque la acción ya no valía, había señalado fuera de juego el linier.

Pero ya sabemos lo que ocurre cuando el Málaga la tiene una tras otra y no las mete, que el que perdona, pierde, y Diego González comete de esos penaltis que no tienen justificación. Agarrón a Remy cuando pisaba el área local. Lo de este jugador es para que se lo haga ver. Una enorme figura en la Sub-21 y un verdadero fiasco en la liga. El propio Remy es el encargado de lanzar la pena máxima que engaña a Andrés Prieto y sube el primero y único tanto del partido al marcador.

Aunque lo único positivo que se puede decir de esta segunda mitad, es el debut en primera del juvenil Juan Cruz, el público aplaude su salida y a los pocos minutos el jugador le devuelve a las gradas ese reconocimiento con una jugada genial con cañito incluido, al igual que con una ocasión de gol cuando Ideye, con gorro incluido no ve la posición del chaval cuando estaba franco para encarar portería.

Hay veces que la eutanasia deportiva es, a todas luces, lo mejor que le puede pasar a un enfermo terminal, y este Málaga ya lo estaba, no desde hace 5 jornadas cuando el descenso era matemático, estaba tocado de muerte desde que la columna vertebral del equipo (Kameni, Camacho, Fornals y Sandro) fueron quitados de en medio. Los que vinieron a cubrir ese hueco no lo lograron, solo Roberto, que, curiosamente, ha acabado como el tercer portero que mas paradas a realizado de la liga y elegido por la afición como el mejor jugador blanquiazul.

Fiascos, boquetes por todos lados, remaches, remiendos… pongan el adjetivo que crean oportuno. Ni jugadores, ni entrenadores, ni directores deportivos, ni nada de nada. Apenas media docena de jugadores que de una forma u otra han dado la cara y tener algún amor por el escudo que portaban en su pecho.

Se van, muchos a gritos auto quitándose de en medio para la recta final, algunos con “lesiones” de larga duración, y otros que ni tan siquiera aparecían en las convocatorias.

Lo de este año ha sido de traca, de película de horror y a veces de vergüenza.

Lo mejor de hoy, que se ha acabado todo. A partir de ahora se harán muchos análisis en todos los sentidos, pero, o mucho nos tememos, o el verano va a ser de película de “calle 13”. El Presidente ni está ni se le espera, bueno si en twitter –estaremos esperando como agua de mayo sus palabras a través de las redes en estos días-, ni sus hijos, ni ningún responsable directo.

No quiero hacer más sangre. Pero os prometemos, queridos y fieles seguidores de BlogMálaga, que entre mi compañero y amigo, Ernesto García, y un servidor, os iremos desmenuzando lo que acontecerá en el día a día de este fin de temporada y analizando lo que ha sido la vergüenza del descenso.

Y como queda dicho en nuestro titular ¡Eso es tó… Eso es tó… Eso es todo, amigos”.







Compartir
Locutor de Radio y Tv, y ahora “plumilla” en esta maravillosa aventura que es Blog Málaga, malagueño hasta la médula. Unicajista de corazón. Y Cofrade por la Gracia de Dios