Salva Reina: ‘El Gato’ que vive en los infiernos de Malaka

0
Foto: Antonio Hurtado


Concertamos una cita, aún a riesgo de que nos ‘detenga’ como buen policía… y comprobamos lo sorprendente que puede resultar hacer una entrevista seria en la que no puedes dejar de reír.  Esto sólo puede pasar con Salva Reina

Pasamos a recoger a Salva Reina en La Cochera Cabaret, su cuartel general, aquel proyecto que hoy es una realidad latente que aporta a Málaga una oferta de ocio de lo más variada (teatro, monólogos, conciertos, etc…) y nos recibe, como siempre, con su mejor sonrisa y el mejor ánimo que cabe esperar cuando pretendes hacer una entrevista.

Foto: Antonio Hurtado

Nuestros fotógrafos plantean entonces que sería mejor realizar la sesión en un entorno que pueda reflejar matices más marginales y decidimos desplazarnos al cauce del Guadalmedina, bajo el ‘Puente de los alemanes’. Los graffitis de sus muros, serán un magnífico fondo para este reportaje.



Quiero centrarme en su trabajo en la serie Malaka, así que, de camino en el coche, le disparo la primera pregunta a bocajarro:

BM.- ¿Salva, cómo nace el proyecto Malaka?

SR.- El proyecto nace un día en el que Samuel Pinazo y Daniel Corpas, dos guionistas y dramaturgos malagueños, están charlando en la Plaza de la Marina y comienzan a ver salir cruceristas del Puerto. En ese momento, comentaron: “Si ésta gente que está desembarcando en Málaga, supieran que ahí mismo, a un minuto, hay una realidad que no tiene nada que ver con lo que vienen a ver…”.  Esa idea les llamó poderosamente la atención y empezaron a documentarse hasta crear una historia de ficción a la que finalmente pusieron por título ‘Malaka’.

Foto: Antonio Hurtado

BM.- ¿Y tú cuándo tomas contacto con el proyecto?

SR.- Pues una vez que lo tuvieron terminado, vinieron a verme a La Cochera Cabaret y me lo explicaron con detalle. Yo me quedé alucinado, aunque pensé (esto lo cuenta con esa sorna suya en la que te resulta difícil distinguir si lo está diciendo en serio o está bromeando) que me buscaban para que les diera el teléfono de algún actor amigo para que lo llevara a término en la pantalla.  Finalmente, me dijeron que querían que yo hiciera el papel de ‘El Gato’ y yo les pregunté: ¿Cuánto dinero hay que poner?…. –suelta una carcajada– y quedamos en volver a reunirnos para comentarlo.

Malaka parecía que, como tantos otros proyectos que tenemos en Málaga y en Andalucía en general, iba a dormir en un cajón durante un tiempo, pero lo presentan a concurso en los Pitching Awards de Conecta Ficción en 2018 y ganó el premio de la Fundación SGAE y por lo tanto, un compromiso de desarrollo inicial por parte de RTVE, la cual anunció muy poco después que la serie sería una realidad en breve. Creo que esto se debió a cuestiones de parrilla o de audiencia y de pronto todo tomó un ritmo vertiginoso. En principio, el elenco no iba a ser el que fue, pero se fueron haciendo ajustes hasta que quedó como estáis viendo.

Foto: Antonio Hurtado

BM.- ¿Cuánto has colaborado tú con el guión, porque supongo que para un ‘malaguita’ como tú y aunque los guionistas sean también de aquí, habrás aportado tus frases y tus ‘coletillas’, no?

SR.- Mira, el guión estaba tan bien escrito que he intentado que mi aportación sea mínima, quizá alguna frase, algún ‘no vea vieo’ o algo así… Lo que sí es verdad es que todas nuestras expresiones una vez transcritas en un guión, no son fáciles de interpretar para algún actor o actriz que no sea de Málaga… ya sabes, el acento, la entonación, la forma de decir las cosas que tenemos los malagueños… Yo, en ese sentido, lo he tenido más fácil y si he sugerido algún cambio, siempre ha sido consensuado con los guionistas y directores que asistieron prácticamente a la totalidad de la grabación. No he aportado tanto al guión, como a la forma de hacerlo.

Foto: Antonio Hurtado

BM.- Háblame de tu personaje. ¿Te sientes a gusto dándole vida a ese ‘Gato’?

SR.- Yo me siento muy a gusto porque es un personaje fantástico de interpretar, con muchas capas, con muchas cualidades, con muchas encrucijadas personales, muchos altibajos y frustraciones, y todo eso le da una riqueza y unos matices. Es arcilla de la mejor calidad porque brinda muchas posibilidades. La verdad es que ha sido un regalo para mí. Es un personaje que toma decisiones en su vida y que. llegado el momento. ya sabe que ya va demasiado tarde para intentar enmendarlas, tanto a nivel personal, familiar, laboral… Es un personaje bastante atormentado.

Yo, para construirlo con solvencia, intento imaginarme su pasado, para poder crear una estructura del personaje y una base sólida sobre la que pegar el papel maché de la interpretación propiamente dicha. Con esos mimbres, sin duda, sale una buena cesta.

Foto: Antonio Hurtado

BM.- ¿Cuánto capítulos vamos a ver de Malaka? ¿Habrá una segunda temporada? ¿Cuál es el planning de la serie?

SR.- En principio serán 8 capítulos. Es una historia que se cierra bastante bien. Vuelvo a incidir en la importancia de que este guión está muy bien trabajado, que no está escrito sobre la marcha para hacer un sinfín de capítulos sino quedesde el principio, quiere contar una historia con su inicio y su final, intentando que el espectador se sienta parte de ella y que vaya descubriendo poco a poco los entresijos de la trama, sin darle nada mascado. El desenlace de la serie es ‘mu perita’, como diría Darío, ‘El Gato’.

BM.- Entonces, difícilmente tendrá una segunda temporada….

SR.- Bueno, queda algún resquicio, alguna trama que se queda abierta, aunque todos nos preguntamos qué acabando como acaba, cómo podría tener una segunda parte. Aun así, los guionistas tienen muchos recursos y podrían darse otros casos, otros asuntos que investigar, pero la base ya está sentada. En cualquier caso, con un guión como éste, decidimos disfrutar del rodaje, contar la historia y luego ya veremos… porque escribir una segunda temporada lleva su tiempo y ya casi vamos tarde. En cualquier caso, si los guionistas tienen una buena historia que contar, lo harán, pero no solo por darle continuidad. A mí me encantaría, lo digo desde ya…

Foto: Antonio Hurtado

BM.- Supongo que habrás oído las críticas de la imagen que se da de Málaga en esta serie, ¿no?

SR.- ¡Claro! Pero esta serie se está haciendo en Málaga, que podría ser en Toronto, Berlín o Chipiona pero, independientemente de donde haya sido rodada, porque en todas partes se cuecen habas y esto es irrefutable, lo importante es que es la historia de tres personajes que empiezan el partido perdiendo y están luchando por terminar aunque sea empatando. Hemos tenido la suerte de que se grabe y se ambiente aquí. Ojalá esto pasara muchas más veces porque Málaga es un plató natural impresionante.

BM.- Vamos a dejar la serie si te parece para comentar otros asuntos que creo que son interesantes.

SR.- Venga!!

BM.- ¿Cuándo notas tú que se produce ese giro de tu vis cómica, con la que empezaste a la interpretación de papeles dramáticos o ‘más serios’ por llamarlo de alguna manera?…. y ¿con qué te sientes más a gusto como actor?

SR.- Yo me siento a gusto contando historias, ya sean monólogos cómicos o interpretando personajes más dramáticos. Me lo tomo con el mismo rigor y la misma seriedad, tratando al espectador con el respeto que se merece.

Espero que una parte del público que me pudiera tener encasillado como actor cómico, ahora valore también mis otras posibilidades, ya hice otras cosas así antes, como ‘La Zona’ o ‘Michigan’ y espero que esto sirva también para que más productores piensen en mí para este tipo de personajes.

Foto: Antonio Hurtado

BM.- ¿Es más difícil hacer reír, Salva?

SR.- Es una pregunta complicada. Creo que un actor cómico utiliza una serie de herramientas distintas a las que usa cuando interpreta un papel dramático.  Probablemente es más fácil que un cómico haga un papel en un drama que al revés, porque exige unos tiempos, unos resortes que solo aprendes y ejercitas cuando los pones en práctica. Es probable que sea más difícil hacer reír…

BM.- ¿Hay vida después de ‘El Gato’?

SR.- Bueno, ojalá que piensen en mí para otras historias, pero yo seguiré con La Cochera Cabaret, con mi compañía de teatro, con los monólogos en toda España. Están por estrenarse aún algunas películas que he hecho, una de Dani de la Orden, otra que se estrena en el Festival de San Sebastián, de Paco Cabeza, que se llama ‘Adiós’ en la que tengo un papel pequeñito pero al que le tengo mucho cariño, porque es otro personaje muy extremo, y la comedia de Álvaro Díaz, con Victoria Abril, María León y Silvia Alonso, que es como una roadmovie, con muchas situaciones muy locas y mucho pellizco emocional en la que se cruzan conmigo, que hago de camarero que termina involucrándose en ese viaje.

BM.-  Para acabar… ¿cine, teatro o televisión?

SR.- Pues si me pones un puñal en el cuello, escojo teatro. Si alguna persona me dice que le gustar actuar, pero no en teatro, me gustaría tener una conversación larga con ella porque si te gusta actuar el teatro es un salto al vacío cada noche, aunque lleves dos años haciendo la misma función, cada una de ellas es distinta y ese feedback tan directo y esa conexión con el público es insustituible. Es fantástico.

Los fotógrafos terminan su trabajo. Atardece en Málaga y nosotros volvemos con Salva a La Cochera Cabaret, con la satisfacción de haber hecho una entrevista agradable, en la que siempre ha reinado el buen humor y la voluntad de hacer las cosas bien. ‘El Gato’ vuelve a su guarida.

Gracias por esta tarde, Salva.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí