Un petardo origina un incendio en un contenedor de papel en calle Reboul

0

Tirar un petardo puede salir muy caro, y más si se tira dentro de un contenedor de reciclaje de papel como ha ocurrido esta tarde en la calle Reboul. Según testigos presenciales, así se ha originado el incendio, al arrojar unos niños uno de ellos dentro. 

El precio de uno de estos contenedores sobrepasa los 500€ que habrá que sacar de las arcas municipales para reponerlo. Si además le sumamos el coste del desplazamiento de un camión de bomberos con cinco efectivos más el vehículo de la policía local que se ha sumado a la actuación, nos sale a todos los malagueños “por un pico” la gracia de unos niños en la que solo sale ganando el que les vendió el petardo.



La colaboración ciudadana ha permitido que la cosa no vaya a más. Dos hombres que pasaban por la zona han retirado un segundo contenedor que había a medio metro escaso del que ha ardido justo antes de se propagase el fuego, ya que ha resultado afectado por las llamas pero no ha llegado a incendiarse.

Otro año más volvemos a lamentar y denunciar que el uso de petardos es molesto para personas y animales y peligroso como podemos comprobar. Esperamos que desde la Casa Consistorial refuercen la vigilancia de la venta de estos peligrosos artefactos. Un bando del alcalde prohibiéndolos no sirve de nada si no se vigila que éste se cumpla y que comerciantes sin escrúpulos consigan pingües beneficios todos los años.