Inicio Semana Santa Pésame en Alcazabilla y San Felipe

Pésame en Alcazabilla y San Felipe

0
Compartir
(Foto cabecera: Rafael J. Gómez )

La noche del Viernes Santo tiñe de negro las calles malacitanas.

Anita no tenía fuerzas de volver a vestirse de Mantilla desde la mañana, por eso se quedaron en casa, descansando, ya que la noche iba a ser distinta.

A la tarde, el rito vuelve a ponerse en marcha. Anita de mantilla, para ir guapa al brazo de su Juan, de traje negro riguroso. El peque se queda con la abuela en casa hasta más tarde, porque papá y mamá, vuelven a recorrer las estaciones e ir a la Catedral.

Pero la abuela le sugiere salir un poco antes y quedar a merendar con sus padres. Al pequeño le encanta la idea, quiere a su abuela como a su madre. Le da un beso, y alegre se pone un chaquetón, esta tarde refresca. Además, aprovechando que al peque le gusta tanto estos días, quiere ir a ver a una de las imágenes que siempre ha retenido en su memoria, una Virgen morena, gitana, guapísima, que de luto está, como dice Remeditos “p’a rabiá”. La Virgen de la O.

Mia Gitana luto

(Foto: Juan A. Fernández )

Remeditos de mano de su nieto, tras salir de los Mártires, caminan hacia San Juan.

Una Dolorosa centenaria les espera en su pequeño retablo andante. Lagrimas de Dolor y Luto recorren las mejillas del bello rostro de María Santísima, Madre de la Redención, que su Hijo promulga desde la Cruz.

20150401184230__MG_9408

(Foto: Rafael J. Gómez )

20150401222106__MG_9715

(Foto: Rafael J. Gómez )

Esa tarde es distinta, la tarde del Viernes Santo tiene una mezcla de tristeza y recuerdos. De limones “cascarúos” en el Calvario bajando, entre rezos, al Cordero de Dios descendido de la Cruz entre la Fe, el Consuelo y la resignación de María Santísima.

20150401202055__MG_9564

(Foto: Rafael J. Gómez )

20150401203457__MG_9596
(Foto: Rafael J. Gómez )

Una Cruz enclavada en el jardín malacitano del Paseo del Parque, donde en una Noble Capilla, la Angustia de la Madre y Reina de los Cielos, observa como el cuerpo yermo del fruto Bendito de su vientre, baja en manos de Santos Varones, dentro de un “tinglao” que desde el próximo año (si Dios así lo desea), pasará a la historia.

20150401194713__MG_9522

(Foto: Rafael J. Gómez )

20150401194143__MG_9514
(Foto: Rafael J. Gómez )

Un cuerpo que lo colocan en los brazos de Ella que va pidiéndole Piedad al mundo entero para la sangre de su sangre, la carne de su carne y el amor de los amores.

20150402004721__MG_9902

(Foto: Rafael J. Gómez )

En sus brazos, inerte el Bendito Cuerpo va a ser Trasladado desde San Pablo al centro de la Jerusalem malagueña, y Ella queda, nuevamente en Soledad, arrodillada y suplicándole al Padre Eterno por el Hijo de sus entrañas.

20150401210609__MG_9621

(Foto: Rafael J. Gómez )

20150401211903__MG_9650

(Foto: Rafael J. Gómez )

Un Hijo muerto por Amor al prójimo allá en el Santuario de Nuestra Patrona, donde la Caridad de una imagen bellísima, traspasa el alma del Cristiano.

20150402001538__MG_9835

(Foto: Rafael J. Gómez )

20150402002800__MG_9864

(Foto: Rafael J. Gómez )

Ese Cordero llevado al matadero del Teatro Romano en la Alcazabilla malacitana, es puesto en túmulo fúnebre, para untarlo de esa misma mirra con la que fue ungido en el pesebre por los tres sabios venidos de oriente, para envolverlo en suave lino, al igual que en aquel día de invierno cuando vio la Luz del Mundo, de la cual, Él mismo, era esa Bendita Luz… “In ipso Vita erat, et vita erat lux hominum” En Él estaba la Vida y la Vida era Luz de los Hombres. Y esa Luz, se apagó. Se trasladó al Santo Sepulcro, y allí durmió durante 3 días. Solo en la fría losa.

20150401225044__MG_9750

(Foto: Rafael J. Gómez )

Sola Ella, detrás, Soledad de la Madre, Soledad de resignación, Soledad de Amor.

20150401231808__MG_9802

(Foto: Rafael J. Gómez )

Soledad a la espera de la compañía de todos nosotros, humildes Siervos de María Santísima, que nos espera día a día, en San Felipe. Y cuando pasa por nuestras calles, una oración como pésame le iremos brindando.

20150402013643__MG_9999

(Foto: Rafael J. Gómez )

Desde aquí, lanzo, nuevamente, la propuesta para que a Nuestra querida “Servitas” se le vuelva a poder dar el pésame como antaño se hacía, si no puede ser en la Santa Iglesia Catedral Basílica, se la demos en su Santa Morada, en la ancestral Iglesia de San Felipe, ojalá esta petición llegue a las instancias eclesiásticas que determinen tal acogida y el año próximo podamos unirnos a su dolor y hacerle vigilia en su Soledad.

… y luego… silencio…

20150402004502__MG_9895

(Foto: Rafael J. Gómez )

Sábado de recogimiento, quietud, pensamientos, reflexión, sacrificios… Sábado Santo de espera.

Y el Domingo será Pascua de Resurrección, pero eso es otra historia.







Compartir
Locutor de Radio y Tv, y ahora “plumilla” en esta maravillosa aventura que es Blog Málaga, malagueño hasta la médula. Unicajista de corazón. Y Cofrade por la Gracia de Dios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.