“Me ofrecí con mis alumnos para coger un martillo y derribar la valla del puerto”

0


Continuamos con la interesante entrevista al profesor D. Carlos Pérez Ariza. En esta ocasión para repasar asuntos de actualidad política y determinados aspectos de su trayectoria profesional. 

BM: En 1991 se vino para España cuando formaba parte del Consejo de Dirección del Diario de Caracas. ¿Por qué tuvo que tomar aquella difícil decisión? Y después de eso, no se puede decir que se haya quedado sin hacer nada, ha ejercido como periodista, ha abierto una agencia de comunicación, leyó su tesis doctoral y ha trabajado como profesor universitario, además de jubilarse como vicerrector. Hábleme de su periplo en nuestro país desde que llegara en 1991.



CPA: Tenía más de 40 años, volví a España. Este es un país de amiguismo. Y te contaré una anécdota. Cuando vine, me fui a Madrid porque allí había más posibilidades, y trabajé en el Sol de España, que luego cerró. También en una filial en España de la agencia de publicidad venezolana ARS, […] hasta en cuentas publicitarias de líneas aéreas de Venezuela. Desde mi periódico de Caracas concursé para el premio de periodismo que convocaba la Sociedad Quinto Centenario en 1992, sobre el tema de la libertad de expresión. Hice un trabajo de ocho páginas que se insertó un domingo en el periódico. No pensaba que fuese a ganar. El fallo fue en Canarias. Concursaron 72 trabajos periodísticos y conseguí ganar, para mi sorpresa. El premio era un millón de pesetas. En el año 89 sucedió el “Caracazo” en Caracas. En el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez había aumentado el precio del transporte público. Se produjo un chispazo de violencia que degeneró en varias semanas de violencia extrema. Más de 200 muertos y miles de heridos según cifras oficiales, pero fueron muchos más, en torno a 2.000. El gobierno tuvo que traer del interior del país al ejército para reprimir esas oleadas de violencia y protesta. Pillaje por todos sitios y saqueos generalizados. El gobierno suspendió las garantías constitucionales y puso un censor militar en cada periódico. Un caos, estado de guerra. Yo, viendo aquello, pensé que no era posible que aquello durara tanto sin ser organizado por alguien, con barrios armados. No parecía un movimiento espontáneo. No me gustó nada lo que sucedió. Me vine a España, pero antes tuve que recuperar mi nacionalidad española en el consulado, mi pasaporte. Ya no volví a Venezuela. Y he escrito mucho en contra del régimen, y estos no se olvidan. Por eso no podría volver.

El que me dio el premio era el presidente de la Prensa de Madrid en 1991, y cuando llegué me felicitó por mi trabajo y le pedí trabajo. Me dio una recomendación para que me emplearan en la agencia EFE una vez que me presentara a su director. Pero no le gusté, porque decía que tenía un currículum demasiado bueno, que ellos necesitaban becarios, gente joven empezando. Me propuse para entrenar a los jóvenes, pero no estuvo de acuerdo. Me ofrecía trabajo en Caracas, pero de allí había venido y no quería volver. Esa fue mi primera entrevista de trabajo. Saqué la conclusión de que en España “hay que tener enchufe, pero que tenga corriente”.

En 1998 me vine a Málaga y estuve impartiendo clases en EADE, y luego hice mi doctorado. En 2001 leí la tesis. Entré en la Facultad por concurso, y paralelamente trabajaba en el Ayuntamiento de Málaga como independiente, algo rarísimo. Allí estuve 7 años. Paco de la Torre me dijo que necesitaba un periodista con experiencia pero que no fuera de ningún partido. Y yo le dije: ese soy yo. Dos años fui director general de comunicación del Ayuntamiento, pero finalmente, pusieron a uno del partido. Di el salto a la Universidad para tiempo completo, y ahí me quedé hasta que fui jefe de campaña de José Ángel Narváez, que me nombró vicerrector.

BM: Como buen observador de la escena internacional voy a hacerle algunas preguntas sobre el papel que desempeñan determinados dirigentes mundiales en el tablero de la política internacional. Hábleme de Putin, Donald Trump y Kim Jong-un (líder de Corea del Norte).

CPA: He escrito algo sobre Putin. Rusia ha tenido siempre -desde los primeros zares, por sus características de pueblos distintos reunificados, con una extensión de territorio brutal, con varios climas, husos horarios distintos, etcétera- líderes autoritarios. Es un país complicado de gobernar, y la única manera que ha tenido de ser gobernado desde siempre ha sido de forma autoritaria. Primero los zares, luego a través de la dictadura del proletariado […], una Rusia siempre temerosa del avance de Europa hacia ellos, y de hecho ha sucedido varias veces en su historia, con Napoleón y en las Guerras Mundiales. Con Gorbachov se derrumba todo y llega la Perestroika. Y entra en escena Putin, tras el periplo del Yeltsin. Y no olvidemos que era coronel de la KGB y jefe de la agencia de inteligencia en la Alemania del Este. No era un cualquiera. Conoce perfectamente las circunstancias especiales de Rusia y tiene claro que ha de emplear mano dura para dominar un territorio ya acostumbrado de por sí a ese tipo de política. Putin tenía claro que una socialdemocracia al estilo de Yeltsin y Gorbachov no funcionaría. En Rusia hay una democracia a lo Putin. ¿Y cómo es? Con elecciones, pero siempre que gane él. Autoritarismo puro. Los soviets mandaban, pero el líder por encima. Rusia se está convirtiendo de nuevo en una potencia grande con gran influencia en el medio oriente, donde no tiene reparos en bombardear Siria para combatir el yihadismo. Putin tiene musulmanes en Rusia, pero no permite yihadismo. Por eso se mete en Siria, Iraq y donde haga falta. Es un régimen que puede actuar rápido, más que EEUU, porque allí se necesitan muchos trámites políticos y burocráticos para poder intervenir en un conflicto. El Congreso ha de autorizarlo, que el presidente esté de acuerdo o no […]. Putin no entiende y manda directamente 25 aviones a donde haga falta. Está también el tema con Europa de los gasoductos, por el que chantajea a la Alemania de Merkel para que se bañe con agua fría. Cerrar el grifo del gas por Ucrania. La mitad de los ucranianos son rusos, pero la otra mitad se sienten europeos, los mismos que aplaudían a las tropas de Hitler cuando entraron allí camino de la URSS. Luego fueron masacrados por el ejército rojo por traidores. Putin no va a parar porque tiene claro su papel.

Sobre Donald Trump, parece que juega el mismo juego de devolverle la grandeza a América. Sin embargo, se enfrentan por el poder mundial. Parece que la Guerra Fría no ha acabado aún. El partido republicano en EEUU estaba dividido, y echan mano de este señor que no es del partido. Se presenta como independiente y le gana a los candidatos internos de los republicanos. Una línea económica intervencionista. No sabemos cómo va a resultar, lo que sabemos es que lo han votado millones de americanos, del interior de América. Quién sabe si para el caso de Venezuela, Trump sea un presidente que aporte soluciones o haga frente al problema. Sería cuestión de cortarles los suministros bancarios a los jerarcas venezolanos, y también el poco petróleo que mandan. EEUU en poco tiempo va a exportar petróleo, por primera vez en su historia.

Sobre Kim Jong-un cabe decir que quizás en los últimos tiempos haya habido conversaciones entre China y Corea del Norte para que baje el tono o en nivel de sus bravuconadas. Que sea más diplomático con Corea del Sur, Japón y EEUU. También puede estar utilizando la estrategia de exhibir poder atómico para negociar de igual a igual con otras superpotencias. De todas formas, no creo que este asunto vaya a ir a mayores.

BM: ¿Qué opinión le merece Mariano Rajoy y la actual política del gobierno?

CPA: Sobre Mariano Rajoy resulta sorprendente que, con la experiencia de gobierno tiene, no esté alarmado con lo que está sucediendo. La calle incendiada, la oposición en su contra, el partido que lo apoya no se sabe si le sigue apoyando a día de hoy. Es un gobierno frágil, que si no se mueve mejor, puede perder las próximas elecciones estrepitosamente. Ha sucedido lo inexplicable, que a raíz de Cataluña, Ciudadanos, que era un partidito catalán se ha expandido a España. Ha dado un subidón, y sigue subiendo, aparentemente. Las encuestas son lo que son, pero es una guía, marcan tendencias. Rivera se puede convertir en el Macrón español. Ante esta situación, el gobierno va lento, como aletargado, de ahí mi artículo en La Opinión llamándole “Bobierno”, en martes 13. También es verdad que al estar en minoría, tiene poco margen de reacción. El discurso de los jubilados es pobre: “Cuando haya dinero”. Hace falta empleo juvenil, emplear a la gente joven. Le puedo dar una idea copiada de muchos supermercados en EEUU. Junto al personal de caja, siempre hay una persona llamado “Propio o Propia”, encargado de meter los artículos en las bolsas de los clientes. Ganan el salario mínimo, unos 1200 dólares, más propina. La iniciativa sería estatal, pero al empresario habría que ayudarle con incentivos fiscales al menos los dos primeros años de contratación. Esto beneficia a la empresa, al trabajador y al cliente. Todo sería más ágil. Esto podría ser una tontería, pero no lo es tanto. Esos empleados cotizarían también, poco al percibir el salario mínimo, pero mejor que estar parado. También podría ser una salida para desempleados de más de 55 años. Como esta idea, puede haber mil. La cuestión es que como no se produzca generación de empleo rápido en España, el problema de las jubilaciones cada año se agravará más. Amén del problema de la natalidad.

BM: ¿Qué opinión le merece el desafío independentista y el papel jugado por el Rey, gobierno y oposición?

CPA: Pues muy mal, porque lo sucedido se veía venir. Hunde sus raíces en nuestro sistema autonómico. En un país de caudillos, difícil de gobernar, anárquico […] Como esto no es un estado federal con un gobierno fuerte, cada autonomía ha hecho de su capa un sayo y cuando les falta dinero recurren el Estado central para que se lo suministre, y si no a Europa; pues se han creído que todo era jauja. Además, se les transfiere educación y sanidad. En Cataluña organizan la educación para ellos, como ellos creen. El español es una lengua extranjera. Esta situación, durante los últimos 20 años se ha ido acrecentando. Y el independentismo soterrado del “honorable” Pujol, que para tapar su corrupción, ha movido los hilos para plantear la independencia. Que no tiene raíces históricas, solo para tapar sus chanchullos y gobernar su patrimonio; sin contar que esta gente han podido pensar que Cataluña se podría convertir en una especie de Estado libre asociado, pero como paraíso fiscal donde enterrar dinero de dudosa procedencia, chino, ruso, etc. Esto ha fallado porque finalmente el gobierno, tras muchas dudas, se saca el 155, pero actuaron tarde y con tibieza. El tema es que no se ha resuelto. En lo mismo de hace 6 meses. El problema sigue con la mitad de la población siendo independentista. Un tema mal manejado y no resuelto.

BM: Vamos a hablar de política doméstica, ¿qué opinión le merece el disgusto que se ha llevado la mujer del Alcalde cuando ha decidido presentarse de nuevo a las municipales?

CPA: Me parece algo divertido. La verdad es que Paco de la Torre tiene un problema que se le originó en las pasadas elecciones, y es que gobierna en minoría, y él no estaba acostumbrado a eso. Esto para él es un suplicio. Tiene el apoyo de Ciudadanos, pero no gobiernan juntos. Es un pugilato, y gobernar así es complicado, más para el que siempre tuvo mayoría. Ha hecho cosas positivas en los últimos 15 años. Y su esposa quería que saliera por la puerta grande, y se dedique a su familia con la edad que tiene ya. La dificultad la tiene el partido al plantear un candidato alternativo. En septiembre debió quedar resuelto este asunto en favor de Elías Bendodo, pero el tema catalán lo pospuso todo. Cuando Celia Villalobos dejó a Paco de la Torre al frente del Ayuntamiento tuvo tiempo de hacer política para luego ser candidato, pero esta legislatura está agotando el tiempo y dejar el puesto a Bendodo un mes antes de las elecciones, sería un caos. Elías tiene recorrido político, pero no es igual de conocido que el alcalde. Creo que las cuentas que se han echado es seguir con el alcalde para en el peor de los casos quedar electoralmente como están ahora. El problema es que pueden perder. La clave está en si se materializa la subida que dan los sondeos a Ciudadanos a nivel municipal. Entonces se abren las quinielas. Con que Ciudadanos pasara de 3 a 6 o 7 concejales, la política de pactos podría variar y aliarse con el PSOE, o no, seguir vinculados el PP. En el primer caso, el PP perdería una alcaldía que retiene desde 1995.  En fin, no se sabe que puede pasar. Pero desde luego a Doña Rosa no le haría ninguna gracia ver a su marido de concejal de la oposición saliendo de mala manera, cuando ha podido salir por la puerta grande. Y ojo, en la oposición, Paco de la Torre sería la pesadilla de cualquier gobernante. Pero claro, si es tozudo y quiere seguir, se arriesga a perder o en el mejor de los casos, a quedarse como está ahora. Todo va a depender de Ciudadanos.

BM: Hotel del puerto, río Guadalmedina, Proyecto de Moneo para el edificio de La Mundial, las obras del Metro a su paso por la Alameda y su prolongación a Bailén-Miraflores, la ciudad deportiva del Arraijanal. Son muchos asuntos, pero ¿por qué los proyectos importantes para Málaga tardan tanto en cuajar y se eternizan en el tiempo?

CPA: Pues porque dependen de una Junta de un color político, y de un Ayuntamiento que es de otro color político. Porque se atravesó la crisis y aquí no hay tanto dinero como antes, además de que hay más controles por el tema de la corrupción, etc. La obra del metro es complicada en Málaga, donde el nivel freático no ayuda en nada, donde hay patrimonio histórico […]. Sobre el Guadalmedina hay un proyecto que debe tener más de 20 años, desde la época de Celia. Y ahí está en un cajón. En otras ciudades estas cosas avanzan porque ha habido gobiernos locales y autonómicos del mismo signo, como por ejemplo: Valencia.

Lo de Moneo parece estancado porque la oposición está en contra. Respecto al hotel del puerto, la extrema izquierda está en contra. Y otros que no son de esta tendencia tampoco están de acuerdo porque prefieren buscar otro sitio, por impacto visual o problemas de tráfico. No estoy seguro que este proyecto vaya a salir, aunque en este caso están de acuerdo PSOE Y PP

Es como el tema de la valla del puerto. Algo pendiente de esta ciudad, que se hizo a medias. Escribí tres artículos debatiendo con el ingeniero del puerto, para solicitar que derribaran esa barrera visual, integrar de una vez en el puerto en la ciudad, como sucede en otras ciudades. Me ofrecí con mis alumnos para coger un martillo y derribar esa valla. Decía que no. Sólo quitó la zona de la entrada al parking del muelle 1. Luego derribó un silo y no sé por qué lo hizo. Es evidente que en Málaga, las obras, o no se terminan o se quedan a medias.

BM: Y ahora hábleme sobre la Universidad de Málaga. ¿Goza de buena salud? ¿Se han producido avances en el mandato de señor Narváez, del que fue usted director de campaña?

CPA: Participé en el diseño de su campaña electoral y en el programa de gobierno. En el primer año se logró ejecutar de ese programa un 30%, que es mucho, en el segundo año, creo que habría que sumarle un 10 o 15% más. Se va cumpliendo. Primero hubo que poner orden. Hubo 12 años de Adelaida de la Calle, que hizo muchas cosas, pero quedaban cosas que resolver. Sobre todo con el tema de la crisis. Un grupo de profesores habían quedado en el limbo, ya que no le salían las plazas, algunos catedráticos entre ellos. Eran muchos. Se resolvió el problema laboral docente en el primer año, aunque quedan algunos flecos, con interinos. Pero también tenía que ver mucho con las restricciones económicas nos imponía la Junta de Andalucía. Se han saldado algunas deudas. Pero aún hay pendientes. Con Málaga la deuda rondaba unos 100 millones de euros, 800 millones en total con todas las universidades andaluzas.

Pero vamos a ver, se inaugura la autonomía andaluza, y cosas de la política, se le ocurre a la Junta que en cada provincia ha de haber una universidad. Como poner una farmacia en cada esquina. ¿Para qué? Hay 10 universidades públicas. Esto no aguanta. Es el típico café para todos. Pero si no ponemos una en Huelva, Jaén o Almería, se cabrean los de allí. En plena crisis se pensó abrir una facultad de periodismo en Almería. Lo prudente era tener 5 universidades equidistantes, en quizás no en Huelva y Cádiz. Sale más económico becar a los alumnos de Huelva y Cádiz para que estudien en Sevilla que montar una universidad en cada sitio –con sus edificios, infraestructuras, personal docente, de limpieza, administración, etc.- Son cuestiones electorales. Porque claro, se decía que había fondos europeos. Pero, si ahora no hay dinero, ¿quién cierra una universidad? Entonces hay deudas y se acumulan. Es verdad que la Universidad de Málaga está bastante saneada, pero en cuanto a finanzas, todo el sistema administrativo de pago es muy lento, y la burocracia lo ralentiza todo.

Otro avance ha sido la reforma de los estatutos. El rector ha impulsado esta reforma, que no se hacía desde hace 15 años. Otra cosa que iba en el programa y dijimos en campaña es que los cargos se iban a limitar a dos periodos consecutivos de cuatro años. Porque aquí hay decanos que llevan 20 años, y aunque hayan ganado las elecciones, creemos que ya está bien. Desde el rector para abajo.

BM: Le han obligado a jubilarse muy a su pesar ¿Por qué?

CPA: No sé quién inventó esa norma de que al cumplir 70 años los profesores universitarios están obligados a jubilarse. Hace años parecía suficiente, pero hoy día esa realidad social ha cambiado. Esa norma no admite excepciones. En mi caso particular que era vicerrector en funciones de gobierno, y que daba clase un 40% de lo que me tocaba ya, debería considerar excepciones, ya que si estoy en el gobierno, por lo menos permitir que termine el periodo de mandato de 4 años y luego ya acceder a la jubilación. A mí me molesta que alguien me obligue a hacer algo, cuando llevamos toda la vida peleando por la libertad. Yo comentaba con profesores americanos este tema y no lo entendían. El año pasado ganó el premio nobel de economía un profesor en activo de la Universidad de Chicago, que tiene 72 años. Si le hubieran obligado a jubilarse a los 70 no habría ganado ese premio. Es tan fácil como eso. Se podrían rebajar las clases, dirigir un equipo de investigación, múltiples tareas pueden surgir para personas que todavía son válidas. Con la crisis no se ha contratado a nadie nuevo. Si alguien se jubila, se recarga de clase a los que están dentro. Esta sería mi observación personal sobre este asunto.

BM: Muchas gracias por haber atendido a BlogMálaga para hacerle esta entrevista.

CPA: Ha sido un placer.