Inicio Málaga Social Málaga Salud Málaga por una Sanidad Digna denuncia el colapso sanitario en la provincia

Málaga por una Sanidad Digna denuncia el colapso sanitario en la provincia

0
Compartir

Después de casi un año desde que empezaran las multitudinarias marchas para dignificar la sanidad pública en Málaga, denuncian que han podido corroborar que nada de lo que se había reclamado se ha hecho realidad. Málaga sigue a la cola en índices sanitarios (camas públicas, listas de espera, falta de personal (especialistas/enfermeros), dotación, etc.) conllevando un colapso visible en la ciudadanía agravado por el estado lamentable de instalaciones sanitarias y la necesidad de mayor infraestructura hospitalaria en una provincia que cuenta con dos millones de habitantes. El poco talante para dialogar de la consejería a la que se le requirió reuniones para acabar con esta situación no les hace albergar esperanza de que esta tenga visos de solucionarse en el corto tiempo. Las necesidades son acuciantes y multifactoriales:

Contratación de personal sanitario y del SAS para equiparar ratios con el resto de provincias y regiones.
Puesta en servicio de plantas y quirófanos cerrados en los distintos centros hospitalarios de la provincia (Clínico, Carlos Haya, Benalmádena, Cártama…)
• Renegociar subasta de medicamentos con laboratorios fiables y contrastados aumentando drásticamente el número actual de referencias de medicamentos.
• Puesta en valor de hospitales actuales, con especial mención al Marítimo de Torremolinos, Carlos Haya y Civil. Y puesta en marcha de un tercer hospital de especialidades en Málaga capital.
Dotación de material para centros donde está obsoleto o no existe.
• Publicación de presupuestos provincializados.

Por todo lo anterior, exigen por desasistencia de la autonomía, inversión finalista y directa del Estado en coordinación con la provincia (Diputación) y municipios malagueños afectados en materia sanitaria. Así como que insisten en que el modelo de financiación que se establezca para las regiones debe responder a esta demanda social haciendo de la política la solución y no la causa de los problemas.

Actualmente el 25% del dinero que pagan a los médicos por cumplir los objetivos marcados corresponde al gasto en fármacos: gasto por habitante asignado, gasto por receta, número de recetas, tipos de fármacos recetados, porcentaje de recetas hechas por principio activo (sin especificar marca o laboratorio de genérico). Los fármacos genéricos son aquellos fabricados libremente, sin pagar licencia de patente, una vez transcurridos 10 años desde la comercialización del original.