Inicio Noticias de Málaga Capital Los vecinos de calle Marqués de Valdeflores se hartan de la situación...

Los vecinos de calle Marqués de Valdeflores se hartan de la situación y cortan Héroe de Sostoa

441
0
Compartir

Los habitantes de los edificios colindantes al bloque okupa de la calle Marqués de Valdeflores, se han concentrado hoy para protestar por la situación de insalubridad y peligrosidad en la que viven. Entre protestas, han llegado a cortar la calle Héroe de Sostoa de forma intermitente hasta en cinco ocasiones. En el lugar se han personado dos patrullas de la Policía Nacional y una de la Policía Local quienes, amablemente, han convencido a los manifestantes para que depusieran su actitud, a todas vistas ilegal, ya que no tenían autorización de la Subdelegación del Gobierno para llevar a cabo tales acciones.

Según nos cuentan los vecinos, son los propios okupas los que queman las viviendas de los otros intencionadamente debido a disputas personales. Hay que recordar que llevan siete incendios en pocos meses, tres de ellos en los últimos diez días. Igualmente, nos relatan las broncas a voz viva entre estos okupas a altas horas de la noche, en las que unos a otros se amenazan con volver a quemar las viviendas. Además, tienen que soportar que lancen basuras y hasta heces por la ventana, llegando a caerle encima a viandantes que pasaban por allí.

Al parecer, en el edificio no existe corriente eléctrica, pero sí tiene agua al haberse conectado ilegalmente a un edificio colindante, por lo que estos vecinos están sufragando de su bolsillo el agua que se consume.

Ciudadanos pide el desalojo e intervención de Servicios Sociales en los edificios okupados de Juan XXIII

La formación naranja pedirá en pleno redoblar la vigilancia policial para evitar nuevos incidentes e instará al Ayuntamiento a hacer gestiones con el administrador judicial para instar un nuevo desalojo contando con el apoyo de los Servicios Sociales Municipales

Ciudadanos llevará al próximo pleno la situación de inseguridad que padecen los vecinos de la calle Marqués de Valdeflores, en el entorno de la avenida Juan XXIII, tras el último incendio producido el pasado domingo en uno de los dos edificios que se encuentran okupados desde hace años. La formación naranja pide el desalojo y la intervención de los Servicios Sociales e instará al Ayuntamiento de Málaga a hacer gestiones con el administrador judicial, que gestiona los inmuebles a la espera de un nuevo comprador, para proceder a un nuevo desalojo.

“Los vecinos llevan años sufriendo ruidos, inseguridad, incendios… Estos vecinos padecen serios temas de convivencia. Estos vecinos dicen basta y aquí estamos con ellos. La administración no puede mirar para otro lado”, denunció el portavoz Juan Cassá, que compareció con vecinos de los bloques colindantes para exigir un aumento de la vigilancia por parte de la Policía Nacional y local para evitar nuevos incidentes. 

Hasta media docena de fuegos registrados en los últimos meses han hecho saltar de nuevo las alarmas entre los vecinos, que llevan años denunciando la situación de riesgo e insalubridad que sufren frente a sus hogares tras los problemas económicos del promotor de la urbanización, que quedó inconclusa.

“Estos dos bloques presentan un estado de abandono acuciante. Sin puertas, ventanas, sin seguridad, sin suministros, expoliados… Ya hace tres años un juzgado dictó orden de desalojo y se llevó a cabo. No sirvió de nada. Volvieron a entrar”, recuerda Cassá, en relación al desalojo policial de unas 70 familias que se produjo en el año 2015, cuando se tapiaron puertas y ventanas como medida disuasoria.

Además, Ciudadanos Málaga considera que la administración municipal debe intervenir para ofrecer atención y alternativas habitacionales seguras y dignas para las familias que se han visto obligadas a okupar estos bloques que viven en condiciones infrahumanas en la actualidad. Así, en la iniciativa a pleno se insta al realojo de estas personas si así lo estiman los Servicios Sociales Municipales.

La rápida y efectiva actuación del Real Cuerpo de Bomberos el pasado domingo evitó que este último incendio, que obligó a desalojar cuatro familias y numerosos perros, fuera a más. Urge actuar para evitar que esta historia vuelva a repetirse.

Comenta con Facebook

comments