Los peritos del Consorcio, a destajo con los afectados

0
La Junta desactiva el Plan de Emergencia ante el Riesgo de Inundaciones

El Consorcio de Compensación de Seguros, dependiente del Ministerio de Economía y Empresa, ha estimado inicialmente unos daños por las inundaciones del fin de semana en Málaga valorados en 30 millones de euros.

Es una estimación muy inicial y se refiere a bienes que estén previamente asegurados. Se calcula que se podrían alcanzar las 5.100 solicitudes de indemnización. De estas, 4.500 serían de viviendas, comercios, oficinas… y sobre 600 de vehículos.

Esta mañana se han recibido 259 solicitudes, de las que 89 corresponden a Campillos; 57 a Estepona; 37 a Ronda; y 23 a Antequera. Los peritos del consorcio están visitando desde ayer las zonas de la provincia afectadas por las inundaciones.

A modo de recordatorio, conviene saber que los bienes que cubre el Consorcio tienen que estar asegurados obligatoriamente para que éste pueda indemnizar a los afectados por catástrofe natural como las vividas días atrás en casi toda la provincia.

La solicitud de indemnización al Consorcio por daños materiales puede realizarse por teléfono o vía on-line desde su misma página web. En el caso de daños personales la solicitud puede realizarse por teléfono o por escrito a través de correo electrónico (ccs@consorseguros.es) o correo postal, según se indica en su web. El Consorcio de Compensación de Seguros realizará el pago de la indemnización directamente a los beneficiarios (y sólo a ellos) y siempre mediante transferencia bancaria.

Para tener derecho a indemnización por parte del Consorcio de Compensación de Seguros  el daño ha tenido que ser causado por alguno de los siguientes riesgos, que son los que tienen la consideración legal de “riesgos extraordinarios”:

  • Fenómenos naturales: inundación extraordinaria, embate de mar, tempestad ciclónica atípica (tornados y vientos con rachas superiores a 120 km/h), terremoto, maremoto, erupción volcánica, caída de aerolitos.
  • Hechos violentos como consecuencia de terrorismo, rebelión, sedición, motín o tumulto popular.
  • Actuaciones de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempo de paz.