Inicio Noticias de Málaga Capital LIBRES denuncia el impacto negativo de la zona azul en La Trinidad

LIBRES denuncia el impacto negativo de la zona azul en La Trinidad

0
Compartir
La privatización de las zonas de aparcamiento público en el barrio de La Trinidad ha supuesto un trastorno para los vecinos, que no han tenido tiempo para acreditar su residencia, por lo que tienen que aparcar su vehículo en barrios adyacentes donde no hay SARE
  • La falta de información y consenso con el vecindario ha llevado a la recogida de firmas para oponerse a esta medida controvertida que ya ha sido activada por el Consistorio.

El partido político LIBRES se ha reunido con vecinos y comerciantes de La Trinidad para medir la repercusión que ha tenido durante los primeros días la puesta en marcha del SARE -zona azul o privatización de las plazas públicas de aparcamiento-.

El presidente de LIBRES y futuro candidato al Ayuntamiento de Málaga, Iván González, ha señalado que “pintar de azul las calles del barrio de La Trinidad, prácticamente sin avisar y sin contar con la opinión de los vecinos, que no han tenido tiempo de preparar la farragosa documentación que el Ayuntamiento exige para la acreditación de la residencia, supone un atraco subliminal. Es como gobernar para el pueblo, pero sin el pueblo. Y después de los impuestos que ya de por sí pagan religiosamente, implantar el SARE en un barrio residencial es lo mismo que obligar a los vecinos a pagar dos veces por lo mismo”.

Desde el mismo momento en que se comenzaron a pintar de azul las demarcaciones de la nueva zona de aparcamientos en las calles del barrio de La Trinidad -en especial, las más concurridas-, los comerciantes y vecinos iniciaron la recogida de firmas para oponerse a la imposición de esta controvertida medida por parte del Ayuntamiento de Málaga, que ha catalogado de ‘experiencia piloto’ y que tendrá una vigencia temporal de seis meses.

Los vecinos y comerciantes de La Trinidad ni se sienten informados ni tampoco notificados. Hay una sensación generalizada de que lo único que importa al Ayuntamiento, a SMASSA y al propio alcalde es el afán recaudatorio”, ha lamentado Iván González.

En LIBRES no alcanzamos a comprender el secretismo con que se ha llevado la privatización de unas plazas públicas que son muy necesarias no sólo para los vecinos del barrio, sino para los pequeños comercios, que tradicionalmente se vienen manteniendo con la venta y servicios que prestan a los trabajadores que cada día acuden al distrito sanitario de Málaga, al Hospital-Materno Infantil, al Civil, o a los mismos bomberos del Parque de Martiricos o a los Guardias Civiles de la Comandancia de la avenida de Arroyo de los Ángeles”, ha añadido Iván González.

Según cuentan los vecinos, ya han percibido las molestias propias que se producen por la masificación de coches y la falta de aparcamiento en barrios adyacentes, ya que no han tenido más remedio que ir a aparcar su vehículo privado a la zona de Martiricos y aledaños.

En LIBRES, nos parece tan lamentable como inadmisible el impacto tan negativo que esta controvertida medida está generando, tanto en contra de los vecinos, como en desmedro de los intereses comerciales del colectivo de detallistas. No hay que esperar al sexto mes para comprobar cómo se ha arruinado el pequeño comercio. Exigimos la cancelación del SARE para el barrio de La Trinidad de inmediato, a la vez que pedimos al alcalde que explique el despilfarro que ha supuesto esta fuerte inversión para unos parquímetros que, en breve, estamos seguros de que habrá que desinstalar, ya que la zona azul para un barrio tan concurrido como éste, es completamente inviable”, ha señalado Iván González.

Entretanto, mientras el Ayuntamiento de Málaga rectifica o no, desde LIBRES pedimos que se habilite en la explanada de Martiricos, justo en la zona del antiguo ´rastro´, un área restringida de unas 150 plazas para los comerciantes y trabajadores del barrio de La Trinidad, a modo de medida compensatoria”, ha concluido el presidente de LIBRES.