Las tarjetas de aparcamiento de minusválidos falsas, un día a día en Málaga

0
Tarjeta falsificada


la Policía Local de Málaga ha corregido más de 15.000 infracciones por el mal uso de espacios reservados a personas con movilidad reducida en los últimos 5 años

Los policías locales velan por la correcta utilización de las tarjetas de aparcamiento para este colectivo, en pro de erradicar el uso indebido o fraudulento de las mismas

Desde que el Consistorio malagueño iniciara una campaña de información y concienciación relacionada con el mal uso de los espacios destinados a estacionamiento de personas con movilidad reducida (PMR) en 2014, la Policía Local de Málaga potenció el seguimiento específico de los mismos, corrigiendo un total de 15.289 infracciones durante los últimos cinco años relacionadas con estos hechos.

La gran mayoría, un total de 14.553, han sido motivadas por estacionamientos en espacios reservados PMR, seguida muy de lejos por estacionar en zona para estacionamiento de vehículos PMR sin tener visible la tarjeta que lo acredite con 215 y parar en rebajes de aceras para paso de PMR obstaculizando su normal utilización con 210.



Las infracciones restantes se deben a estacionar en espacio reservado PMR sin que quede acreditado que en el vehículo se esté trasladando a una con 116, estacionar en espacio reservado PMR con una tarjeta que autoriza a una persona distinta de la transportada con 48 o parar en zonas señalizadas para el uso exclusivo PMR con 26, entre otras.

Uso fraudulento de tarjetas para minusválidos

Así mismo, desde que se llevase a cabo la mencionada campaña de información y concienciación municipal tras detectarse por parte de la Policía Local malos usos de las tarjetas de aparcamiento PMR, con el objetivo de evitar y erradicar estas conductas han sido retiradas cientos de tarjetas por su uso indebido o fraudulento y remitidas al organismo competente, concretamente el Centro de Valoración y Orientación (CVO) de Málaga, dependiente de las Delegación Territorial de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Málaga, siendo también el emisor de las autorizaciones para poder acceder a dichos espacios reservados.

El uso ilegal detectado va desde duplicidades a favor de terceros, hasta falsedades documentales que incurren en lo penal, pasando por utilizaciones indebidas por personas no beneficiarias, siendo una de las infracciones que más se repiten la ocupación de estacionamientos PMR por vehículos conducidos por familiares de las personas que tienen asignadas las tarjetas, que aprovechan ese hecho para utilizarlas, no para trasladar a las mismas, si no en su beneficio personal, y, con ello, en detrimento de todas aquellas que verdaderamente lo necesitan.

Como es de todos sabido, son las propias personas con movilidad reducida las principales agraviadas cuando no se hace un uso adecuado. De hecho, tanto ellas, como las asociaciones, son las primeras agradecidas de que el empeño de los policías locales se realice de la forma más rigurosa posible.

Reconocimiento de la Agrupación de Desarrollo Málaga Accesible

En ese sentido, las 81 asociaciones y entidades en el ámbito de la discapacidad que componen la Agrupación de Desarrollo Málaga Accesible quisieron reconocer “la labor realizada por la Policía Local en pro de los derechos de las personas con discapacidad de Málaga y de cómo, desde la labor diaria a pie de calle, se ha conseguido ayudar a que la inclusión social de las personas con diversidad sea efectiva” otorgándoles una distinción en el año del 175 aniversario del cuerpo.

Además, añadieron que “la evolución en el trato constante de los agentes de la Policía ha ido pareja con el desarrollo legislativo y la visión social del colectivo de personas con discapacidad”.

Desde la Jefatura de la Policía Local de Málaga se agradeció el reconocimiento y con ocasión del mismo se animó a todos los agentes a seguir trabajando para facilitar la movilidad de estas personas corrigiendo con eficacia y ecuanimidad aquellas infracciones que les impiden o dificultan la utilización de vías, zonas de aparcamientos reservados, aceras y en general todo tipo de espacios públicos.

En las páginas siguientes se recogen varias actuaciones singulares llevadas a cabo por agentes de la Policía Loca de Málaga:

  • Falsea un documento público usando la tarjeta de una fallecida

Un conductor de 51 años de edad fue sorprendido utilizando una tarjeta falseada de estacionamiento PMR que además se correspondía con un modelo anterior, manifestando al policía local actuante que la tenía asignada con motivo de una lesión en el corazón. El agente intervino la tarjeta como medida preventiva, pudiendo comprobar posteriormente que nunca le había sido asignada, siendo la titular una mujer fallecida años atrás. Al conductor, que podría haber estado haciendo uso de la tarjeta desde hacía años, se le atribuyó la presunta autoría de un delito de falsificación de documento público.

  • Manifiesta que iba a recoger a su padre, ya fallecido

Efectivos de la Policía Local de Málaga indagaron sobre un vehículo que utilizaba frecuentemente los estacionamientos PMR. Tras solicitarle la tarjeta a su conductora, esta manifestó que la tarjeta pertenecía a su padre, al cual venía a recoger, hasta terminar por reconocer que llevaba dos meses fallecido y que había acudido a trabajar al centro de la ciudad. Ante los hechos se le informó que iba a ser sancionada por el uso indebido de la tarjeta, que le fue intervenida

  • Estaciona para realizar compras y tomar café

Tras ser preguntada, una conductora que hizo uso de un estacionamiento PMR manifestó a los agentes que la tarjeta era de su marido, que se encontraba en casa, y que ella había venido al centro sin él a tomar café y realizar unas compras.

  • Uso fraudulento para estacionar vehículo de empresa

Una furgoneta de empresa rotulada se encontraba estacionada en un estacionamiento PMR, portando una tarjeta. A través del número que aparecía en el rótulo se contactó con el conductor, que tras ofrecer aclaraciones contradictorias, terminó reconociendo que desconocía de quién era la tarjeta y que la utilizaba para aparcar mientras trabajaba y así no tener que buscar estacionamiento.

  • Ante la dificultad para aparcar en la universidad…

En este caso la explicación que ofreció el conductor fue que su abuela, titular de la tarjeta, le había facilitado la misma, de la cual hacía uso porque era muy difícil aparcar en la universidad. Previamente, el vehículo en cuestión había sido denunciado y retirado con grúa del estacionamiento PMR cercano a la facultad de Económicas.

  • Utiliza la tarjeta de la madre de su pareja, que vive en Polonia 

Un turismo con matrícula nacional se encontraba estacionado en aparcamiento PMR, usando para ello una tarjeta para personas con movilidad reducida. Su conductora manifestó que la tarjeta se la había dado su pareja, de nacionalidad polaca, y que la titular era la madre del mismo, la cual no se encontraba actualmente en territorio español ya que residía en Polonia.

  • Intenta hacer creer que iba a recoger a su madre

Una dotación de la Policía Local de Málaga sorprendió a una mujer aparcando en un estacionamiento PMR, contando con una tarjeta de movilidad colocada en el salpicadero. Los policías locales comprobaron que la titular era la madre de la conductora, que manifestó que había estacionado allí porque iba a recogerla en una calle cercana, a lo que los agentes se ofrecieron a acompañarla, respondiendo con evasivas tales como que no se acordaba del número de la calle en la que se encontraba hasta terminar comprobando que ya había sido recogida por otro familiar.

  • Reincidentes con tarjeta y fotocopia caducadas

Policías locales interceptaron un vehículo y denunciaron a su conductora tras comprobar que además de que no llevaba la pegatina correspondiente tampoco había pasado la ITV, así como que llevaba una tarjeta PMR fotocopiada y caducada, siéndole retirada la misma. Dos semanas después, los agentes comprobaron que el titular de la tarjeta hacía uso de otro estacionamiento PMR, interviniéndole, en este caso, la tarjeta original, también caducada, y denunciándolo por ello.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí