Inicio Semana Santa La rampa de postigo de Los Abades

La rampa de postigo de Los Abades

0
Compartir

A estas alturas de la película, ustedes habrán notado que, quien escribe estas torpes líneas, es cofrade, le gusta su Semana Santa, y no permitirá nunca el más mínimo agravio contra nada que signifique, sepa o huela a Cofradía.

Pero si las cosas dentro del Universo Cofrade no terminan de “cuajarse” bien, a mi no me queda más remedio que criticarlas por que, al igual que soy cofrade, soy malagueño, y ciudadano de esta ciudad, que para bien o para mal me vio nacer.

La rampa en Postigo de los Abades para que suban los tronos hasta la S.I.C.B. no debería de suponer ningún problema más de los que ya causa a la ciudad durante esa semana, pues el tema de tribunas, vallas, sillas, cortes de calle y un etc, que, vuelvo a repetir, que aunque algunos lo nieguen hasta la saciedad, es un mal menor, para todo el bien que las cofradías hacen a la ciudad.

Pero eliminar unos arbolitos de forma permanente, que llevan puestos un suspiro, para poner un mamotreto durante una semana, pues esto no me parece serio.

Los cofrades debemos ya de empezar a admitir que la ciudad la compartimos con más personas. Con ateos, con agnósticos, con turistas, con este y con el otro. La ciudad no es propiedad del Cofrade. Que el cofrade por derecho propio se ha ganado a utilizarla durante una semana, pues claro, que nos lo hemos ganado y discutiré esto contra todo aquel que diga lo contrario. Pero hacer o modificar el urbanismo de una ciudad a golpe de martillo cofrade, eso sí que no, hermanos de capirote.

No podemos imponer una forma de pensar y actuar que no es compartida por más del 40% de esta ciudad, que es tan abierta, tan abierta, que claro cabe todo. El cofrade ha venido a este mundo terrenal a servir y no ser servido, porque así lo pregonó a los cuatro vientos de la Plaza de la Marina, a quién llevamos, como imagen icónica en nuestros tronos.

Al igual que digo esto, voy a decir todo lo contrario de la mal llamada Plaza de Camas, y así alguno se baja del pedestal y deja de frotarse las manos. La horrorosa plaza de Camas, si tiene algún encanto, que lo debe de tener muy interiorizado, porque yo no se lo veo, se lo han dado las cofradías y la casa hermandad que algún día allí se hará. Así que anti cofrades, no todo iban a ser palos, que os repito una vez más, los cofrades han hecho más por esta ciudad que todos esos que están dando mítines con dinero público, para salir elegidos y vivir cuatro años del cuento.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.