La margarita comienza a deshojarse

0

En estas fechas y en verano, los “este sí, este no” saltan a la palestra de los fichajes y descartes

Hay rumores que tienen parte de verdad, otros que solo quieren “marear la perdiz”, otros lanzados por los mismos jugadores o sus representantes para “encarecer la mercancía”, el hecho es que cuando el rio suena… Es lógico por otro lado que algunos jugadores quieran estar en equipos donde les paguen mas, cualquier trabajador siempre está al acecho de que otra empresa requiera sus servicios a cambio de emolumentos más atractivos, es la lógica obrera. Otra cosa es que jure y perjure que todo es mentira, que son rumores infundados y luego pasa lo que pasa; se van y la culpa se las van echando unos a otros y la casa sin barrer.

Este es el caso de estas fechas año sí y año también. No seamos ilusos, el Málaga tal y como han dejado las oficinas, es poco menos que un solar a punto de ser expropiado por malas gestiones en el pasado, y una de dos, o se limpia y se construye a partir de 0, o se vende. Y esto último sería, tal como están las cosas, lo peor que podría pasar. Tal vez el propietario del “solar” debería de estar más pendiente de él, no lo negamos, y si lo hacemos es que somos ilusos, pero la limpieza urge. Lo malo es que para adecentarlo hay que comenzar por donde más se ve o más valor tiene, y he aquí el quid de la cuestión. Se lleva hablando de los intereses de los clubes, ahora mismo, más ricos del fútbol europeo, los ingleses. Estos han echado las redes en dos figuras del momento, una con una clausula bajísima pero un salario muy alto, Carlos Idris Kameni, y otro con un sueldo más o menos aceptable, pero con una clausula irrisoria para los bolsillos británicos, Nordim Amrabat. Éste último ya tiene bota y media en Inglaterra, y sobre Carlos ahí, ahí, está la cosa.

El problema es que los representantes, sabiendo que el Málaga está en un momento dulce, quieren hacer caja con sus representados, y este caso es el que puede ser más doloroso. Mucho se habla de Ignacio Camacho, y o se cierran bien las cosas en La Rosaleda, o el jugador “franquicia” del Málaga, va a ir haciendo las maletas. Y ¿quién suena? Uche, Capel… con todos mis respetos, ni al taco más gastado de las suelas de las botas de “Macho” Camacho ni de Nordim. Pero las cosas son así, y cuando el río suena…

Esperemos acontecimientos que están a punto de caer como fruta madura. Y nosotros como hemos venido haciendo hasta ahora, el departamento de comunicación del club es quien tiene la última palabra, no queremos dar marcha atrás y contradecirnos por querer tener una primicia que luego no sabe a nada, todo lo contrario, sabe a derrota.







DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.