La Diputación reforzará el Consorcio de Bomberos con 70 efectivos

0

La Junta General del CPB ha dado hoy luz verde a la modificación de estatutos de la entidad y a una exención en el pago de cuotas para los municipios menores de 20.000 habitantes

Francisco Salado destaca la importante mejora del servicio que supondrá la adquisición de 47 nuevos vehículos entre este año y 2021

La Junta General del Consorcio Provincial de Bomberos (CPB) de Málaga ha dado luz verde por unanimidad en una reunión celebrada hoy a diversos acuerdos que posibilitarán dar estabilidad laboral a la plantilla del Consorcio y reforzarla con 70 efectivos más a través de una oferta de empleo público. Paralelamente, se han aprobado por unanimidad mociones presentadas por el PSOE y Adelante Málaga para que, a partir de este año, los municipios menores de 20.000 habitantes queden exentos del pago de cuotas al Consorcio.

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha presidido la Junta General, que ha contado con la presencia de representantes de los grupos políticos de la Diputación y casi la totalidad de los alcaldes pertenecientes al consorcio. En esta junta se han ratificado los acuerdos alcanzados esta misma mañana en el Consejo de Dirección del CPB.



Salado ha agradecido a los alcaldes presentes el trabajo realizado durante la pandemia para proteger a los vecinos, que ha servido para salvar vidas, así como la labor realizada por los profesionales del Consorcio, sobre todo en la desinfección en residencias de mayores y en calles e instalaciones municipales.

Igualmente, ha resaltado que haya habido acuerdos por unanimidad “en un servicio esencial, como el de la extinción de incendios y salvamento, que debe quedar al margen de disputas políticas”. Y ha añadido que tanto la consolidación de la actual plantilla como el refuerzo de 70 bomberos supondrán una importante mejora en la calidad del servicio, lo que irá acompañado de una notable mejora en los medios materiales con 47 nuevos vehículos entre este año y 2021.

Por un lado, la Junta General del CPB ha aprobado provisionalmente la modificación de sus estatutos, actualizándolos a la nueva normativa, un trámite que debe ser refrendado por todos los entes, tanto por la institución provincial como por todos los ayuntamientos que forman parte del consorcio.

En la reunión, hubo consenso en cuanto al importante avance que eso supondrá para la consolidación de los profesionales del CPB, al tiempo que abre la puerta a la nueva oferta de empleo. En este sentido, Salado ha explicado se está a punto de firmar un acuerdo marco, con una vigencia de tres años, que contempla la estabilización de la actual plantilla y sacar a concurso 70 nuevas plazas de bomberos.

Además, se ha dado cuenta de dos modificaciones presupuestarias, por importe de 6.107.000 euros y de 5.719.000 euros, que contribuirán a dotar de nuevos medios materiales al consorcio.

Mejora de medios

En este sentido, Francisco Salado ha detallado que entre este año y septiembre de 2021 se adquirirán 24 vehículos ligeros de intervención y jefatura; tres autobombas forestales, ya en servicio; una autoescala automática de 32 metros; seis autobombas urbanas ligeras de 1.800 litros; seis autobombas rurales pesadas de 3.000 litros; tres autobombas urbanas ligeras de 1.800 litros; dos autobombas forestales pesadas de 3.500 litros; y dos autobombas nodrizas pesadas de 7.500 litros.

Paralelamente, ha anunciado que se renovarán las comunicaciones por radio, que pasarán de servicio analógico a digital para mejorar la coordinación con todos los parques de bomberos, y se adquirirá una gran pantalla para realizar un seguimiento y una gestión más adecuada de las incidencias.

Igualmente, se ha aprobado destinar el superávit del Consorcio en 2019, algo más de siete millones de euros, como remanente para reducir las cuotas de todos los entes consorciados, como una de las iniciativas incluidas en el Plan Málaga.

Paralelamente, se han aprobado mociones  presentadas por el PSOE y Adelante Málaga para que  los municipios menores de 20.000 habitantes queden eximidos del pago de sus cuotas al Consorcio, unas aportaciones que asumirá la Diputación.

Además, Francisco Salado ha indicado que también se bajarán las cuotas a las localidades mayores de 20.000 habitantes cuando se tenga ajustado el coste real del servicio que presta el Consorcio Provincial de Bomberos.

A este respecto, ha anunciado que se están haciendo estudios sobre el coste real que tienen todos los consorcios dependientes de la Diputación para evitar que haya remanentes excesivos y para que los ayuntamientos aporten exclusivamente lo que realmente cuestan los servicios que prestan los consorcios.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí