Jugar en casa, un talismán para el Unicaja Baloncesto

0
Los primeros equipos masculino y femenino del Unicaja se han apoyado en la afición del Carpena y Los Guindos para obtener notables resultados en casa, habiendo conseguido 25 victorias en 32 partidos en todas las competiciones. ¡En casa, mucho mejor!

La fuerza del Unicaja reside en casa. Los primeros equipos masculino y femenino del Club han agradecido con destacados resultados el incansable aliento de la Marea Verde que cada fin de semana ha acudido al Carpena y a Los Guindos para mostrar su apoyo y disfrutar del baloncesto. En suma, ambos conjuntos, el Unicaja masculino (que disputa la Liga Endesa, la 7DAYS Eurocup y fue subcampeón de la Copa del Rey) y el femenino (recién ascendido a Liga Femenina 2), han jugado 32 partidos en casa, de los que únicamente han perdido 7 a lo largo de todas las competiciones.

De este modo, los jugadores que entrena Luis Casimiro han disputado hasta la fecha 21 partidos en el Martín Carpena a lo largo de tres competiciones. Ante el impulso de la afición, en Liga Endesa han logrado 6 victorias con una media de 9,6 puntos de diferencia en el marcador, siendo algunas de ellas destacadas como las obtenidas ante rivales de enjundia como el RETAbet Bilbao Basket (77-70), el Herbalife Gran Canaria (79-76) o el Kirolbet Baskonia (82-72). 



A este balance, además, hay que añadir la brillante participación del equipo en la Copa del Rey, celebrada en esta edición en el Carpena, en donde se logró un gran subcampeonato ante el Real Madrid tras superar al Casademont Zaragoza en cuartos (90-86) y al MoraBanc Andorra en semifinales (92-59).

En Europa el dominio como local es incluso más claro. En la 7DAYS Eurocup es, junto al Joventut -ya eliminado-, el único equipo que no conoce la derrota en casa, habiendo ganado todos los partidos disputados como local, un total de 8 entre Fase Regular y Top 16, acabando en ambas fases primero de grupo. Equipos como Galatasaray (88-83), Joventut (90-84), MoraBanc Andorra (84-75) y Todas Bursa (76-68) cayeron en el feudo malagueño, en el que también se vivieron victorias imponentes, como la obtenida frente al EWE Baskets Oldenburg (108-68, anotando 41 puntos en el tercer cuarto -récord del Club-). La diferencia en el marcador en estos partidos es, además, de 15,25 puntos a favor de media.

En total, tras 21 partidos disputados en el Carpena en tres competiciones diferentes, solo en 5 no se logró la victoria. Un buen balance que buscará mejorarse en el futuro.

Los Guindos, un bastión

Si en el Carpena las cosas funcionan, en Los Guindos la situación no difiere en absoluto. Las jugadoras que entrena Lorena Aranda en Liga Femenina 2 han logrado convertir su pabellón en una de las canchas más calientes y complicadas de la liga con la ayuda de la afición que lo llena todas las jornadas, únicamente cediendo en 2 encuentros del total de 11 disputados hasta el momento.

Así, el Unicaja Femenino, recién ascendido a la categoría, pagó caro su debut frente a uno de los conjuntos favoritos al ascenso: el Snatt`s Femení Sant Adriá. Ese equipo, además del Osés Construcción Ardoi (colíder junto al Sant Adriá) han sido los dos únicos equipos que han logrado llevarse la victoria de Los Guindos. El resto, todo victorias, destacando las obtenidas frente al Barça CBS (69-62), el Lima Horta (78-70) y los conjuntos regionales del Grupo Hafesa RaCa Granada (56-50) e ISE CB Almería (63-55). Además, llevan una racha abierta de 5 victorias consecutivas como local, siendo la diferencia media a favor de las malagueñas de 12 puntos a favor en los 9 triunfos cosechados ante el amparo de su afición.

Los dos equipos, masculino y femenino, entienden por tanto la importancia de jugar en casa para lograr objetivos. En la actualidad, debido al coronavirus, ambos conjuntos cesaron su actividad tanto en el Carpena como en Los Guindos. Ahora toca seguir siendo fuertes desde casa para ganar este partido con la ayuda de todos. Por eso, para lograrlo, #YoMeQuedoEnCasa.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí