Jesús nos da la Esperanza de vida sobre una alfombra de romero

Jesús nos da la Esperanza de vida sobre una alfombra de romero

0
Fotos: Rafael J. Gómez/Miguel A. Pérez/Rafael Ravina/Armando Moreno/Fran García/BlogMálaga

El tópico se hizo realidad, uno de los Jueves que relucen mas que el sol. Un Jueves Santo esplendoroso en todos los aspectos.

Inasia

A pesar de que el día de ayer fue de esos regalos que nos brinda la vida, hay cosas que, a estas alturas de la vida, debería de controlarse un poco más. No es entendible que de Domingo de Ramos a Miércoles Santo un enclave tan transitado y, a veces, un poco “desestabilizado” como es la calle Carretería, apenas se vean una pareja o dos a lo máximo de miembros de orden público durante todos los recorridos, y que anoche, al menos hasta que paso la Congregación de Mena, llegaron a haber casi 2 docenas de efectivos. Y repito, hasta que pasó la Virgen de la soledad, luego, volvió a lo de antes y apenas se veían. Aunque hay que ser sinceros, si no llegase a ser por ellos, a un pequeño que le dio un desmayo y rápidamente lo auxiliaron y en pocos minutos el chaval estaba recuperado y pudo irse andando para que fuera atendido. Pero lo que no es de recibo es que desde primeras horas de la mañana no se pudiera pasar por esa calle entre las aceras, porque le mobiliario afectaba el paso a quien quisiera cruzar de uno al otro lado, y sálvese quien tocara una de esas “¿sillas?”. Desde muy temprana hora de la tarde, casi desde las 4, ya estaban todo ese mobiliario ocupado, y no solo en una fila, sino hasta en tres filas, teniendo en cuenta que la anchura de la acera apenas es de un metro, era prácticamente imposible pasar detrás de ellas sin, al menos, rozar a la persona que estaba allí ubicada. 

Imágenes tan desoladoras como personas jugando al parchís, alfombras a lo largo de la escalinata de la “Tribuna de los pobres” para estar incluso tirados, meriendas, cenas, y hasta incluso almuerzos, que luego dejaban los restos depositados en el suelo para que una vez pasada la Virgen de la soledad, lo que llevaba horas ocupado, se quedar absolutamente vacío en espacio de pocos minutos, dejando tras de sñí, esa huella de suciedad que las Cofradías que les precedían no se merecen. Y ojo, no es culpa absolutamente ninguna de la Congregación, al contrario, se de su buen hacer e intentan por todos los medios que no ocurra nada, pero el “pasotismo” humano y la falta de empatización con el resto de los malagueños, es apreciable desde cualquier punto de esta calle. 

Tal vez ese bando que proclamó Alcaldía debiese de hacerse efecto y que Carretería fuera nuevamente ese enclave que fuera atractivo a las Cofradías y Hermandades, las cuales cada año se van apartando de esta parte del recorrido. Una autentica pena.

Pero vayamos a lo positivo. Porque San Felipe abrió sus puertas a un Jueves Santo excepcional. Santa Cruz, al Amparo y la Misericordia de su Divina Madre, cruzaba el dintel Filipense para visitar a los miles y miles de malagueños y foráneos que la esperaba.

Ego sum vitis vos palmites, Yo soy la vid y vosotros los sarmientos. La Plaza de las Biedmas se hace mas grande cuando Jesús de Viñeros abre las puertas de su casa. Romé y negro se mezclan entre el gentío que presencia, en Tono de carrete dorado como la Sangre del Redentor se hace patente en el vino de la consagración. Traspasada por siete puñales en su Soledad, tras Él va la Reina de Carretería. La belleza se hace patente a primeras horas del Jueves Santo.

Bienvenidos a la Cena del Señor en el Muro de Puerta Nueva. Álvarez Duarte es testigo excepcional en la mesa del Señor. De sus gubias salieron las expresivas imágenes y él quiso estar presente. Santiago el Menor lleva su impronta en una de las esquinas del Trono, frente al traidor mas execrable de la Humanidad. Aún hay quien no ve a esta Hermandad procesionar en la tarde el Jueves Santo, pero sólo un dato: el Jueves fue el día en el que se instauró la Consagración del Pan y el Vino y ese día nació la Eucaristía. Todo encaja.

Paz, hermoso nombre al que hoy todos recordamos, Londres, París, Niza, Bélgica. Siria… larguísimo el nombrar donde debiera estar esta bellísima advocación. Nuestra Señora de la Paz, ruega por ellos. 

Intentaré huir de los típicos tópicos para centrarme en la imagen de un crucificado que es la maestría de aquel que tuvo una Buena Muerte. Aquel que dio su vida por nosotros y al pie de la Cruz, María la de Magdala, llora desconsolada al ver a su Maestro inerte sobre le madero. Y siempre lo diré cada vez que me refiera a Ella a fuerza de ser pesado, pero todavía resuenan en mi mente las palabras de mi querido amigo y hermano Alberto Jiménez Herrera, que seguramente estará sentado junto a Ella mientras ve como su hijo Antonio la porta sobre sus hombros, “La Virgen de la Soledad es la elegancia del mundo cofrade malagueño”. Elegante hasta el culmen de la mas absoluta belleza, la Virgen de la Soledad es incomparable la mires por donde la mires.

Es muy difícil poder describir lo que acontece en la tarde el Jueves Santo en los aledaños de la Iglesia del Carmen. Pero aún es mas complicado relatar lo que pasa en el Perchel. La Cofradía de la Misericordia es algo más que dos Tronos en la calle, que unos centenares de nazarenos, Hombres de Trono, músicos, caballeros del aire… Tal vez solo se pueda resumir en una palabra “Chiquito”. Lo demás sobra. Sólo se puede añadir algo mas: Gran Poder. Excelsa, Regia e impresionante.

En este caso las imágenes hablan por si solas…

La rosa, el bandolero, la frontera entre dos barrios… de todos es sabido lo anterior, pero nadie quiere perderse como el Milagro se hace de nuevo a las calles. 

“Y ese Milagro va derramándose delante de la Señora, un Milagro clavado y muerto en Cruz redentora. ¡¡¡Milagro como el que día a día se da en este mundo, Milagros como el de aquella familia que tienen para comer cada día cuando apenas les quedaba nada, Milagros de esa otra que a punto de estar malviviendo en la calle, les llega en un último aliento de esperanza el acogimiento de un techo; Milagro de vivir en este mundo que poco a poco se va desgranando entre un costado herido por la avaricia, el mal orgullo, la maldad, la mentira, el engaño y las malas artes de muchos que solo piensan en su egoísmo sin querer saber nada de los que solo les piden vivir en paz y sin sufrimiento, sin riquezas, sin malas intenciones, solo piden un futuro para sus hijos!!!”

Zamarrilla es única. Zamarrilla es ese jardín del tamaño de una sola flor en el pecho dolorosa de una Madre. Zamarrilla es el foco de atención de quien, año tras año, no quieren perder esa mirada que clama al cielo el consuelo que le pesa en el alma.

Y la apoteosis llega al filo de la madrugada. Bendición del Nazareno al pueblo. Alfombra de romero de manos de acólitos y no tras un camión -enhorabuena por el cambio, hermanos-, y sobre todo la grandeza, la hipérbole, la exaltación de la belleza del Jueves Santo al cruzar el umbral de su Basílica. La Esperanza está en la calle. Y el Dulce Nombre va camino de la tribuna para perdonar a los que allí se concentran. 

“Aunque solo les queda la esperanza, nunca la pierden, y quien la necesita se la pide a Ella, si Ella, con mayúsculas, La Reina del Jueves Santo, la Reina del Romero, la Reina de Málaga, la Reina de las esperanzas perdidas, la Reina de la paz, la Reina de la misericordia, la Reina del AMOR. La Esperanza les espera con los brazos abiertos desde su Basílica, La Esperanza pisa las calles de Málaga alfombrada de romero bendecido por su Hijo desde la Tribuna, de su Hijo que da bendiciones a los marineros, cuando se gira calle Larios abajo. ¡¡¡QUE GRANDE EL JUEVES SANTO MALAGUEÑO Y QUE GRANDE ES LA ESPERANZA!!!·

La verdadera señal de la Cruz, la Vera+Cruz pone el broche de oro a esta jornada. Fusionadas cierra su procesionar que comenzó el Domingo de Ramos. Imagen que recuerda épocas pasadas pero que dan un toque de verdad en lo que representa la Pasión y Muerte del Redentor.

Pero queremos dar, nuevamente, un toque de atención a quienes deben velar por la seguridad de los ciudadanos. No sólo hay que estar presentes cuando pasa un determinado cuerpo militar, el probable descontrol puede pasar en cualquier momento, sin ir mas lejos el Lunes Santo. 

Pero también una llamada de atención a los tutores de los mas pequeños que deberían de decirles que el itinerario de las Cofradías y Hermandades no es un solar de juegos.

Hoy Jesús estará en su losa sepulcral. No le dejemos solo ni a su Madre en el doloroso trance de su amargura.

Hoy es Viernes Santo.

Comenta con Facebook

comments

Qtarreglo Inasia

No hay comentarios

Dejar respuesta