II Torneo de Debate Escolar por la Igualdad

0
II Torneo de Debate Escolar por la Igualdad


El Ayuntamiento acoge mañana martes la final del II Torneo de Debate Escolar por la Igualdad

El proyecto está financiado por la convocatoria de subvenciones del Área de Igualdad y en él participa alumnado de siete centros

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Málaga acogerá mañana martes la final del torneo de debate escolar por la igualdad, que celebra su segunda edición. Un total de 60 alumnos y alumnas de secundaria de siete centros educativos de Málaga participan este año en este proyecto de la asociación ADA LOVELACE en colaboración con la Fundación Cánovas, la Asociación Mujeres en Igualdad y ACREM y financiado con cargo a la convocatoria de subvenciones del Área de Igualdad del Consistorio malagueño.

El objetivo de este torneo de debate es fomentar las habilidades comunicativas y retóricas del alumnado, que ha recibido en ese tiempo formación específica en materia de igualdad y lleva un mes preparando el tema de debate: “En igualdad de nivel, ¿deben ganar lo mismo los y las deportistas?”.



Cada uno de los equipos está conformado por 4 ó 5 componentes y dos monitores que, durante el tiempo previo de preparación, han debatido en defensa de ambas posturas (a favor y en contra) y cuyo trabajo ha sido valorado por un grupo de jueces especializado en debates y en igualdad.

La primera y segunda ronda de los debates tendrá lugar en el Colegio Maristas a partir de las 16:15 horas y la final se disputará en el Salón de Plenos del Ayuntamiento a las 20:00 horas.

La dinámica de los debates que tendrán lugar en el torneo es la siguiente: sendos discursos de exposición de tres minutos donde cada equipo expone sus tesis y argumentos, dos turnos de refutación para cada equipo (cuatro minutos) en los que deben rebatir las tesis de los rivales con la posibilidad de hacerse preguntas e interactuar y, finalmente, un turno de conclusión de tres minutos.

El aspecto más relevante del debate de competición es que todas las personas participantes deben defender a lo largo del torneo tanto la postura “a favor” como la postura “en contra”, de modo que no se trata de preguntarles su opinión personal sobre el tema sino que afrontan un juego dialéctico donde se emplean argumentación y oratoria y los participantes han de meterse en la piel de quienes no piensan como ellos, tratar de analizar y comprender sus argumentos y, como consecuencia, entender que los problemas pueden analizarse desde diferentes prismas.

El proyecto permite visibilizar la necesidad de trabajo por alcanzar la igualdad plena entre hombres y mujeres en diversos ámbitos concretos y, al mismo tiempo, hace posible que el alumnado participante desarrolle las capacidades argumentativas y retóricas de los participantes, su capacidad investigadora, el trabajo en equipo, el aprendizaje de distintos modelos discursivos y el desarrollo de métodos de selección, criba y presentación de información en tiempos reducidos.