Gloria para Ponce con Conde brillante fallón con la espada

0
Fotos: Toros del Mediterráneo
Crónica de Manuel Álvarez

Triunfo sin paliativos para Enrique Ponce tanto por su espectáculo Crisol como por las cuatro orejas conseguidas en La Malagueta.

El acompañamiento musical del espectáculo, que había levantado suspicacias entre la afición, resultó un acierto y muestra una dimensión nueva de una fiesta que puede encontrar en este tipo de innovaciones un camino alternativo. 

Si bien estuvo Ponce en los dos primeros, su tercer toro, de Juan Pedro Domecq fue de ensueño. Pase tras pase el de Chiva demostró una maestría, sapiencia, voluntad y arrojo que dejan a las claras que es uno de los grandes de la tauromaquia. El toro no paraba de embestir hasta que Ponce hizo ver a toda la plaza y a la presidencia que merecía el indulto. De esta forma consiguió sus dos orejas y la salida por la Puerta de Manolo Segura.

Conde no tuvo tanta fortuna. aunque su lote fue bueno, la comparativa de su primero con la primera de Ponce le perjudicó. Pero entre el sexto toro y Estrella cantando parecieron hacerle entrar en trance y su toreo, esta vez sí, en los medios hicieron que cuajara una gran faena. La faena que La Malagueta quería que hiciese para verle triunfar. Por desgracia, la suerte de la espada continuaba por la misma senda y le hizo perder los trofeos.

Plaza de Toros de La Malagueta. Más de tres cuartos de entrada. Se guardó un minuto de silencio en memoria a las víctimas del atentado de Barcelona.

Toros de Juan Pedro Domecq, Daniel Ruiz y Albarreal.

Enrique Ponce. (Oreja, oreja y dos orejas)

En su primero, un toro de Juan Pedro Domecq ,castaño de ojo de perdiz y 476 kilos Ponce levantó enseguida aplausos, al igual que Conde en su quite, lo que parecía un buen inicio ante la novedad del festejo. Algo debió ver el de Chiva que no dudó en ir a los medios a brindar al público el estreno. En la muleta, Ponce fue acompañado por unos toques de guitarra clásica con Estrella Morente al cante con ‘En tus sueños’ y el tema instrumental de ‘La Misión’. Con una faena más larga de lo normal, Ponce encandiló al público aguantando incluso cuando el toro se paraba fruto de la poca fuerza que demostró. En la espada, casi entera. Una oreja y fuerte petición de la segunda. Palmas al toro al arrastre.

El tercero, de Daniel Ruiz, negro de 503 kilos humillaba tanto que dio la voltereta al clavar el pitón en el albero. Sin apenas desgaste tras el tercio de varas y banderillas, Ponce supo darle descanso al toro para hacer la mejor faena posible. El toro pronto perdía las manos y Ponce lo supo entender dándole más descanso y aprovechando la música ‘Panis’ y ‘Conquiste of Paradise’ para adornarse y que el toro respirase. Así consiguió sacar pases muy meritorios y una estocada meritoria y un poco desprendida. Oreja con fuerte petición de segunda.

El quinto, negro listón de Juan Pedro Domecq y 554 kilos, dio un susto en el tercio de varas al casi levantar al caballo. El quite de Conde, con dos verónicas y media, reconocido y aplaudido por el público. Acompañado por Estrella Morente, Ponce hilvanó una cantidad de pases, redondos, largos y permitiendo respirar al toro que enaltecieron al respetable que no tenía dudas de que era una faena de dos orejas. Público en pie aplaudiendo con gritos de ‘torero, torero’. Ponce pedía a gritos el indulto del astado volviendo a torear con el reverso del capota, continuando la faena con la muleta y el público así lo supo entender. Toro indultado y Ponce lo ofreció a Conde para que le diera aún más pases. Dos orejas y ovación para ‘Jaraiz’ en su retirada a chiqueros.

Javier Conde. (Vuelta, silencio y ovación )

Tomó la vez Conde con uno de Daniel Ruiz, castaño manchado de 502 kilos, que peleó en el tercio de varas. Ponce realizó un escueto y aplaudido quite. El malagueño, acompañado por las canciones ‘She’ y ‘Mourir d’aimer’ interpretadas por Alba Chantar, realizó una serie de tandas con la mano izquierda, lentas, sintiéndolas, ayudándose en momentos por el estoque, sabedor de la ocasión de la que disfrutaba reconocidas con olés y aplausos del público. Media estocada a un toro al que se le pudieron sacar más pases. Leve petición de oreja. Ovación al toro ‘Miedoso’ al arrastre.

El cuarto, de Juan Pedro Domecq, negro de 465 kilos, se mostró fuerte en la vara aunque pronto perdió las manos. La faena de muleta fue acompañada por Pitingo con una meritoria tanda que terminó desplantando al toro. Con ‘El concierto de Aranjuez’ Conde supo sacar los mejores pases mientras tenía al público entregado. Pero no tendría fortuna con la espada y a la cuarta consiguió una media estocada que acabó con el astado. Silencio para Conde y palmas para ‘Oportuno’ en el arrastre.

El último de Conde, castaño ojo de perdiz de 548 kilos, fue recibido por una tanda de cinco verónicas y media que obtuvo el reconocimiento del público. Acompañado por Estrella Morente inició su faena de muleta sacando sus mejores pases de la faena. Había ganas de ver al mejor Conde en La Malagueta. El malagueño, casi en trance, aprovechó el buen toro e hilvanaba pases tras pases con un bonito desplante que sirvió de rúbrica ante el regocijo del público. Tenías más pases el de Juan Pedro Domecq cuando Conde decidió matar. Pinchazo -que La Malagueta sintió como propia- y media estocada. Aquí perdió el malagueño su triunfo.