Éxtasis malagueño en el Carpena

0
Domingo 15 de Abril del 2018. 20 horas y 20 minutos y el Carpena experimenta el llamado “Éxtasis Malagueño”

Si a usted, amigo lector, le gustaría experimentar una sesión de “sexo duro”, de esas de látigo y cuero, más fresas con champán, pero le da un “no se qué” pedírselo a su pareja, pues ya no tiene porque preocuparse. Ahora es tan sencillo como comprar una entrada para ver al Unicaja un domingo por la tarde.

Ayer el Unicaja nos llevó por todas las fases del placer, eso sí, en algunos momentos con dolor, para llegar al éxtasis supremo del pitido final con la que suponía la cuarta victoria, este año, sobre el Barca-Lassa.

80-78 fue el marcador final, con una falta en ataque del equipo catalán, bien forzada por un Alberto Díaz que es, sin duda alguna, el BASE del Unicaja. Todas las demás pruebas que se hagan, son simplemente eso, pruebas. Quién pone al Unicaja a jugar es Alberto.

Empezó el partido mal para el cuadro malagueño ante un Carpena con una magnífica entrada. Pero la aparición en cancha del base malagueño, más Salin, puso las cosas en su sitio.

El segundo cuarto fue primoroso. El Unicaja sometía al Barca a base de triples y una defensa terrorífica. Y de esa forma nos fuimos al descanso con 17 puntos arriba.

En el tercer cuarto el equipo verde, dilapidó esa renta de 17 puntos, ante un Barca muy acertado en el tiro exterior, que forzó el empate a 55 cuando faltaban diez minutos.

El último cuarto fue un “yo te doy” y “tú me das”, para terminar con una victoria que sabe a titulo. Ese que dice que el campeón de la Copa del Rey ha mordido el polvo cuatro veces este año ante el equipo de Los Guindos.

Sobre la actuación de los jugadores, pues sólo decir que a nivel coral, todos estuvieron bien. Que Alberto Díaz estuvo notable. Que el Capitán Suárez estuvo sobresaliente, dando más asistencias a los compañeros que los propios jugadores exteriores. Bien por Nedovic y Salin. Y Livio se va del partido con buena nota.

Sobre si podía haber jugado algunos minutos Vinni en el tercer cuarto, con una renta a favor del Unicaja de 17 puntos, pues en mi opinión no sólo es que podía haber jugado, sino que tenía que haber jugado. Más cuando las ayudas en defensa de nuestros jugadores exteriores, para poder contener el juego interior del Barcelona, provocó una cascada de tiros de tres del equipo visitante. Pero recordemos, una vez más, que nosotros no somos los técnicos, y que esto es una mera apreciación.

El fin de semana que viene nos vamos a Valencia. Ahí nos vamos a medir a nuestro posible rival en los cuartos de la Liga Endesa. Vamos a comprobar lo que es capaz el equipo de los Guindos fuera de su “Carpena”.