Inicio Deportes Europa, cada vez, mas lejos de los pirineos

Europa, cada vez, mas lejos de los pirineos

0
Compartir

Un gol del Celta en los últimos minutos, derrota a un Málaga sin rumbo

Arrancaba el partido con un Málaga bien posicionado en defensa, aguantando las embestidas del equipo gallego, pero una cosa es eso y otra entregarle el balón en casi un 70% del tiempo a los celtiñas. Muchas imprecisiones, errores en los pases, y apenas tres toques como mucho de balón y o se perdía o lo arrebataban los celestes. La meta de Kameni parecía un punto en la diana del Celta, los ataques fueron casi continuos y seguro que mas de uno ya estaba esperando ese gol en contra de los malagueños que se iba mascando. Hay veces que uno piensa ¿de verdad el Málaga quiere estar en Europa el próximo año? Y se me venía a la mente unas palabras del recordado Antonio Ozores “¡Así no, hombre, no!”. Pero en el minuto 34 parecía que iba a cambiar el panorama un ataque velocísimo de los de Javi Gracia dejaba el esférico en los pies de Sergi Darder, y sabiendo que es de los mas seguros, y solo ante el cancerbero del celta, con tiempo para pensar, incluso mas de un compañero ya estaba regresando al centro del campo para celebrar el gol, el centrocampista va… y… ¡Al poste!, increíble, pero absolutamente real.

Unos cuantos ataques mas hacían presagiar que la cosa iba a cambiar a favor de los boquerones, pero rozando el descanso pesa mas la mente de no encajar un gol en ese tiempo “psicológico” que otra cosa y ambos esperaron a que finalizara el primer tiempo para encarar los vestuarios, no sin antes dar otro pequeño susto los del equipo del “Toto” Berizzo.

Los seguidores blanquiazules comenzaban a soñar con una victoria malaguista que despejara el camino de los que lo viene precediendo. Y este descanso, al menos, serviría para que los que estaban ante los televisores se relajasen un poco y esperasen el comienzo de la segunda mitad.

Y llego la segunda, mas o menos parecido a la primera, pero al Málaga pisaba mas el área del Celta, pero si pisas mucho, encaras y no tiras ¿de que sirve? Incluso hasta con ocasiones mas o menos claras de gol, pero ya sabemos eso de nadar y la orilla… Pero es que el Celta ahora apenas pisa el área de Kameni, y cuando lo hace también falla. Menos mal que eso hace que los malagueños se vengan arriba. Un ataque endiablado del Celta, cabezazo al palo de Charles y el rechace lo echa fuera el Tucu Hernández solo, pero lo que se dice solo, era el 1-0 clarísimo. El miedo hace que Gracia modifique el tablero, sale Samu Castillejo y sienta al portugués Ricardo Horta que no ha estado acertado.  Mueve ficha nuevamente Javi Gracia y sienta a Duda y saca a Juanmi, echa leña al fuego, va a pre kl partido, o al menos se le supone.

Reparto de juego a la mediación de esta segunda mitad, las ocasiones mas claras para los locales, aunque le Málaga ya no tiene esa presión de la primera mitad, aunque la defensa se multiplica (sobre todo el capitán Welligton) para que los delanteros gallegos no atinen con la puerta del cancerbero malagueño. Amrabat desperdició un ataque con clarísima ocasión de gol, la velocidad y la fuerza del marroquí fue tanta que erró la precisión del toque para atinar con la puerta de Álvarez. Ya saben aquello de que quien perdona, le cuesta caro. El marcador podría ir, como mínimo 1-2, pero los errores de cara a la portería son la tónica del partido. Y de nuevo, Kameni hizo un “Kameninada”, un balón claro para atraparlo, lo convirtió en un “encoge-corazones”. Partido de ida y vuelta de ambos equipos que arrojaba un enorme tufo a empate, a falta de apenas dos minutos, el último cambio del Málaga, Darder se siente un poco tocado y sale Recio. Pero… como siempre, despiste y ¡Zas! Nolito, que apenas hizo nada bien sujetado por  el venezolano Rosales, marca un gol que se intuía a lo largo del partido, y hasta aquí, lo que se daba, no querían marcar en los últimos minutos del primer tiempo y lo marcan el final del partido. El colchón se ha desinflado totalmente, ya no hay margen de error, a partir de este momento todos, absolutamente todos los partidos que restan de aquí a final de temporada son FINALES si queremos estar en Europa, pero o mucho cambian las cosas o nos tememos que esa séptima plaza va a estar ardiendo y e mas mínimo error dará de bruces con la pérdida del sueño europeo.

Todo parece suponer que la estrategia de Javi Gracia ha sido estudiada milimétricamente por todos los equipos contrarios y ya no da la sensación de miedo que dio en el primer tramo de la liga. Ni los cambios del principio, ni los arreglos del final, han sido piezas fundamentales para que nos traigamos algo de Balaidos.

Un dato muy a tener en cuenta, el colegiado Hernández Hernández, bien.







Compartir
Locutor de Radio y Tv, y ahora “plumilla” en esta maravillosa aventura que es Blog Málaga, malagueño hasta la médula. Unicajista de corazón. Y Cofrade por la Gracia de Dios

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.