Inicio Noticias de Málaga Capital EMASA se hará cargo del suministro del agua en Miraflores de El...

EMASA se hará cargo del suministro del agua en Miraflores de El Palo

0
Compartir
La asamblea vecinal da su visto bueno a la propuesta consensuada entre ambas partes, que permite avanzar en el proceso de recepción de la barriada por parte del Consistorio
  • A partir de ahora la barriada recibirá agua de calidad y disfrutará de todas las ventajas que supone formar parte de la red de abastecimiento de EMASA

La empresa municipal EMASA se hará cargo del suministro del agua en la barriada de Miraflores del Palo tras el acuerdo consensuado entre la entidad urbanística de conservación y el Ayuntamiento, que fue ratificado anoche por los vecinos reunidos en una asamblea de carácter extraordinario, a la que asistieron el concejal de Sostenibilidad Medioambiental, José del Río, y el edil del distrito Málaga Este, Carlos Conde.

Con la firma de este convenio –fruto de seis meses de intenso trabajo entre las dos partes desde que el 3 de mayo se iniciaron los contactos–, que ahora debe ser aprobado por el consejo de administración de EMASA, se soluciona un conflicto que ha durado muchos años, ya que Miraflores del Palo era una de las pocas barriadas de la ciudad en la que el agua no era suministrada por el Ayuntamiento.

El concejal de Sostenibilidad y consejero delegado de EMASA había informado previamente a los portavoces de todos los grupos políticos de la situación en la que se encontraba la negociación.

Una vez que el convenio empiece a aplicarse, la barriada de Miraflores del Palo podrá recibir agua de calidad y disfrutará de todas las ventajas que ofrece formar parte de la red de EMASA, como la adecuada conservación de las vías de suministro o las eficientes medidas de salubridad. Además, con este acuerdo se permite avanzar en el proceso de recepción de la barriada por parte del Consistorio.

Además de los vecinos de la propia urbanización de Miraflores del Palo, la entidad urbanística de conservación también suministraba el agua de varios bloques de la zona, por lo que el acuerdo alcanzado anoche beneficiará a un total de 750 viviendas de la zona.

El acuerdo con los vecinos de Miraflores supone un paso importante en el proceso de recepción de la barriada, que busca regular de forma definitiva la situación de sus viales y zonas verdes de uso público.