El Unicaja vuelve a la competición por la puerta grande

0


Victoria con poderío del Unicaja ante el Iberostar Tenerife por 70 a 83. El equipo malagueño mostró un gran potencial ante uno de los mejores equipos de la Liga Endesa, su cuarta posición así lo atestiguaba. La magnífica defensa planificada por Luis Casimiro sobre la pareja Huertas-Shermadini, más una enorme calidad en el juego de ataque hizo que el Unicaja se llevara el primer partido de la Fase Final de la Liga Endesa. Bueno comienzo del Unicaja en este novedoso final de liga que ha comenzado en el Pabellón Fuente de San Luis de Valencia. Adam Waczynski con 17 puntos fue el máximo anotador del Unicaja

Ante lo desconocido siempre surgen muchas dudas. Y ante un final de liga inédito todo el mundo estaba expectante. Pero el Unicaja, ante uno de los rivales más complicados de la ACB, Iberostar Tenerife, mostró desde el principio que viene a Valencia con la máxima ambición. Con un plan de partido extraordinario de Luis Casimiro para controlar a la pareja Huertas-Shermadini, y un juego de ataque muy alegre y dinámico el Unicaja no dio opción a su rival.

Desde el salto inicial se vio a un equipo malagueño con las cosas muy claras. Deon Thompson y Josh Adams ponían por delante  al Unicaja 2 a 5 tras canasta del pívot californiano y triple del exterior. El conjunto tinerfeño intentaba buscar a Shermadini cerca del aro, pero los pupilos de Casimiro mostraban un gran trabajo defensivo. Del 4 al 5, el equipo malagueño pasó al 4 a 15, parcial 0 a 10 para el Unicaja gracias a las acciones de Bouteille (5 puntos) Thompson (triple) y Mekel. Vidorreta paraba el partido y los insulares conseguían fluidez ofensiva, acercándose hasta el 12 a 17, marcador con el que llegaba otro tiempo muerto. Comenzaban los entrenadores con las rotaciones y el partido se estancaba en esa diferencia de 5 puntos para el conjunto malagueño, ventaja con la que se llegó al final del primer cuarto (15-20).



Intentaba subir el nivel defensivo Iberostar Tenerife, pero el Unicaja aguantaba bien las acometidas del rival. Waczynski desde el exterior, 2+1 de Brizuela y alley oop entre Alberto Díaz y Elegar, y de nuevo tomaba distancia el conjunto malagueño (21-29 m.14). En el equipo aurinegro, con Shermadini en el banquillo desconectado, era Bogris quien sorprendetemente era el mejor anotador y quien más daño hacía con los continuos pick&roll con Huertas. Aún así, controlaba el Unicaja el marcador. Un nuevo parcial con triple de Suárez y 4 puntos seguidos de Gerun se distanciaba hasta los 11 puntos (25-36 m.17).

Vidorreta veía el peligro y de nuevo daba entrada a su jugador más efectivo, Gio Shermadini. Pero los de Casimiro estaban muy metidos en el partido y un triple de Marko Simonovic a 2:03 para el descanso ponía una máxima de +15 para los malagueños (26 a 41). La buena defensa malagueña colapsaba las opciones interiores tinerfeñas, pero gracias a los triples de Gielo y Salin consiguieron acercarse, yéndose el Unicaja al descanso con 32 a 43 favorable.

Tras el paso por los vestuarios Iberostar Tenerife salió con una marcha más liderado por Marcelinho Huertas, además de poner en defensa una zona que pretendía cortar el buen ataque malagueño. Volodymyr Gerun y Deon Thompson hacían daño cerca del aro y la diferencia se mantenía, 40 a 50 tras los 4 primeros minutos de este tercer cuarto. Había que ser fuerte a nivel mental, porque Iberostar Tenerife no iba a bajar los brazos y se mantenía en la defensa en zona. La aparición por parte tinerfeña de Sasu Salin acercó a los suyos hasta el 48 a 55 ya dentro de los 3 últimos minutos de cuarto, momento en el que se paraba el partido. Tras el tiempo muerto la defensa tinerfeña era a toda pista, con 2×1 al hombre que subía la bola, y además en ataque Huertas y Shermadini iban entonándose. En el Unicaja era un finísimo Waczynski quien aparecía para atinar desde la línea exterior, dando así aire a los malagueños, En la última jugada del cuarto Mekel conseguía una bandeja importatísima para dar tranquilidad y confianza.

En el inicio del último cuarto mostró poderío el Unicaja con la dirección de un gran Gal Mekel. El base se hizo amo y señor del partido y sus compañeros lo agradecieron. Conectó en 2 ocasiones con Frank Elegar, en la segunda para el mate del norteamericano, y dio una tranquilidad al equipo que hizo que la diferencia se disparara hasta el 56 a 74 tras un tiro exterior de Alberto Díaz. Había puesto juntos Luis Casimiro al israelí y al malagueño para atacar la defensa presionante y fue todo un acierto. Restaban 5:56 para el final y Vidorreta paraba el encuentro.

No bajaba el ritmo el equipo malagueño, que contaba con un Frank Elegar activo en ambas zonas, intimidando en defensa y palmeando los tiros de sus compañeros en ataque.En los 2 últimos minutos tiró de carácter Iberostar Tenerife para reducir la ventaja, con Dani Díez que acercó a los suyos hasta el 67 a 79. Paró el partido Casimiro con poco más de minuto y medio por jugar para calmar las aguas y así ocurrió. El Unicaja se llevaba el partido por 70 a 83.

Este resultado es importantísimo para coger confianza en una competición corta y donde comenzar con buen pie es importantísimo.

Waczynski con 17 puntos fue el máximo anotador, mientras que Mekel y Gerun terminaron con 16 de valoración, también como destacados.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí