El UMA Antequera quiere sumar hoy tres puntos ante su afición

0

Sumar los tres puntos es la única meta fijada por el plantel universitario para dejar atrás una serie de derrotas en Liga que le ha colocado en el tercer lugar de la clasificación

El trayecto del BeSoccer CD UMA Antequera ha entrado en una fase de penumbra durante los últimos compromisos. No encuentra la salida a una racha negativa de resultados y necesita volver a encender una luz brillante en su juego para hallar la dirección de vuelta a la victoria. Hoy sábado 25 de enero, a las 17.00 horas, se presenta la primera oportunidad de reaccionar desde el esfuerzo, compromiso y superación ante el Ciudad de Móstoles en la décimo octava fecha del calendario. Además, la afición del Pabellón Fernando Argüelles juega un papel fundamental al convertirse en el respaldo más sólido para amortiguar cualquier caída durante los 40 minutos y levantar a los jugadores con fuerza en su cometido de puntuar por primera vez en la segunda vuelta tras la disputa ya de dos jornadas.

Ciudad de Móstoles pisa terreno antequerano inmerso en una línea ascendente de rendimiento. Se ha convertido en uno de los clubes a tener más en cuenta en la categoría de plata. A pesar de su condición de recién ascendido desde Segunda División B, sus resultados demuestran una rápida adaptación a la competición y un nivel muy alto en cada una de sus citas. Domina diferentes sistemas de juego (de cuatro o con pívot) y sus jugadores se encuentran en un momento óptimo de confianza para presentar batalla a cualquier adversario. En la clasificación ocupa un puesto de play-off (5º – 30 puntos) y en la ida fue capaz de sobreponerse a una ventaja del conjunto malagueño y dejar el marcador final en igualdad de goles (2-2).



La visita de una escuadra que ocupa un puesto de privilegio exige la recuperación al completo del nivel más alto del cuadro verde en su feudo. Dejar atrás las derrotas debe ser el principal desafío a completar sobre el 40×20 y recobrar sensaciones positivas para enderezar el rumbo. “No nos vale otra cosa que la victoria. Tenemos ganas de que llegue el sábado para ver si resurgimos de esta racha negativa, porque nos hace falta sumar puntos. Llevamos cuatro semanas sin ganar y no podemos seguir así. Los jugadores trabajan bien, están mentalizados y tienen ganas e ilusión, pero ahora no nos entra el balón y es el hándicap negativo que tenemos”, afirma Moli.

Ningún gol en dos envites de Liga frente a Talavera (0-2) y Manzanares FS (1-0) supone una pesada losa a eliminar cuanto antes. “A parte de que el rival evite muchas situaciones para finalizar, nosotros generamos ocasiones en cada partido y no las estamos definiendo. Dos partidos sin conseguir un solo gol y hay que analizarlo. No hay que presionar a los chicos. Están jugando bien y solo queda que entre la pelotita. En los encuentros de la primera vuelta había veces que no merecíamos el gol y entraba tras tocar en el palo o en un jugador. Teníamos todo a favor y ahora se ha vuelto en contra. Hay que hacer las cosas mejor y trabajar también para recibir los menos tantos posibles. En caso de estar un poco negados de cara a portería, pero que el rival no se vaya en el resultado”, detalla.

Pocas facilidades se atisbaban en el repaso a los primeros duelos del segundo tramo liguero. Un mes de enero duro que se puede paliar un poco con la celebración de un triunfo como local superando a un oponente de calidad. “Cuando hay jugadores con experiencia en la categoría y mucha calidad junto a un entrenador que ha jugado mucho al fútbol sala, hace todo esto que conozcan muy bien todas las situaciones del juego. Nuestro rival de esta semana es uno de los mejores equipos jugando de cuatro y te obligan a colocarte en línea para buscarte la espalda, además de tocar muy bien el balón y disponer de buenos finalizadores. Un conjunto que cuando tenga el balón, tendremos que estar muy concentrados, porque te la puede hacer en cualquier momento”, indica el técnico malagueño.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí