El Palacio Solecio reabrirá sus puertas el 24 de julio

0


Desde su privilegiada ubicación en un emblemático edificio de la ciudad andaluza ofrece la estancia perfecta para descubrir la gran riqueza de Málaga este verano

Palacio Solecio reabre de nuevo sus puertas este 24 de julio, y lo hace con las mismas ganas con las que a principios de diciembre daba la bienvenida a sus primeros huéspedes, tras un amplio proceso en el que el antiguo Palacio del Marqués de la Sonora se convertía en el primer hotel boutique de Málaga. Tan solo unos meses después de su inauguración, Palacio Solecio tuvo que cesar la actividad debido a la pandemia de Covid-19, por lo que comienza su primer verano apostando más que nunca por convertirse en el gran hotel del centro de la ciudad.   

También reabre Balausta, el restaurante del hotel ubicado bajo la cubierta de cristal a cuatro aguas, cuya dirección gastronómica corre a cargo de José Carlos García, chef galardonado con una estrella Michelin.



Situado en una de las principales arterias del centro histórico de Málaga, en el número 61 de la calle Granada, el hotel ocupa el antiguo Palacio del Marqués de la Sonora, una de las obras más importantes de la arquitectura civil del siglo XVIII en la capital. Desde esta ubicación, Palacio Solecio es el alojamiento perfecto para descubrir este verano tanto la ciudad andaluza como los rincones más sorprendentes de la provincia y, por supuesto, sus playas.

Y es que, Málaga va recuperando poco a poco todos sus atractivos y restaurantes, después de  la situación vivida en los últimos meses. Es el caso del Museo Picasso, que cuenta con una interesante programación de eventos en el jardín, o de una agenda cultural que sigue creciendo cada día, y en la que está también prevista la celebración de un atípico Festival de Cine de Málaga en agosto. Fuera de la ciudad, Málaga ofrece una gran variedad de actividades que pueden organizarse desde la conserjería de Palacio Solecio. Por ejemplo, una visita al impresionante Caminito del Rey y su entorno, o al espectacular paisaje kárstico del Torcal de Antequera, además de la posibilidad de realizar todo tipo de deportes náuticos o disfrutar de la costa malagueña desde el mar alquilando diferentes tipos de embarcaciones.

Para hacerlo más sencillo, desde el hotel se han organizado distintos paquetes con los que conocer el entorno. Por ejemplo, “Málaga desde el mar” ofrece junto a la estancia un paseo en catamarán al atardecer, mientras que el “Paquete Gastronómico” incluye una estancia de dos noches con desayuno con cava en la habitación y un menú degustación en Balausta con una botella de vino.

El estudio de arquitectura de Antonio Obrador fue el responsable del proyecto de recuperación del edificio, construido en 1789, para lo que se basaron en planos antiguos e imágenes de archivo del popular edificio para recuperar toda su esencia. El resultado se inspira en la arquitectura tradicional andaluza, aquella que mantenía un perfecto equilibro entre elementos árabes y cristianos, e integra paredes de ladrillo visto, papeles estampados que imitan los zócalos malagueños, suelos en blanco y negro en damero o lámparas de inspiración arabesca- elaboradas en latón y madera. En el proceso se recuperaron, además, algunas piezas encontradas en las ruinas de esta antigua casa-palacio con 230 años de antigüedad como los elementos de hierro forjado de ventanas y balcones, las pinturas barrocas de la fachada que fueron restauradas a partir de las originales encontradas o rescatadas de las ruinas, la gran escalera que preside el hall y algunas columnas del patio porticado. En el conjunto también se integran, de manera armónica, diferentes elementos decorativos de vanguardia para ofrecer el mayor confort a los visitantes.

Palacio Solecio dispone de un total de 68 estancias de distintas categorías, entre las que destaca especialmente la que se encuentra justo en medio de los dos edificios que conforman el hotel, en la torre-mirador, con increíbles vistas panorámicas a los tejados de la ciudad antigua de Málaga, que incluyen desde las torres de la catedral hasta la antigua alcazaba.

La propuesta gastronómica del hotel es BALAUSTA, donde José Carlos García, chef galardonado con una estrella Michelin, propone un viaje a través de los sentidos guiado por la pasión por las recetas tradicionales andaluzas y las técnicas más vanguardistas, sin perder de vista el culto al producto local de temporada y los vinos de la región que siempre acompaña al chef malagueño. Además, Palacio Solecio dispone de lobby bar, tres salas de reuniones para albergar distintos encuentros y gimnasio propio.    

Palacio del Marqués de la Sonora

El histórico edificio, construido en 1789, fue residencia del genovés Félix Solesio (quien pasó a llamarse Solecio por una castellanización de su apellido). Este empresario italiano llegó a estas tierras tras recibir el encargo de José de Gálvez, Ministro General de Indias de la Corte de Carlos III y Marqués de la Sonora, para instalar en la próxima localidad de Macharaviaya una Real Fábrica de Naipes que mantuvo, durante años, el monopolio de las exportaciones de cartas a América. Además, decidió instalar en Arroyo de la Miel las máquinas hidráulicas de los molinos de papel con los que poder surtir a la fábrica, consiguiendo, de esta forma, desarrollar económicamente la costa de Málaga. El palacio, que, por su estilo, se atribuye al arquitecto José Martín de Aldehuela, autor del Puente Nuevo de Ronda, no solo fue vivienda de Félix Solecio, también se utilizó como almacén de papel.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí