El Málaga pierde fuelle los últimos treinta minutos

0


El Real Zaragoza ha obtenido una importante victoria en La Rosaleda por la misma razón que la obtuvo el Cádiz cuando nos visitó, por un mayor oficio y porque esta serie de partidos solo se les presenta a los equipos que van a ascender.

Todos recordamos partidos de semejantes características en las temporadas que el Málaga ascendía a Primera. El adversario nos creaba varias ocasiones y no materializada ninguna, y el Málaga, a la primera que se le presentaba, sentenciaba el partido. Lo mismo sucede cuando los equipos modestos se enfrentan a Madrid y Barcelona, que necesitan cinco ocasiones para materializar una, mientras los grandes te matan a la primera.



La diferencia principal entre este Málaga y el Real Zaragoza estriba en un futbolista: Luis Suárez. El artillero maño lleva 17 dianas y el mejor de los nuestros 10.

En estos momentos, la diferencia principal que separa al Málaga de la posibilidad de ascender estriba precisamente en su capacidad anotadora. Sin delanteros goleadores no hay ascenso de valga. No hay garantías de poder superar una promoción de ascenso.

El Málaga está haciendo buen fútbol, sus “vacas sagradas” están respondiendo a la llamada de Pellicer -ausentes en la primera vuelta del campeonato, incluso en la pasada temporada-. Pero esta circunstancia parece no ser suficiente cuando tenemos tantas dificultades para hacer gol. Pero vayamos al partido y analizar el concurso de algunos futbolistas en el mismo.

Un futbolista marca ahora mismo las diferencias en cuanto a su calidad y aportación al equipo, se llama Tete Morente. No es frecuente que un futbolista que no cuenta para el Lugo se pueda convertir en el referente del Málaga. Y aquí hemos de reconocer el error de apreciación de muchos de los que seguimos al Málaga. Nuestro club lleva varios años traspasando futbolistas importantes y trayendo a sustitutos de dudosa calidad. La operación de Tete Morente no tenía por qué ser diferente, y sin embargo, lo ha sido. Cabe felicitar al responsable de esta operación.

Buen partido el disputado por Juanpi, de indudable calidad, sin embargo su irregularidad es lo que le está penalizando desde la época de Javi Gracia. Con Pellicer está dando un paso al frente, ¿por qué no lo hizo antes? Que lo resuelvan en Cuarto Milenio.

Buen partido también de Adrián y Dani Pacheco. Pero cuando un equipo ve abocada su capacidad goleadora a centrocampistas o medios centros pueden darse partidos como los de hoy.

El fútbol lo ha puesto el Málaga pero el Zaragoza nos ha matado en un error de salida de balón por parte de Luis Hernández tras haber perdido el balón Ismael Casas en su banda. El rebote en una jugada fortuita nos ha penalizado.

Nada que objetar a los cambios llevados a cabo por Pellicer. Totalmente comprensibles. En todo caso, Buenacasa debió salir antes, en lugar de Sadiku.

Y por último hacer referencia traspaso de Antoñín. El malaguismo ha entendido su conveniencia por razones económicas. Pero no deja de ser un traspaso doloroso en un momento crucial de la temporada. en el momento que el equipo estaba alzando el vuelo se ha traspasado a su mejor futbolista. Esperemos que nos repercute de forma negativa en lo sucesivo.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí