Inicio Mi MálagaCF El Málaga consigue la victoria ante el Cádiz y el liderato momentáneo...

El Málaga consigue la victoria ante el Cádiz y el liderato momentáneo (1-0)

0
Compartir


Se pasa menos miedo viendo el Expediente Warren que con un partido del Málaga

Lo dijimos tras finalizar el partido en Mallorca, y no es una exageración.

El Málaga ha vuelto a vencer, en esta ocasión ante el Cádiz CF en La Rosaleda, pero con mucho sufrimiento, como suele ser habitual. Como sucede en el boxeo, el Málaga ha merecido la victoria a los puntos, pero tan solo en el segundo tiempo, cuando ha desplegado su mejor fútbol.

Pero analicemos las claves del partido:

1. Un primer tiempo para olvidar. El equipo malacitano ha jugado un primer tiempo horroroso. Al mismo nivel del disputado en Son Moix. Da la sensación de que en los últimos partidos el Málaga sale a jugar con el freno de mano echado. Las precauciones y el estudio del rival acaban imponiéndose. La primera mitad ha sido muy física por ambos conjuntos, y en estas condiciones es muy difícil ver buen fútbol. El equipo cadista venía de encadenar siete victorias consecutivas, por ello, los pupilos de Muñiz no se atrevían a asumir riesgos. El primer tiempo de los gaditanos ha sido aceptable, y por un momento hemos temido que el partido fuese un calco del disputado ante el Granada. Afortunadamente no ha sido así.

2. Mayor intensidad en el segundo tiempo. Desconozco que ha podido pasar en el vestuario malaguista durante el descanso. O Muñiz ha arengado al grupo o se han tomado un Cola Cao Turbo. El Málaga de la segunda mitad no ha tenido nada que ver con el del primer tiempo. En Mallorca sucedió lo mismo. Hasta Juanpi parecía otro. El venezolano se va pareciendo a los motores diesel, que necesita minutos para alcanzar sus máximas prestaciones. El bofetón que ha recibido –creemos que involuntario por parte de un jugador gaditano- poco antes de finalizar la primera mitad, le ha espoleado de tal manera que en el segundo tiempo se ha venido arriba, como los toros de Miura en el tercio de banderillas. Muy poco para lo que se espera de él. La pregunta que se hacen todos los aficionados: ¿por qué el Málaga no ha jugado el primer tiempo con la misma intensidad y desparpajo que el primero? Quizás algún periodista se lo haya preguntado al míster en rueda de prensa.

3. Ontiveros, de nuevo providencial. Si hay alguien en la plantilla que es capaz de hacer cosas distintas, ese es Ontiveros. Ha vuelto a ser el revulsivo del equipo. Porque es capaz de regatear para irse en velocidad de los contrarios. Pocos en la plantilla son capaces de hacerlo, a excepción de Koné.

4. Enorme N’Diaye. En la noche de hoy, el jugador franco-senegalés ha jugado su mejor partido como malaguista. Ha estado inconmensurable en defensa. Si este equipo asciende, lo necesitamos en Primera. Ha sido el verdadero muro de contención ante los ataques cadistas. Ha realizado un trabajo impagable en beneficio del equipo. Tiene fortaleza física y calidad. Una buena adquisición de este verano.

5. La obra maestra de Harper. El gol malaguista ha sido materializado Federico Ricca, pero lo ha “fabricado” el delantero Harper, que en un palmo de terreno ha conseguido revolverse para colocar el esférico en la zona más peligrosa del área. El jugador escocés parece que no está, pero está. Su fútbol es sacrificado -como el de Blanco Leschuk– y efectivo. Tanto en la noche de hoy como en el partido de Son Moix ha aparecido cuando tenía que aparecer, y la consecuencia han sido sendas victorias para los malaguistas.

6. Fortaleza defensiva. El Málaga parece que está recuperando su fortaleza defensiva. No se han producido errores de bulto en defensa, y podemos asegurar sin temor a equivocarnos que el retorno de Cifu, tras su lesión, ha proporcionado mayor seguridad a la defensa. Cuando este Málaga recupere a los tres futbolistas que están saliendo de sus lesiones, Luis Hernández, Koné y Mula; volveremos a confiar plenamente en las opciones de ascenso directo de este equipo.

De momento hemos de ser prudentes. El Málaga ha recuperado el liderato de la categoría de forma momentánea. Pero la lucha se antoja encarnizada hasta el final de temporada, a no ser que el mercado de invierno consiga revolucionar a este equipo y sea capaz de poner tierra de por medio. La próxima parada: Oviedo. Una nueva victoria en el Carlos Tartiere volvería a convertir al Málaga en el rival a batir de la liga 1,2,3. Tampoco estamos seguros de que esa presión sea lo mejor para el equipo. Por de pronto, disfrutemos de la victoria ante el Cádiz.







Compartir
Malagueño y malaguista. Feliz de ocupar este rinconcito de BlogMálaga. Me gusta Internet y me encanta la libertad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.