Inicio Noticias de Málaga Capital El Gruprona rescata a un senderista y a su perro

El Gruprona rescata a un senderista y a su perro

0
Compartir

Habían quedado atrapados en un barranco en la orilla del Pantano del Agujero

Efectivos del Grupo de Protección de la Naturaleza (GRUPRONA) de la Policía Local de Málaga han rescatado a un hombre de 66 años de edad, vecino de Málaga, que quedó atrapado en un pequeño barranco junto a la orilla del Pantano del Agujero al intentar rescatar a su perro que lo acompañaba mientras realizaba senderismo por la zona.

Los hechos ocurrieron días atrás, cuando, tras avisar a través de llamada telefónica de su situación, los policías locales reiteraron la llamada para que facilitase más datos de su situación, no recibiendo respuesta, por lo que incluso llegaron a contemplar la posibilidad de que el hombre se hubiese despeñado en el intento de rescatar a su perro.

Una vez en el lugar, los policías locales emprendieron la búsqueda por las diversas bifurcaciones de los carriles de la zona, ya que la persona al llamar a la Sala del 092 solo pudo indicar que se encontraba en un carril terrizo en la orilla del Pantano del Agujero, a unos dos kilómetros de la Finca de la Concepción, no aportando ningún dato más.

Los agentes iniciaron la búsqueda por la zona de barbacoas, contigua a Haza Carpinteros – Parque Periurbano, sin obtener resultado en un primer momento. Ayudándose de unos prismáticos, decidieron dirigirse a la zona opuesta al pantano entrando por el Camino Comitre y después de unos tres kilómetros de carril los actuantes se dispusieron a llamar a viva voz al senderista atrapado desde una zona alta, logrando que este les oyera y respondiera a los gritos de llamada de los agentes.

Una vez que se logró contactar con él, manifestó que se encontraba desfallecido debido a las altas temperaturas que se estaban dando ese día, habiéndose además quedado sin agua desde hacía rato, estando sediento, si bien había logrado recuperarse algo tras quedarse unos momentos bajo la sombra de unos árboles.

Los policías locales observaron que presentaba un aspecto bastante agitado, encontrándose bastante acalorado y exhausto, comprobando que en ese preciso momento el termómetro del vehículo marcaba 35º centígrados.

Los agentes se trasladaron al lugar donde se había escapado el perro para bañarse, quedando atrapado en una pequeña repisa de unos 40 centímetros de ancho, en un talud a unos 5 metros hasta el agua, estando el animal en buenas condiciones pero con bastante sed, no atreviéndose a saltar al agua, que es lo que pretendía en un primer momento.

Así, intentaron animar al perro a que saltase al agua y cruzase hasta la corta distancia que había a la otra orilla, no reaccionando el animal, por lo que se procedió a bajar hasta donde se encontraba atrapado, debiendo desprenderse uno de los actuantes del correaje debido al peligro de resbalar por el terraplén y la posibilidad de caer al agua del pantano, llegando hasta el mismo lugar en el que se encontraba para subirlo en brazos unos metros más arriba, desde donde el animal pudo salir por sus propios medios.

Una vez rescatados, el senderista comentó a los agentes la desesperación que había sufrido al quedarse sin agua desde hacía tiempo y no poder hacer nada, ya que se le había acabado la batería del móvil, llegando a pensar que se había dado la búsqueda por finalizada debido a que no había podido facilitar muchos datos de su ubicación.

Que aunque ya era conocedor, ya que se trataba de un senderista experimentado, los policías locales le recordaron de las recomendaciones que debía tener en cuenta cuando se sale de senderismo, como llevar suficiente agua y provisiones, batería del móvil cargada y, si como en este caso, lo hacía solo, que alguien más supiese en todo momento la zona precisa que pretendía recorrer.

Finalmente, los agentes trasladaron al senderista y a su perro, un golden retriever color canela de pelo corto, hasta el lugar en el que había estacionado el coche, volviendo ambos a casa en perfecto estado, mostrándose el hombre sumamente agradecido a los policías locales, hasta el punto de mandar una nota de agradecimiento a la Policía Local de Málaga para felicitar a los agentes del GRUPRONA que llevaron a cabo el auxilio.