El CAC Málaga presenta la exposición Opus Nigrum de Girbent

0
El CAC Málaga presenta la exposición Opus Nigrum de Girbent


El CAC Málaga presenta la exposición individual más importante en un museo español del pintor mallorquín Girbent

En Opus nigrum, exposición comisariada por Helena Juncosa, se presentan una decena de pinturas la mayoría de gran formato y algunas inéditas realizadas desde 2014 hasta la actualidad, incluyendo un dibujo al carbón de 9 metros

Sus pinturas recrean una atmósfera cinematográfica, siendo el cine una de sus principales fuentes de inspiración junto a la tradición pictórica occidental. Todas las obras son en blanco y negro con lo que persigue una sensual analogía del fastuoso b/n de algunos de sus films preferidos.



El título de la exposición, Opus nigrum, hace referencia al color negro, a la alquimia y a la conocida obra literaria homónima de la escritora Marguerite Yourcenar, una de sus novelas favoritas, que narra la historia del un médico, filósofo y alquimista del siglo XVI llamado Zenón. Opus nigrum designa en los tratados de alquimia la fase de separación y disolución de la sustancia que era la más difícil de la Gran Obra y también simboliza las pruebas del espíritu en su proceso de liberación.

Opus nigrum es el resultado de la fascinación del artista por dos grandes fábricas de imágenes: la tradición pictórica occidental y el cine. La muestra reúne 10 obras, la mayoría de gran formato y algunas inéditas, óleo sobre tela y carbón sobre papel, todas en blanco y negro.

El guión principal sobre el que profundiza el trabajo de Girbent es una continua reflexión sobre el sentido y las posibilidades de la imagen pintada y el acto de pintar en el siglo XXI, en  la época de internet.

Se define como un coleccionista de imágenes que selecciona y extrae de fuentes inagotables como el cine o la tradición pictórica occidental, para posteriormente realizar con ellas, una vez separadas violentamente de su flujo narrativo original­, una operación de transfiguración. De este modo, fantasmas procedentes de un mundo bidimensional puramente óptico adquieren un cuerpo, se convierten en singularidades fronterizas, en presencias sensuales en medio de la marea digital.

Girbent es un apropiacionista de patrones y modelos que propone una reconfiguración de imágenes ópticas a través de la pintura dentro de otro contexto donde ilustran otro discurso, concediéndole una vida nueva.

Para el artista una obra no tiene porque ser original en el sentido romántico del término, sino significativa. El tema del original y la copia constituye uno de los asuntos recurrentes en la trayectoria de Girbent. En Opus nigrum propone una revisión del estatus de la copia, apostando por un nuevo paradigma claramente alternativo respecto al imperante durante toda la modernidad. Para el pintor las copias no existen, todo son originales.

En esta muestra apuesta por los materiales más arcaicos y esenciales para la representación como el carbón, que aplicará con los dedos, y la pintura (óleo blanco y negro), con los que pretende transmitir la sensual analogía del imponente blanco y negro de algunos de sus films preferidos.

El cine es el hilo conductor de la exposición y podemos reconocer fotogramas de películas míticas de grandes cineastas como The Grandmaster (2013) de Wong Kar-wai, en las pinturas La conversación I (2017), La conversación II (2017), El rito III (2017) y el monumental El rito (2017), todas ellas realizadas en carbón sobre papel, trasladándonos al alma de la civilización china.  The race VII (2020) evoca  la película Jules et Jim (1961del cineasta François Truffaut, donde una chica ataviada de pillo y con el bigote pintado, corre junto a dos hombres por un puente.

El espacio es otro de los temas recurrentes en la obra del artista, en este caso el espacio de un museo. Unos visitantes corriendo por las salas del Museo del Louvre, se aprecian en Fantasmagoría / La irrupción (2015) que nos traslada a un conocido fotograma de la película Bande à part (1964) de Jean-Luc Godard. Esta obra se podría relacionar con el mundo de la comicidad y la acción del slapstick sino fuera por el contrapunto que ofrece el lugar donde ocurre, un museo. El Louvre, con sus obras auténticas colgadas en las paredes, es también el espacio representado en La visitante (2020).

Otro de los grandes temas de Girbent es el tiempo y su subtrama predilecta, la sensualidad del aquí y ahora.  El acto de fumar es un recurso que utiliza para describir el paso del tiempo. El cigarrillo encendido que podemos ver en algunas de sus pinturas marcan el inevitable paso del tiempo y nos recuerda nuestra condición mortal, nuestra existencia.. Como en El espacio / El tiempo V (2019), inspirada en À bout de soufflé (1960) de Jean-Luc Godard, en la pintura Interior figura / Los susurros (2014) que evoca Coffee and Cigarettes (2003) de Jim Jarmusch o el políptico Smoke (2016) inspirado la película Fallen Angels (1995) de Wong Kar-wai.

Ficción y realidad, lo verdadero y lo falso, se entremezclan en su discurso artístico de tal manera que a veces no se pueden distinguir. Girbent se desdobla a veces en su propio comentarista, asumiendo el carácter lúdico e impostor de su condición de artista, y acompaña sus obras con cartelas, reseñas y notas informativas que configuran una leyenda en la que se inscribe la pieza pictórica, que pasa a formar parte de una mitología que la desborda, no es infrecuente que algunas de sus obras incluyan su propia crítica.

Girbent (Sóller, Mallorca, 1969). En 1986 se matricula en la Facultad de Bellas Artes en Barcelona. Pronto abandona la universidad y durante un tiempo se deja ver por los ambientes bohemios de la ciudad mediterránea. Durante este periodo se dedica a ver cine, a leer (ensayo, filosofía…) y se apasiona por el mundo del cómic. Empieza a dibujar sus propias historietas. En 1987 se hace con el primer premio del concurso internacional que convoca la editorial Toutain. A partir de entonces comienza a publicar en las mejores revistas: Totem, Comix internacionalZona 84… La otra gran editorial del momento, Norma Comics le publica varias historietas de corte satírico. Con su segunda portada publicada (Totem nº 50) gana el premio a la mejor portada del año, ex aequo con los míticos Richard Corben y Chichoni. En 1989 viaja a la extinta RDA y consigue matricularse en la célebre Hochschule für Grafik und Buchkunst de Leizpig, donde conoce a Neo Rauch y coincide con M. Weischer y T. Baumgartel. La caída del muro de Berlín le sorprende en Leizpig. En 1990 exhibe sus primeras pinturas en la exposición colectiva The Wall, en un espacio alternativo de Berlín. Realiza por esta época una breve incursión en el mundo del grafiti. Simultáneamente, continua ilustrando portadas que publica en las mejores revistas del mundo, como El Eternauta en Italia o Metal Hurlant en EE. UU. Un año después abandona Alemania y viaja a México DF, donde explora las posibilidades del vídeo, grabando en los lugares que frecuentaron los Infrarrealistas, como el café “Quito” de la calle Bucarelli (donde le parece percibir todavía el pulular de los espíritus de Roberto Bolaño y Mario Santiago). En México sigue leyendo compulsivamente, pero su interés se ha desplazado del ensayo a la literatura. Paralelamente, crece su interés por el videoarte y el cine experimental. Pasa los años 1992 y 1993 en la península del Yucatán, instalado primero en Mérida y luego en Valladolid. Tras lo que considera su etapa de reflexión mexicana, decide regresar a su Mallorca natal para volcarse en su pintura.

Entre sus exposiciones destacan: Zona Girbent, en la Galería Horrach Moyà, Palma, Mallorca (2020), acabada de inaugurar y planteada como una extensión del taller del artista con vocación de crear proximidad entre obra y público; Hibridacions. Casal Solleric, Palma, Mallorca (2019); Los fantasmas encarnados, Can Prunera Museo Modernista, Sóller, Mallorca (2019); Hybridizations: the ghost of painting, White Box, Pekín, China (2018); Usurpation II, City Art Museum, Nagoya, Japón (2017); Presencias fronterizas, MUAC Museo Universitario de Arte Contemporáneo, Querétaro, México (2014); Hotel + Los espejos, Galería Horrach Moyà, Palma, Mallorca (2013); Última pintura en las colecciones del DA2 y Fundación Coca-Cola, DA2 Domus Artium 2002, Salamanca, itinerante por las Islas Canarias (2011); Paintings, IHN Gallery, Seúl, Corea del Sur (2007); Original/copia, Galería Horrach Moyà, Palma, Mallorca (2005) o Rambuteau- Hôtel de Ville, Sa Quartera, Inca, Mallorca (2002).





DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí