Dos detenidos por robo de joyas en Fuengirola y Marbella

0

La Policía Nacional detiene a dos falsos técnicos de electricidad por robos de joyas en domicilios de personas de avanzada edad

Los investigados, de 32 y 40 años, ambos de nacionalidad española, se presentaban en las viviendas como técnicos y accedían a su interior una vez convencían a su morador de la necesidad de realizar una revisión

Los sospechosos actuaban siempre en pareja; mientras uno entretenía a la víctima en la cocina, otro accedía al resto de estancias apoderándose de joyas, dinero y objetos valiosos

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos falsos técnicos de electricidad por sustraer supuestamente joyas y otros objetos de valor en domicilios de personas de avanzada edad en la provincia de Málaga. Los investigadores atribuyen a los sospechosos, de 32 y 40 años, ambos de nacionalidad española, dos hurtos en sendas viviendas de las localidades de Fuengirola y Marbella, en los que se habrían apoderado de joyas valoradas en unos 25.000 euros y de unos 5.000 euros en efectivo.

La investigación se inició a raíz de la denuncia interpuesta en la Comisaría de Policía Nacional en Fuengirola por una persona octogenaria que informaba de la sustracción de joyas y dinero en su domicilio. El denunciante sospechaba de unos técnicos que le visitaron para una supuesta revisión de electricidad.



Fruto de las pesquisas realizadas por el Grupo de Hurtos de la Comisaría de Fuengirola se inició una investigación que dio como resultado el arresto de los falsos técnicos y el esclarecimiento de dos delitos de hurtos.

En uno de los robos, concretamente el cometido en un domicilio de Fuengirola que dio inicio a la operación ‘LED’, se sustrajeron joyas valoradas en 15.000 euros, así como 5.400 euros en metálico. Por otra parte, en el segundo de los ilícitos penales perpetrados en una casa en Marbella, se apropiaron de joyas valoradas en 10.000 euros, que han podido ser recuperadas por los agentes.

Antes de personarse en los domicilios, los sospechosos contactaban con las víctimas por teléfono asegurándose que se tratasen de personas vulnerables que vivieran solas. Más tarde se presentaban en las viviendas como técnicos y accedían al interior una vez convencían al morador de la necesidad de realizar una revisión de luz, agua u otros suministros.

Según las pesquisas, los investigados actuaban en pareja. Así, mientras uno de ellos entretenía a la víctima y la llevaba hasta la cocina -lugar donde no esperaban encontrar nada de valor-, su compinche, con la excusa de revisar la instalación eléctrica del domicilio, accedía al resto de estancias apoderándose de las joyas, dinero y objetos valiosos que encontraba a su paso.

Los investigados, que cuentan con antecedentes por delitos de la misma naturaleza, utilizaban ropa y herramientas utilizados por trabajadores de empresas de electricidad.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí