Detenida una menor de 16 años tras ser sorprendida incendiando un contenedor

0

La investigación policial le atribuye la presunta autoría de la quema de numerosos contenedores en la misma calle, siendo ella misma la que en algunos casos realizaba las posteriores llamadas al 112 para dar aviso

Efectivos del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga han detenido a una menor de 16 años de edad como presunta autora de un delito de daños intencionados.

Investigación policial del GIP



Un operativo puesto en marcha por el citado grupo terminó dando sus frutos sobres las 23:50 horas de ayer, jueves 8 de marzo, cuando dos policías locales de paisano se encontraban haciendo labores de vigilancia en calle Montalbán debido a que se venían produciendo sistemáticamente quema de contenedores desde hacía una veintena de días, con el consecuente peligro para personas y vehículos, además del daño provocado en los bienes.

Así, mientras se encontraban posicionados sin ser vistos, observaron a una joven transitando por la citada vía paseando a un perro de pequeño tamaño, percatándose los agentes de cómo en un momento dado extremó las medidas de seguridad mirando hacía todas las direcciones para percatarse de que no hubiese personas cerca, tras lo que se dirigió hacía un contenedor de basura, abriendo la tapa del mismo y continuando su marcha unos metros más adelante.

Tras mantenerse a la espera unos instantes, volvió sobre sus pasos y regreso al lugar donde se encontraba el contenedor, pudiendo ver los policías locales con claridad como sacaba un mechero del bolsillo derecho de su pantalón y prendía la basura que contenía, iniciándose un fuego que se aceleró rápidamente.

Acto seguido, la joven caminó hasta la acera opuesto y comenzó a hacer uso de su teléfono móvil.

Mientras uno de los agentes intentaba sofocar el fuego con los medios de los que disponía, intentando además con ello evitar que un vehículo estacionado junto al contenedor resultase dañado, el otro se identificaba como policía local e interceptaba a la joven, que espontáneamente le refirió que estaba llamando al 112, extremo que pudo comprobarse con posterioridad.

Delito de daños

Finalmente, una dotación del Real Cuerpo de Bomberos, que fue avisada a través de la Sala 092 a tal efecto, acudió rauda al lugar y apagó el fuego, quedando tanto el contenedor incendiado como el que se encontraba junto a este inservibles, superando los daños con creces la cantidad mínima estipulada para atribuirle la presunta autoría de un delito de daños.

Tras ser identificada, los agentes comprobaron que se trataba de una menor de 16 años de edad, advirtiendo asimismo a través de la investigación que no había sido la única ocasión en la que se había avisado al 112 desde el mismo teléfono móvil de la encartada con motivo de contenedores ardiendo en esa misma calle.

Además, uno de los agentes había actuado días atrás en el lugar por ese mismo hecho, recordando claramente que la menor encartada había estado presente observando la intervención.

Ante los hechos, los policías locales procedieron a la detención de la menor y a su traslado a dependencias policiales.