Denuncia que tiene que esperar hasta 7 horas una inyección de morfina

11

Salvador es un malagueño de 67 años, paciente oncológico y que ha cotizado la Seguridad Social durante 50 años

Actualmente se encuentra en desamparo junto a su familia con obstáculos añadidos a su enfermedad en su día a día

Salvador y su familia viven a 2 minutos de la Venta El Túnel (Málaga), lugar donde no disponen de líneas de autobuses convencionales de EMT ni Consorcio, entre otros medios, para poder desplazarse. Para acudir a consultas o servicios de urgencias, usan el servicio de taxi. Este desplazamiento les supone más de 40 € ida y vuelta. Los servicios de urgencia tardan hasta 7 horas en ir al domicilio para ponerle su inyección de morfina… lo único que le alivia el dolor. Según los servicios sanitarios: “No se considera como un servicio urgente“, nos dice Cristina, la mujer de Salvador.

Acudir al servicio de urgencias directamente es atroz: empezando por las sillas y camillas para movilizar a los pacientes. La mayoría de las veces no hay, y si hay… no están adecuadas e “inservibles”. El personal, escaso, y no cualificado para desempeñar las funciones correspondientes de cada uno. La mayoría son Residentes no Adjuntos, llegando a aguantar esperas interminables para finalizar valorando los resultados muchas horas después para poner el tratamiento o volver a realizar las pruebas nuevas, tal y como indica Javier, el hijo único de Salvador.

Todo esto sucede bajo un control donde observas que hay personal sanitario sentado sin prestar ningún tipo de servicio al paciente. Mientras los familiares transportan a los pacientes, se les entrega de informe donde dice: “Si los síntomas persisten, acuda de nuevo a Urgencias”.

Por su parte, los profesionales eluden responsabilidades en la atención a los pacientes. El paciente se ha convertido en un simple protocolo y criterio médico. “Todos somos marionetas de laInseguridad Social“, espeta Javier.

La coordinadora de Cuidados Paliativos, ante tal dolor, es avisada por la familia y su solución es: “tenéis que ir a urgencias y que le pongan la morfina”. “Esa es la ayuda que recibimos de cuidados paliativos”, asegura el hijo de Salvador.

Continua diciendo que “si vas a urgencias se lo toman con humor irónico” y le dicen los que toman los datos: “No tienes mala cara, lo único que no te vienes riendo”

Para finalizar, nos cuenta que “El broche de oro ha sido contactar con Fundación Cudeca y ellos se desentienden y nos dicen“: “a nosotros su caso no nos pertenece”.

¡Por favor, máxima difusión a este vídeo! Compartidlo y dejad vuestro comentario en redes sociales… ¡Que no quede en el olvido!







11 COMENTARIOS

  1. Me parece , una vergüenza, que no se atienda
    En la medida Urgente, muy bien , por denunciar ,que cumplan con sus deberes, luego si quieren aumento de sueldo Mucho ánimo a la familia,

  2. Como es posibke que en el S.XXI una persona tenga que esperar 7 horas para una inyección de morfina. Vergüenza debia darle a los culpables. Eso es inhunano dejar a una persona con esos dolores.

  3. Creo que la familia de Salvador debe avisar a su equipo de salud de referencia: enfermera y médico de familia, que realizan atención domiciliaria e informar de su situación.
    Igual no conocen que en vez de urgencias en este caso lo mejor es la valoración y el seguimiento por su equipo de salud junto con la enfermera gestora de casos que se coordina con todos los profesionales incluyendo la unidad de cuidados paliativos.
    Tenemos recursos para que el paciente no tenga dolor.

  4. Totalmente de acuerdo con las afirmaciones de Dña Felisa Gálvez
    Quiero añadir como profesional dedicado al tratamiento del Dolor desde hace ya 40 años (toda mi vida profesional), que lo que ocurre con este paciente me ofrece muchas dudas, en la actualidad existen muchos medios para que el paciente no tenga que trasladarse a ningún centro,disponemos de medicación de base y medicación de rescate (opioides de liberación rápida) mas efectivos que “la inyección de Morfina” que se comenta en el articulo, lógicamente si acude a un centro para ser asistido, previamente hay que valorar y consultar historia clínica antes de proceder a esa inyección, eso lleva su tiempo.
    Creo que debería ser contrastada esta noticia antes de su publicación, simplemente para no crear alarma en los demás pacientes.

      • Cuando comento lo de contrastar es precisamente por la queja expuesta, es decir con el centro o centros donde acude o solicita asistencia.
        Es muy extraño el caso. La sanidad publica esta muy implicada con el tema de Dolor en Andalucía tanto por las Unidades de Dolor, como por las Unidades de Cuidados Paliativos.

      • El hijo del paciente no es el sujeto idóneo para contrastar la información. Como se ha dicho hay muchos sistemas y dispositivos para administrar la morfina, hay muchos tipos de morfina, hay muchas alternativas a la morfina.
        El sistema sanitario que yo conozco ni permite ni tolera cosas como las que se exponen en este artículo.
        Lo que no hay son datos concretos, precisos y reales. Muchas incógnitas en esta historia que no parece real, con tanta imprimación de demagogia. No es verosímil.

  5. Me resulta muy difícil de creer. Algo no encaja. No sé pone una inyección de morfina para aliviar el dolor habiendo pastillas. No me huele nada bien. Creo que hay algo más.

  6. De vergüenza la sanidad pública que tenemos, con falta de urgencias de 24 h y dispositivos correspondientes a esta en centros de salud. Tener que esperar que acudan ambulancias desde pueblos colindantes más de 45 minutos con urgencias URGENTES ¡Es indignante!

  7. No me cuadra nada. Este paciene deberia disponer en casa de la medicación adecuada para las crisis de dolor. Creo que en la redacción de la noticia faltan datos. Los profesionales tanto de Atención Primaria como de Especializada nos esforzamos por que esto no ocurra. Espero que se resuelva pronto para que no se repita la experiencia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.