Inicio Triatlhón Ciclismo Cuatro razones por las que llevar gafas en la bici en los...

Cuatro razones por las que llevar gafas en la bici en los entrenamientos o en un triathlón

0
Compartir

La importancia de llevar gafas en los entrenamientos y durante la competición, a veces no es suficientemente valorada por ciclistas y triatletas

El domingo pasado hicimos una tirada larga semanal en bici. Nos salieron en torno a cien kilómetros de ciclismo pasando por varios pueblos y cruzando ríos y páramos realmente bonitos. Según la previsión meteorológica, iba a ser un día nublado, aunque al final predominaron los claros frente a las nubes. Cuento todo esto porque quizá alguien, viendo estas previsiones piense: “bah, pues hoy no me llevo las gafas, total, para que se me empañen”. En mi opinión, pensar así, sería un error.

Y es que, al poco de salir, uno de mis compañeros notó un impacto en su casco, y pregunto: “¿anda, eso qué ha sido?” Yo, que iba detrás, le dije: “nada, que se ha levantado gravilla y te ha saltado”. Imaginaos que en lugar de a la cabeza la piedra hubiese ido a los ojos… De esta reflexión me ha salido escribir este post para recomendar a cualquier ciclista o triatleta el uso de gafas en cualquier salida en bici o competición, sea la época del año que sea.

  1. Las gafas como elemento de seguridad

Las gafas suponen una barrera física contra cualquier objeto que pueda dañar nuestro ojo, desde pequeñas piedras o bichos a ramas de árboles. Hace poco un ciclista amigo mío me comentó que un amigo suyo había tenido un desprendimiento de retina porque se chocó con una rama. Afortunadamente se quedó en un susto, pero este incidente nos enseña la importancia de llevar gafas, y unas que se ajusten bien, para reducir al mínimo el espacio entre el ojo y el cristal y así disminuir el riesgo de que entre cualquier cosa.

  1. Protección contra el viento

Además de proteger nuestros ojos contra objetos que puedan dañarlos, las gafas también suponen una protección fundamental contra el viento. Y no pensemos que el viento es molesto solo cuando sopla fuerte o vamos muy deprisa. Lo cierto es que en la bici, aunque vayamos despacio y haga poco viento, el llevar los ojos a la intemperie provocará mucha sequedad en los mismos y, en consecuencia, además de una sensación desagradable, que nos hará que tengamos que aumentar nuestra frecuencia en el pestañeo, limitará nuestra atención en la carretera.

  1. Protección contra el sol

Al igual que necesitamos crema solar para proteger la piel contra las radiaciones, nuestros ojos también son susceptibles de sufrir quemaduras por una exposición prolongada. Además, si en días soleados no llevamos gafas nos veremos obligados a llevar los ojos guiñados, con la consecuente pérdida de campo visual que esto conlleva. Además, en carreteras donde se alternen sol y sombra, el llevar gafas hará que nuestros ojos se acostumbren más rápido al cambio, mejorando nuestra visión. Aun así, en este tipo de terrenos debemos extremar la precaución, ya que es donde peor se ve.

  1. En los triatlones, trabajo hecho

Además de todas las ventajas que tiene el uso de gafas cuando se monta en bici, también son tremendamente recomendables cuando corremos en días de mucho sol. A mí, que soy especialmente sensible al sol, me ha ocurrido que en terrenos mal asfaltados o directamente por caminos me he comido algún bache por el hecho de ir con los ojos medio cerrados. Por tanto, cuando hacemos un triatlón, el ponernos las gafas antes del segmento de bici nos supondrá tener parte del trabajo de la T2 hecho.

Por estas razones creo que el uso de las gafas es imprescindible cuando se practica ciclismo o triatlón. Es cierto que en ocasiones es incómodo, especialmente en invierno cuando se empañan o en verano cuando hace mucho calor. Buscar unas gafas adecuadas, que se ajusten bien sin agobiarnos y que no se empañen es una tarea que puede resultar frustrante, lo sé por experiencia, pero creo realmente que el esfuerzo merece la pena. Las gafas, al igual que el casco, son un elemento básico de seguridad. Solo tenemos dos ojos, así que mejor cuidarlos.

José Ortiz Gordo

Experto en Intervención Psicológica y Coaching Deportivo.

Entrenador Nacional de Triatlón.







Compartir
Me siento músico desde hace muchos años, desde hace más de los que tengo. También me gusta escribir mis letras. A veces, llevado por la pasión, me excedo y termino escribiendo un artículo…o un libro. Autor de la novela La lágrima del Ave Fénix, de Enzippopedia Volumen I y II en español e inglés, sobre los encendedores Zippo y Mazzipedia Volumen I y II publicada en español, italiano e inglés. www.mazzipedia.com