Cuatro candidatos, cuatro…

0

El próximo 2 de diciembre, los andaluces y andaluzas mayores de edad estamos llamados a las urnas para elegir nuestros representantes público, los que manejando una gran cantidad de recursos (los euritos de nuestros impuestos) decidirán cómo articular aspectos primordiales de nuestra vida como la sanidad, la educación o los transportes, bien sean carreteras o bien hablemos del metro que parece un culebrón más que una infraestructura pública

Otros temas capitales que no vemos reflejados en los discursos son el medio ambiente, la gestión de nuestras costas y la promoción del turismo, es decir, el motor económico de Andalucía, hasta que alguien piense en algo mejor



Cuatro candidatos, cuatro, el mejor preparado no acumula réditos suficientes para trabajar en un supermercado, pero alguno llegará a ser Presidente o Presidenta de la Junta de Andalucía por cuatro años en los que, desde sus bancadas, discutirán un par de veces al mes (todo no va a ser trabajar) qué hacen con los impuestos que pagamos los contribuyentes (antes conocidos como ciudadanos andaluces) sin dar solución a los problemas que son de su competencia y que realmente nos afectan: Sanidad, Empleo o Educación. Hablarán de la cultura andaluza, de las políticas que se hacen desde Madrid, de la Agencia Andaluza del Flamenco y de las subvenciones millonarias que reciben toda suerte de asociaciones sociales, culturales y deportivas… bueno deportivas no, que ahí no se puede enchufar a nadir… Pero realmente ¿qué perfil tienen los candidatos de los distintos partidos…?

Susana Díaz:

No se puede decir que la líder del PSOE andaluz y actual presidenta de la Junta no sepa lo que es trabajar. Siendo estudiante se batió el cobre haciendo de todo, incluido la venta de productos de cosmética por las casas.

Pero luego no ha hecho otra cosa que trabajar en el Partido. Secretaria de Organización de las Juventudes Socialistas de Andalucía, a los 25 años, ha desarrollado toda su carrera en las filas socialistas (diputada, senadora, consejera de Presidencia de la Junta) y desde 2013, presidenta.

Juanma Moreno:

Con sólo 25 años fue concejal del Ayuntamiento de Málaga con Celia Villalobos, de donde saltó al parlamento andaluz y de ahí al Congreso de los Diputados, trabajando para el partido y viviendo de un sueldo público hasta que le endosaron el marrón de ser candidato a la Junta de Andalucía.

Juan Marín:

Hasta los 44 años trabajó para sus padres un negocio familiar, aunque escaló hasta presidente de la asociación de comerciantes en Sanlúcar de Barrameda, pese a no tener terminada su carrera de relaciones laborales. En 2005, crea un partido independiente para pactar con cualquier partido y así seguir como concejal, hasta subirse al carro de Cs para seguir viviendo de la política, sin trabajar y sin estar cualificado.

Teresa Rodríguez:

Ya con 18 añitos figuraba en las listas de IU al parlamento andaluz, fue una eterna becaria en la UCA, hasta que aprobó las oposiciones de magisterio donde por fin un candidato ha trabajado algo, aunque sólo sea durante cinco años, en los que no ha parado de militar en grupos izquierdistas radicales concurriendo en varias elecciones hasta que encuentra el chollo podemita para seguir viviendo del cuento

La verdad no sé si elegir entre susto o muerte, pero visto lo visto, este carro no andará mientras estemos en manos de vividores de la política “nasios pa gestionar”, que no saben lo que es dar un golpe, hasta que los demás nos cansemos y demos un golpe en la mesa.