Comienza la colocación de las vigas para reconstruir el Puente de Tetuán

0

La Consejería de Fomento y Vivienda prevé  abordar este verano la colocación del tablero en los vamos más próximos a la Alameda Principal

La Unión Temporal de Empresas (UTE) Atarazanas ha comenzado hoy el inicio de la colocación de las vigas que portarán el nuevo tablero norte del Puente de Tetuán, cuyo proceso de demolición se inició en agosto de 2016 para poder abordar la ejecución del túnel del Metro de Málaga que discurre bajo el lecho del Río Guadalmedina a su paso bajo esta estructura. Con carácter previo, y durante el mes de junio, los operarios iniciaron las tareas previas para su restitución, consistente en el hormigonado de los alzados, concretamente  de los dos estribos así como de dos de las tres pilas que también lo soportan.

El Puente norte de Tetuán dispone de 4 vanos (espacio libre entre pilas y estribos), de los que dos vanos centrales salvan el cauce del río y  por los otros dos vanos laterales discurren dos pasillos viarios (Manuel García Caparros y Santo Domingo). Inicialmente, las vigas que se están colocando se corresponden a los dos vanos situados junto a la Alameda Principal, así como las correspondientes pre-losas prefabricadas, para luego proceder a la instalación del tramo de tablero sobre dichos vanos durante el presente mes y agosto. En los otros dos vanos, anexos al Edificio de Hacienda  y a la Avenida de Andalucía, los trabajos de reconstrucción se iniciarán una vez se haya demolido la pila número 1, que fue la única que no se demolió al coincidir con el cauce de río.

Estos trabajos para la reconstrucción del puente norte se abordan una vez que ya se encuentra muy avanzada la fase de ejecución del túnel bajo el lecho del río, puesto que se han ejecutado las pantallas (muros que delimitan longitudinalmente el túnel) ubicadas bajo los vanos 1, 3 y 4, así como la losa de cubierta o techo del túnel correspondiente a dichos vanos. A mediados de agosto, el programa de trabajo contempla el cambio de fase del desvío del cauce del río Guadalmedina, operación que permitirá iniciar la preparación de la plataforma de trabajo para la ejecución de las pantallas que restan, correspondientes al vano 2, así como la posterior losa de cubierta. En los vanos donde ya se han ejecutado los muros-pantalla y losa de cubierta, han comenzado también las tareas de impermeabilización  de la citada losa superior, que permitirá el posterior relleno hasta la cota donde se implantará la losa de subpresión del paso inferior. 

La demolición del tablero norte del Puente de Tetuán implicó una compleja operación, tanto por la maquinaria específica empleada, medidas de control y seguimiento, así como por las diferentes fases que precisó, desde el corte para independizar el tablero norte del tablero sur; la demolición de los alzados (pilas y estribos), así como por la extracción de la cimentación singular del puente (pilotes metálicos), que debieron preceder al inicio de la ejecución del túnel, el pasado verano de 2017.

El tramo del metro de Málaga entre  Guadalmedina y  Atarazanas consta de 295 metros de longitud lineal, y se desarrolla íntegramente de forma subterránea, incluyendo en su recorrido una única estación, denominada Atarazanas, ubicada en la intersección entre la calle Torregorda y la Alameda Principal. La localización de dicha estación está concebida para garantizar el acceso al centro histórico de Málaga, uno de los principales focos de atracción de demanda en la movilidad de la capital.

Su ejecución se ha dividido en dos subtramos, dada la singularidad de cada uno, en concreto, la zona del Puente de Tetuán y, por otro lado, el lateral norte de la Alameda Principal, donde ya se ha concluido la ejecución de todos los muros pantallas, iniciado la excavación de tierras en el primer nivel del túnel, y comenzado también las primeras labores de reurbanización, consistente en el relleno entre la losa de cubierta y el nivel de calle, previo a las labores de pavimentación.

El Metro de Málaga, infraestructura que ejecuta la Junta de Andalucía, dispone ya del 81% de su infraestructura en servicio comercial, concretamente las líneas 1 y 2 hasta el Intercambiador de El Perchel-María Zambrano, mientras que el 19% restante se corresponde a los tramos Renfe-Guadalmedina, cuya obra de terminación se iniciará este verano; el tramo Guadalmedina-Atarazanas, en fase de construcción, así como la prolongación de la Línea 2 desde Guadalmedina hasta el Hospital Civil, que dispone ya del proyecto constructivo redactado y aprobado.