Colocada la primera piedra para la rehabilitación del Convento de San Andrés

0
Colocación de la primera piedra en Agosto de 2016

Comprende la rehabilitación del Refectorium, lugar donde estuvo encarcelado el General Torrijos y que será Centro de Estudios, y otro edificio del Convento que se destinará a la Fundación Carnaval de Málaga

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y el subdelegado del Gobierno en funciones, Miguel Briones, junto con el concejal de Ordenación del Territorio y Vivienda, Francisco Pomares, y las  ediles de Cultura y Centro y de Fiestas, Gemma del Corral y Teresa Porras, respectivamente, han colocado esta mañana la primera piedra de las obras de la primera fase de la rehabilitación del Convento de San Andrés cuyo fin es recuperar este histórico emplazamiento dotándolo del esplendor que tuvo antaño.

Asimismo, han estado presentes el presidente de la Asociación Cultural Torrijos 1831, Jesús Rivera, el presidente de la Asociación Ciudadana Carnaval de Málaga, Rafael Acejo, y representantes de la Asociación de Vecinos El Perchel, la Plataforma Carmen-Perchel, las Asociaciones de Comerciantes del Perchel y del Mercado del Carmen, así los Hermanos Mayores de las Cofradías de la Misericordia y del Carmen.



Esta actuación ha sido adjudicada a la empresa malagueña Hermanos Campano por un importe de 853.389 euros (incluido IVA) con un plazo de ejecución de 11 meses.

La primera fase de rehabilitación será cofinanciada entre el Ayuntamiento y el Ministerio de Fomento (a través del 1,5% Cultural), siendo la aportación del Estado de 658.726,06 euros.

Para ello se reconstruirán sus muros y cubiertas con técnicas antiguas con la idea de que se parezca lo más posible al que pudo ser su estado primigenio. La actuación tendrá como referencia la Iglesia del Carmen, que formaba una unidad con el Convento.

El Consistorio malagueño realiza un importante esfuerzo activando la recuperación de este destacado conjunto dentro del patrimonio de Málaga, que data del siglo XVI y representa uno de los recintos Carmelitas más importantes del país, de cara a crear, a través de diferentes fases, un equipamiento de uso ciudadano y cultural, y que albergue también finalidades sociales. Con espacios diáfanos, zonas verdes y al aire libre, posibilitando la dinamización del barrio.

 PRIMERA FASE

La primera fase contempla la rehabilitación del Refectorium del antiguo Convento de San Andrés, espacio donde estuvo encarcelado el General Torrijos, y además se incluye la recuperación de otras dependencias del Convento.

El Refectorium, una vez rehabilitado, se destinará a espacio de exposición y administración del Centro de Interpretación Histórico dedicado a la memoria de Torrijos. Con una superficie de 238,20 m2, consta de la sala abovedada, vestíbulo y aseo.

Por otra parte, las otras dependencias del Convento a rehabilitar en esta primera fase, se destinarán a la Fundación Carnaval de Málaga; constando de 3 plantas y una superficie útil de 286,95 m2.

También se abordará la integración de esta primera fase en el entorno de la trama urbana, con la ejecución de una pequeña plaza entre estos dos edificios que se recuperan. El proyecto de la 1ª fase ha sido elaborado por el arquitecto José Ramón Cruz del Campo.

Por otro lado, el Consistorio también está promoviendo la 2ª Fase del Proyecto, cuya redacción ha sido adjudicada al arquitecto Demófilo Peláez. Consistirá en la rehabilitación del resto del conjunto histórico del edificio, así como en la recuperación del patio del inmueble, que tendría su acceso principal a través de la Plaza de la Misericordia. Una vez finalizada la redacción de esta 2ª fase, tras la cual se recabarán los pertinentes permisos de las distintas administraciones, se licitarán estas obras.

 1,5% CULTURAL

Del presupuesto total de licitación de esta Primera Fase el 60% ha sido subvencionado por el Ministerio de Fomento con cargo al 1,5% Cultural, tras presentarse esta propuesta por parte del Ayuntamiento y quedar entre los seleccionados. Concretamente, Fomento destina a esta actuación un importe de 658.726,06 euros, siendo el resto financiado con fondos municipales.

El Convento de San Andrés forma parte del conjunto de proyectos de recuperación del patrimonio histórico español en Andalucía que va recibir esta subvención. Así, en la comunidad andaluza, el Ministerio de Fomento aporta un total de 7.481.600,46 euros a estos fondos que se generan para el 1,5% Cultural por la contratación de la obra pública.

CONVENTO DE SAN ANDRÉS

Como se recoge en el proyecto, el Convento de San Andrés es un edificio de titularidad municipal de especial relevancia y antigüedad. El conjunto de la edificación compuesto por la Iglesia del Carmen y el Convento de San Andrés se sitúa en un extremo del lado Sur del barrio del Perchel, que quedó dividido en dos (Perchel Norte y Perchel Sur) tras la transformación urbana que supuso la apertura de la Prolongación de la Alameda (hoy Avenida de Andalucía). Se trata de uno de los primeros ensanches extramuros de la ciudad, necesitada de expansión a causa de su incremento demográfico en el siglo XVI, época de su fundación en 1584.

Fueron los Carmelitas Descalzos de Málaga quienes en el siglo XVI levantaron este Convento en el Barrio del Perchel, un barrio de pescadores que acogió a Fray Gabriel de la Concepción, el cual,  años más tarde, concretamente en 1584, fundó el convento con el permiso del corregidor Diego Ordóñez de Lara y del Obispo Francisco Pacheco de Córdoba.

A lo largo de su historia, el edificio se ha adaptado a las necesidades y circunstancias que vivía el barrio. En sus inicios se desarrolló como convento de clausura y posteriormente evolucionó a hospital, enfermería e incluso cuartel, cuando lo tomaron las tropas militares. Con la desamortización de Mendizábal, se vendieron las diferentes estancias del convento. Precisamente los diferentes usos que han tenido cada una de las estancias que componían el convento han condicionado su estado de conservación. De hecho en la actualidad, apenas se conservan piezas, decoraciones o elementos arquitectónicos íntegros que sirvan de referencia para estudiar la vida conventual de la época.

Sus muros albergan importantes historias, como el fusilamiento del General Torrijos y sus 49 compañeros, que fueron retenidos en el refectorium del convento y fusilados a la mañana siguiente en las playas de la Misericordia, por orden del Rey Fernando VII.

El conjunto, la Iglesia del Carmen y Antiguo Convento de San Andrés se hallan inscritos con carácter específico en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la categoría de Monumento (BIC), mediante Orden de 4 de septiembre de 2001 (BOJA nº 109, de 20 de septiembre de 2001) y, por lo tanto, sujeto a las determinaciones de la Ley 14/2007 de Patrimonio Histórico de Andalucía. En la citada inscripción, se establecen las instrucciones particulares para el área de actuación en el inmueble.

Se encuentra a su vez incluido en el ámbito del Yacimiento nº 75 del Catálogo de Zonas de Protección Arqueológica, afectado de un Nivel de Protección Tipo 1 (Protección Singular).

TRABAJOS DE ARQUEOLOGÍA

Durante 2015 se han desarrollado por parte de la empresa Taller de Investigaciones Arqueológicas los trabajos de estudios previos arqueológicos y paramentales en apoyo al proyecto de Restauración del antiguo Convento de San Andrés. Estos han consistido en un estudio completo, materializado en la ejecución de 19 sondeos arqueológicos y 80 catas paramentales, que ha permitido definir la evolución histórica del edificio.

El estudio ha generado interesantes aportaciones arquitectónicas y arqueológicas que han servido de base para acometer el proyecto global de rehabilitación arquitectónica del edificio, respetando su identidad y confirmando la importancia del edificio.

Su devenir histórico comienza tras la cesión en 1584 de la ermita de San Andrés y la Iglesia a los carmelitas descalzos. En 1592 se construye el núcleo del convento, con el claustro y dependencias anejas.

Durante el siglo XVII y XVIII, el impulso del convento continúa, ampliándose en número las edificaciones, haciéndose más compleja la estructuración entre ellas. En estos años se edifica el actual Refectorio y  el Cenador, dotándose al convento y al barrio de agua corriente.

La desamortización del edificio marca una nueva etapa, que supone el traspaso a manos privadas, con la edificación de viviendas sobre las antiguas huertas,  demolición de la torre de Fonseca y modificaciones al interior del edificio para dotarlo de las infraestructuras necesarias para las nuevas actividades industriales y de almacenaje.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí