Inicio Mi MálagaCF Batacazo ante el líder (1-2)

Batacazo ante el líder (1-2)

0
Compartir

Un periodista le ha hecho a Juan Ramón López Muñiz, en rueda de prensa, la siguiente pregunta: ¿Por qué ha esperado usted al minuto 80 para hacer los cambios? Respuesta de Muñiz: porque veía al equipo bien. En esta respuesta se percibe que este técnico no da para más.  Debe ser el único de los 22.178 espectadores que han acudido a La Rosaleda que veía al equipo bien, porque el resto lo veíamos falto de gasolina y entregado. Y mientras el entrenador del Málaga estaba encantado de haberse conocido, su colega del equipo navarro, en el minuto 67, ya había realizado dos cambios. Así se remontan partidos, y así un entrenador gana la partida a otro.

En otro momento de la rueda de prensa, Muñiz ha resaltado que el tempranero gol de Osasuna nada más comenzar el segundo tiempo le había trastocado todos los planes. ¿Se pueden saber cuáles eran sus planes? ¿Revolucionar al equipo para hacer un segundo gol o aguantar el empate como mal menor? porque la respuesta ya la conocemos de otros partidos. Y si los planes habían sido trastocados, por qué esperar al minuto 80 para buscar soluciones. Porque no lo olvidemos, con el marcador empatado, Osasuna lleva a cabo dos cambios, y en ningún momento se ha conformado con el empate, ha buscado ganar el partido y lo ha ganado. Osasuna no ha querido el empate, ha ido a por el partido y ha encerrado al Málaga en su área con momentos de buen juego. Algo que rara vez lleva a cabo el equipo de la Costa del Sol cuando va empatando ante un equipo difícil. Esta es la diferencia. 

El partido que han ganado los navarros en La Rosaleda es de los que te colocan en Primera División. Poner tierra de por medio en puntos con un rival directo. Si el ascenso se ha de dirimir en los enfrentamientos directos que protagonicen los equipos de arriba, el Málaga va con un considerable retraso. Tanto Osasuna como Granada le sacan ventaja a nuestro equipo. La diferencias entre ambos conjuntos y el Málaga son los goles a favor, siete u ocho goles más que el Málaga, lo que se traduce en tres partidos ganados más a favor de Osasuna y dos para el Granada. Y aunque restan muchas jornadas, la situación es preocupante, ya que lo ideal sería ascender de forma directa. Un equipo como el Málaga que tiene tantos problemas de cara al gol, podría sufrir mucho en una promoción de ascenso.  Pero resaltemos algunos aspectos del partido:

Un buen primer tiempo. El primer tiempo del Málaga ha sido bastante bueno, homologable a los primeros partidos de liga. Es difícil reprochar algo al equipo a nivel defensivo. Está bien trabajado y los automatismos en defensa son casi perfectos. Las líneas se juntan cuando se tienen que juntar y se estiran de forma equilibrada. La diferencia en ataque con respecto a otros encuentros ha estado en la figura de Ontiveros, que es el único futbolista que hay en la plantilla capaz de hacer cosas distintas y desequilibrar en ataque. No llegamos a comprender su ausencia durante algunas semanas. Su entrenador ha argumentado en rueda de prensa que por su falta de regularidad y le reprocha falta de intensidad en los entrenamientos. Pues para no entrenar como debe, al menos tiene 60 minutos muy aceptables, y el Málaga no se puede permitir prescindir de ellos.

El triple pivote convertido en triple multiusos. Muñiz sigue prendado del triple trivote defensivo-ofensivo. Keidi incrustado casi como un central más, algo más adelantado que la defensa; y N’Diaye y Adrián alternándose en el centro del campo y en la media punta. Sigo sin ver la efectividad de este recurso futbolístico propuesto por el técnico, aunque no podemos negar que ante Osasuna se ha visto un buen primer tiempo de los tres, sobretodo de N’Diaye, y la nueva aparición de Adrián por el área para hacer su gol. Pero falta fluidez para mover el balón y excesivo centrocampismo. Se ralentizan en exceso las jugadas de contragolpe porque hay demasiados futbolistas por detrás del balón, casi todos de corte defensivo. Demasiadas precauciones para jugar en casa. Eso de tener que jugar en La Rosaleda con un solo punta es una consecuencia de la mala planificación. 

Adrián, pichichi; y Blanco, en horas bajas. Todavía quizás haya aficionados que le nieguen el pan y la sal. Intuímos la razón. Adrián, sin ser un crack, siempre ha cumplido por todos los equipos que ha pasado. Un futbolitas que sin ser delantero, pisa el área con peligro y tiene olfato de gol. Menos mal que está Adrián, porque de lo contrario, ¿qué delanteros podrían materializar las pocas ocasiones que se presentan? El Málaga es un equipo que ha errado en la planficación por la falta de gol que demuestra cada semana. Y cuando los goles los han de materializar los centrocampistas o los defensas, es normal que se fallen demasiadas ocasiones. En el primer tiempo se ha perdonado a Osasuna, y el equipo lo ha terminado pagando. Pero a tenor de lo expuesto por Muñiz en rueda de prensa, le da igual quien meta los goles. El problema está cuando no los mete nadie. Blanco Leschuk está en horas bajas y es una lástima que no encuentre rotación en ningún futbolista. A Blanco le vendría bien una paradita tras haber disputado todos los partidos desde que empezó la liga. No está fino ni en defensa ni en ataque.

Mula, esperando su momento. Solo hay que darle unos minutos a Mula para calibrar la calidad que atesora. No se comprende tanta suplencia cuando está apto para jugar desde hace varias jornadas. Puede ser el mejor “fichaje” para lo que resta de temporada. El Málaga ha de aprovechar al máximo la escasa profundidad de banquillo que parece tener. El canterano ha de sentirse importante y demostrar lo que demostró en Tenerife la temporada pasada.

El partido de esta noche ha supuesto un grave contratiempo de cara a las opciones de ascenso directo, pero mantengamos la esperanza. Ante Osasuna hemos perdido los dos envites, ojalá podamos ganar en Granada. Cuando hay mucha igualdad, en los enfrentamientos directos se dilucidan las dos primeras plazas, y el Málaga, que tanto nos ilusionó en las seis primeras jornadas de liga parece estar perdiendo fuelle. Una lástima para la ciudad más importante de la categoría.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.