Al Thani, un empresario atípico

2

Se sabe que la vida media de las empresas en España es de 5 años. Nacen por iniciativa de emprendedores que ponen en juego su esfuerzo y su dinero – a veces prestado por entidades financieras o por sus familias- con la sana intención de sacer provecho económico e incluso generar riqueza. Sin embargo, buena parte de ellos, al poco tiempo, se ven obligados a cerrar, ya sea porque no han tenido suerte -como comúnmente se suele decir- o porque aquello que ofrecían al mercado no ha gozado de la aceptación del mismo. En cambio, otras muchas empresas sí logran sobrevivir la barrera de los 5 años y triunfar en un mundo cada vez más competitivo. Tenemos los ejemplos de Fernando Roig, propietario de Mercadona, que cada año obtiene importantes beneficios de los canteranos que Al Thani le vende, y Amancio Ortega, dueño del emporio Inditex.

Pues bien, el jeque Al Thani, propietario del Málaga CF, una empresa constituida como Sociedad Anónima a principios de los noventa, ha conseguido rebasar la barrera de los cinco años de existencia, en concreto nueve, y lo ha hecho perdiendo mucho dinero, según él, 200 millones de euros, lo cual implica que se ha convertido en el empresario más atípico del mundo, el único que es capaz de perder dinero y no declarar en quiebra a su empresa, a pesar de tan enormes pérdidas. Cualquier empresario, incluso el más modesto, cuando empieza tener pérdidas busca una solución, que normalmente pasa por cerrar la empresa o intentar venderla; aunque para ello tenga que recurrir a los tristes expedientes de regulación de empleo.

Las declaraciones que el jeque del Málaga ha realizado no se las cree ni el que “asó la manteca”. En primer lugar porque nadie está al frente de una empresa para perder dinero. Y menos, tan ingente cantidad. Es de sentido común. Por mucho que la Liga crea tener el control de las cuentas de los clubes españoles, la transparencia en la gestión de los mismos siempre ha sido una asignatura pendiente. A los clubes siempre se han arrimado muchos especuladores sin escrúpulos -no solo presidentes-, con la intención de obtener importantes beneficios de una forma poco transparente, jugando con el sentimiento de miles de personas. Ejemplos de estas gestiones son los típicos fichajes de futbolistas de dudosa calidad, costosos para los clubes, y que se llevan a cabo porque algunos llevan beneficio económico en los mismos. La cara oculta del fútbol que actúa de forma impune.

La mayoría de los malaguistas no somos economistas ni tenemos por qué serlo, pero una cosa es que el jeque arriesgara su capital –o de otro- cuando compró el Málaga y otra muy distinta que, cuando hace declaraciones a la prensa, no hable de ingresos, y sólo de hipotéticos gastos. Es por eso que, basándonos en fuentes periodísticas y de la liga de fútbol profesiona, se pueden obtener datos, al margen de los que maneje el club. Por mucho que mantener un club sea algo costoso, y de hecho lo es, a simple vista, no parece que la experiencia del jeque en Málaga haya sido muy ruinosa del todo. Hagamos memoria:

En el año 2010 el jeque Al Thani compró la mayoría de las acciones del Málaga. Se supo que pagó una parte a Fernando Sanz y otra para asumir la deuda del que el club tenía contraída en aquel momento. Puede que el montante de la operación rondara los 36 millones de euros. Tras una primera temporada fallida, propia de novatos, donde parece ser que al jeque le colaron varios goles por toda la escuadra; con la contratación de Manuel Pellegrini como “refuerzo invernal”, junto a otros futbolistas de gran nivel, se quiso hacer propósito de enmienda. Por cierto, cabe felicitar al primer periodista que ha conseguido una entrevista seria del jeque, Juan Castro del Diario Marca, aunque no le podamos otorgar el premio Pulitzer de momento, al no haberle preguntado por la procedencia del capital, si era suyo, de Gadafi o de quién. Al menos le habría obligado a decir la verdad ante Alá. O mentir. 

Al Thani, desde el principio, no era buen pagador. Debía agua hasta en Loja, que ya es decir, al ser uno de los mayores manantiales de Andalucía. No era de fiar, y rápidamente lo supo la Liga, las instituciones deportivas europeas, y hasta los proveedores de alimentos del palco. De ahí que las sanciones no se hicieron esperar. Por circunstancias no aclaradas todavía, Primavera Árabe de por medio, el jeque decidió dejar de invertir en el Málaga. Su primer traspaso sonado fue el de Santi Cazorla. Recordemos algunas operaciones y cifras de aquella época:

  • Santi Cazorla. Fue adquirido por 21 millones de euros, y traspasado por 15 al Arsenal, de los que 3 fueron para el Villarreal. En esta operación hubo pérdidas económicas.
  • Salomón Rondón. Costó al Málaga 3,5 millones de euros, y fue traspasado al Rubin Kazan por 10 millones de euros. Beneficios en esta operación de 6,5 millones de euros.
  • Isco. Fue fichado por el Málaga en 6 millones de euros, y vendido al Real Madrid en 27 millones. Operación rentable para el Málaga con un beneficio de 19 millones de euros.
  • Nacho Monreal. Le costó al Málaga 6 millones de euros, que en su momento abonó a Osasuna. Tras haber prestado un excelente rendimiento fue traspasado al Arsenal por 12, 7 millones de euros. Beneficio de 6,7 millones de euros.
  • Jeremy Toulalan fue adquirido por 11 millones de euros, y traspasado al Mónaco por una cantidad que rondaba 5 millones más variables. Pérdidas en esta operación.
  • Joaquín le costó al Málaga 4,2 millones de euros, que abonó al Valencia y fue traspasado a la Fiorentina por 1,8 millones de euros, cuando su valor de mercado era de 3 millones. Perjuicio económico de 2,4 millones de euros, aunque no deportivo. 
  • Van Nistelrooy llegó libre al Málaga, con un valor de mercado de 6 millones de euros.
  • Eliseu Pereira llegó libre al Málaga en el año 2007, procedente del Os Belenenses. En 2009 fue traspasado al Lazio por la cantidad de 900.000 euros. El Málaga lo recompró en 2010 por 2 millones de euros, y lo revendió posteriormente al Benfica por 1,2 millones de euros en 2014. Equilibrio en estas operaciones y buen rendimiento deportivo.
  • Julio Baptista costó al Málaga 2,5 millones de euros, y se fue libre al Cruceiro. Perjuicio económico en esta operación. Excelente rendimiento deportivo.
  • Saviola llegó libre al Málaga, con una ficha de 1,5 millones de euros.
  • Martín Demichelis le costó al Málaga 3 millones de euros y marchó libre al Atlético de Madrid. Pérdida en esta operación.
  • Willy Caballero. Costó al Málaga 900.000 euros. Procedía del Elche y fue traspasado al Manchester City en 8 millones de euros. Beneficio económico de 7,1 millones de euros.
  • Jesús Gámez. Fue traspasado al Atlético de Madrid por 2,5 millones de euros. Beneficio económico. Procedente de la cantera malaguista.
  • Apoño. Llegó libre al Málaga y fue vendido al Zaragoza por 1 millón de euros, aunque otras fuentes hablan de 500.000. Operación beneficiosa en este caso. 
  • Juanmi. Procedía de la cantera del Málaga y fue vendido al Southampton por 7 millones de euros. Operación con beneficios de 7 millones de euros.
  • Vitorino Antunes costó al Málaga 1,2 millones de euros, y fue traspasado al Dinamo de Kiev por 6 millones de euros. Operación con beneficio económico de 4,8 millones de euros.
  • Samu García y Samu Castillejo. El Málaga traspasa a los dos canteranos al Villarreal por 17 millones de euros. Beneficio económico de 17 millones, ya que procedían de la cantera malaguista.
  • Sergi Darder. Llegó libre a la cantera malaguista y fue traspasado al Olympique de Lyon por 7 millones de euros, aunque con polémica, porque el Málaga vendió el 50% de sus derechos a intermediarios.  
  • Ignacio Camacho. Le costó al Málaga 1,5 millones de euros, procedente del club colchonero. Fue traspasado al Wolfsburgo por 15 millones de euros. Operación con un beneficio económico de 13,5 millones de euros, tras un extraordinario rendimiento deportivo.
  • Pablo Fornals. Fue vendido al Villarreal en 2017 por 12 millones de euros, procedente de la cantera malaguista. Tras su traspasado al West Ham por 27 millones de euros, el Malaga ha percibido 700.000 euros del Villarreal.

¿Se puede saber dónde están los 200 millones de pérdidas en estas operaciones?

                                     INGRESOS POR TELEVISIÓN POR TEMPORADAS

Según diversas fuentes consultadas, al alcance de cualquiera, el Málaga ha percibido las siguientes cantidades por derechos televisivos:

  • Temporada 2010-2011: 12 millones de euros
  • Temporada 2011-2012: 14,8 millones de euros
  • Temporada 2012-2013: Sin datos.
  • Temporada 2013-2014: 25 millones de euros
  • Temporada 2014-2015: 22 millones de euros
  • Temporada 2015-2016: 35 millones de euros
  • Temporada 2016-2017: 52 millones de euros
  • Temporada 2017-2018: 53,5 millones de euros.

INGRESOS POR CHAMPIONS

La temporada que el Málaga CF consiguió alcanzar cuartos de final de la Liga de Campeones percibió de la UEFA 32 millones de euros.

Como podrán observar, en este artículo se habla de fichajes y traspasos, unos muy provechosos para el club -la mayoría- y otros que no lo han sido tanto. También de los ingresos por derechos televisivos y la clasificación y disputa de la Liga de Campeones. Se obvian los ingresos por abonados y por merchandising. Tampoco se habla de los gastos que suponen las elevadas fichas anuales de los futbolistas, gasto de personal y otros gastos corrientes que conlleva el mantenimiento un club, éstos últimos, entendemos que de menor cuantía, afrontados por todos los clubes, y que suponen un gasto asumible teniendo en cuenta las cifras de ingresos que se obtienen por los conceptos anteriormente citados. Ha quedado meridianamente claro que por muy alta que sean las fichas de los futbolistas -amen de otros gastos corrientes de menor cuantía-, el Málaga ha obtenido saldos muy positivos por traspasos en los últimos años, sobre todo los procedentes de la cantera.

No hace falta ser muy listo ni ser economista para apreciar que el jeque del Málaga no ha perdido 200 millones de euros en nuestro club. Si bien es cierto que las leyes intervencionistas de la Liga (famoso fair play financiero) son totalmente injustas, y dificultan la pretensión de crecer deportivamente a los clubes que así lo deseen, no debería ser la excusa perfecta para un señor que en los últimos seis años ha llevado al  al colapso económico y deportivo al Málaga CF, esquilmando su cantera y las posibilidades de crecimiento. Si no está dispuesto a invertir, debería apartarse para que otros lo hagan. Nadie, ni siquiera la Liga, impediría a una nueva empresa relanzar el club con nuevas inversiones. Lo que verdaderamente pone en peligro su existencia es administrar la miseria, que es lo que lleva haciendo el jeque desde hace 6 años: no mantener una plantilla competitiva en el campo y vender a sus mejores futbolistas. Justo lo contrario de lo que recomendó Manuel Pellegrini en agosto de 2012.







2 COMENTARIOS

  1. He descontado lo que se gastó y lo que recogió y al día de hoy ,tiene 234 millones a su favor, señores que poca vergüenza hay, señor altani por favor le invito que se vaya usted por la puerta de atrás y muy cayadito, porque cuando malaga entera se entere de esto ,ya no va a ser lo mismo y le estoy hablando con mucho respeto que para mi usted no se merece, buenas tardes y ánimo mi malaga , tengo ya 60 años y he vivido muchas cosas con nuestro malaga ,pero por favor ya no puedo aguantar más toma dura de pelo, gracias la próxima vez que hable hablaré de otra forma más grosera, pues hoy me contuve por todos los aficionados, pero hasta aquí, buenas tardes y siempre malaga, malaga y malaga

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.